Nacional

Reacciones a palabras de Figueres

"Disputas no eran necesarias"

Actualizado el 09 de mayo de 1995 a las 06:02 pm

Sectores sociales lamentan tiempo perdido

Nacional

"Disputas no eran necesarias"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sindicatos, partidos minoritarios, empresarios y la oposición política coincidieron en que no existe justificación para las confrontaciones que mantuvo el gobierno durante un año con el Partido Unidad Social Cristiana y otros grupos sociales costarricenses, aunque al final se haya llegado a un acuerdo.

Los criterios fueron emitidos como reacción a las declaraciones del presidente José María Figueres externadas en una entrevista publicada ayer por La Nación. El mandatario manifestó que el pasar un año de constantes "majadas de callos" fortaleció el acuerdo de concertación nacional con la oposición.

Para el mandatario era imposible lograr antes una concertación con los opositores pues persistían los resentimientos de la campaña electorar y el nuevo gobierno electo estaba eufórico por un triunfo díficil.

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Alvarado, consideró que las discusiones fueron beneficiosas para hacer avanzar proyectos de ley y acordar una agenda de consenso. "El resultado final ha sido el equilibrio entre las fuerzas políticas, entre empresas y trabajadores", sostuvo.

Pero pocos coinciden con esa visión. "Lo perdido esta perdido. Las empresas que tuvieron pérdidas no las recuperarán y el clima de incertidumbre creado tampoco sera repuesto" sostuvo el presidente de la Unión de Cámaras, Marco Vinicio Ruiz, al lamentar los daños causados a la economía nacional por el ambiente de inestabilidad que imperó este año.

"Desde un inicio advertimos que tres meses de acomodo era peligroso, pero un año fue demasiado" afirmó Ruiz, quien sin embargo reconoce el efecto positivo del acuerdo entre el gobierno y el PUSC.

Sin embargo, el sindicalista Albino Vargas, Secreatrio General de la Asociación Nacional de Empleado Públicos se mostró mucho más escéptico. Para él, este acuerdo no es más que un "pacto de cúpulas". "Ellos entraron con una tremenda arrogancia y prepotencia que los llevó a enfrentarse de golpe con la realidad", afirmó Vargas.

El jefe de la fracción socialcristiana, Bernal Aragón, insistió en que el gobierno perdió tiempo muy valioso en su primer año, a pesar de que ahora esté enfilado en el camino de la concertación. Aún así, cree posible recuperar el tiempo gastado.

Pero en la entrevista Figueres también mencionó la necesidad de convocar a un diálogo nacional para discutir las eventuales privatizaciones de entidades estatales, y ese fue el punto más relevante para el diputado de Fuerza Democrática, Gerardo Trejos, para quien el debate de la venta de instituciones públicas es una discusión que apenas comienza.

  • Comparta este artículo
Nacional

"Disputas no eran necesarias"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota