Nacional

Discurso de Chinchilla fue omiso en lo bueno y en lo malo, según analistas

Actualizado el 02 de mayo de 2014 a las 06:36 pm

Expresidente Abel Pacheco dice que mandataria "pudo salir del paso"

Nacional

Discurso de Chinchilla fue omiso en lo bueno y en lo malo, según analistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El informe de labores presentado la noche del jueves por la presidenta, Laura Chinchilla, fue omiso tanto para reconocer fallos como para sustentar sus logros.

Así lo consideran analistas políticos consultados sobre el último discurso de la mandataria frente al Congreso de la República.

Claudio Alpízar, aseguró que el documento tiene una parte justificante, otra donde habla de sus obras y otra donde busca culpables de por  qué no logró concretar muchas obras.

Según el politólogo, el informe es inconsistente en cuanto a los resultados, al decir que deja al país en una situación de mucha bonanza.

"La gran pregunta sería por qué si hemos hecho tanto y estamos tan bien, la pobreza sigue igual", afirmó.

Por su parte,  el también analista político Gustavo Araya, afirmó que el discurso omitió indicadores de cumplimiento en algunos temas. Él coincidió en que la mandataria buscó justificar al hablar de las "nubes" que complicaron su gestión.

"Resulta que todos son factores coyunturales y externos que entraron y se fueron, un temblor una tormenta, que no afectaron la estructura del país en lo sustantivo", explicó.

A su juicio, la gobernante no dio explicaciones de hechos como el uso del jet privado para su viaje a Perú, en mayo de 2013, o  los problemas que existieron entre el ministro de Seguridad y la directora de Migración y Extranjería. Esta última fue enviada a vacaciones obligaciones por dos meses en diciembre de 2012.

En la segunda parte del discurso, Chinchilla se dedicó a hablar de una serie de logros, pero omitió los descuidos en la red vial o las consecuencias de salida de la empresa Intel. 

 Laura Chinchilla ingresó anoche al plenario con los diputados Emilia Molina y Juan Luis Jiménez. Atrás, el esposo de la mandataria, José María Rico.
ampliar
Laura Chinchilla ingresó anoche al plenario con los diputados Emilia Molina y Juan Luis Jiménez. Atrás, el esposo de la mandataria, José María Rico. (Marcela Bertozzi)

Araya también criticó que la mandataria habló de responsabilidades sin precisar cifras, personas, medios, o casos concretos, al tiempo que lanzó culpas a "diestra y siniestra". No se refiirió, por ejemplo, a la ausencia de una estrategia de comunicación, pese a que hubo tres ministros del ramo.

Chinchilla además fue muy escueta al hablar de programas importantes como las becas de Fonabe y Avancemos; la Red de Cuido  y los logros en seguridad ciudadana.

Mientras tanto, para el expresidente Abel Pacheco (2002-2006), el informe presentado por Chinchilla no es diferente al que han hecho todos.

PUBLICIDAD

"Resaltar lo mejorcito y ocultar lo peorcito", afirmó.

No obstante, comentó sobre su preocupación por los casos de corrupción que se denunciaron sin que a la fecha haya responsables.

Para él, Chinchilla "no tuvo mucha suerte" en su gobierno, pero "pudo salir del paso".

  • Comparta este artículo
Nacional

Discurso de Chinchilla fue omiso en lo bueno y en lo malo, según analistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Recio

arecio@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección digital de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

Ver comentarios
Regresar a la nota