Nacional

sin aprobar Plan fiscal, banca de desarrollo y ley para abaratar tarifas de luz

Diputados salientes dejan deuda en grandes reformas

Actualizado el 26 de abril de 2014 a las 12:00 am

Fracciones le atribuyen fallos a la descoordinación con Poder Ejecutivo

Otro problema es la ausencia de reglas ágiles para tramitar los proyectos

Nacional

Diputados salientes dejan deuda en grandes reformas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 30 de abril los diputados acabarán su gestión sin haber resuelto las grandes reformas encomendadas cuatro años atrás.

El plan fiscal, el proyecto para aumentar la generación privada de electricidad, la reforma al Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa y los cambios al Sistema de Banca para el Desarrollo pesan en la deuda de los congresistas salientes.

Cada una de estas iniciativas tuvo su trámite, pero sin lograr su aprobación final.

Diputados consultados atribuyen ese fenómeno al desgaste del liderazgo de la presidenta Laura Chinchilla, la falta de un reglamento que agilice el trámite y la ausencia de un líder que, desde el Ministerio de la Presidencia, fijara el norte de la gestión legislativa.

Calvario tributario. En el fallido trámite del Proyecto de Ley de Solidaridad Tributaria convergieron todos esos factores.

En marzo del 2012, el plenario dio el primer aval al plan fiscal.

La iniciativa era la esperanza del Gobierno para reducir el desbalance en las finanzas públicas.

Con el respaldo de un sector del Partido Acción Ciudadana (PAC), el plan alcanzó su votación tras superar más de 7.000 mociones.

Un mes después, la Sala Constitucional determinó que varios errores de procedimiento invalidaban su aprobación.

Los magistrados ordenaron la devolución del proyecto hasta su etapa de debate en comisión.

El Gobierno no pudo superar ese golpe y abandonó el proyecto, que era el instrumento para intentar reducir el déficit en al menos un 1% del producto interno bruto (PIB).

Ese faltante de recursos creció y este año cerraría en un 6% del PIB, según estimaciones del Banco Central, una cifra que el ministro de Hacienda, Édgar Ayales, considera inmanejable.

“Comprobamos que el país necesitaba esa reforma fiscal para limitar las tasas de interés que han golpeado a todos los ciudadanos”, reconoció Luis Gerardo Villanueva, diputado de Liberación Nacional (PLN) que presidió el Parlamento entre el 2010 y el 2011.

No encendió. Otro plan que careció de suerte fue el expediente de la ley general de electricidad.

En circunstancias  inéditas, el 1.° de mayo del 2011 los diputados rompieron el orden constitucional al  no  elegir el nuevo  Directorio legislativo. Luis Gerardo Villanueva (centro, sentado), del PLN,  intentó que la oposición no llegara a  la presidencia, hecho que al final se concretó un día después,  cuando Juan Carlos Mendoza (PAC)  asumió las riendas de la Asamblea.    | ARCHIVO.
ampliar
En circunstancias inéditas, el 1.° de mayo del 2011 los diputados rompieron el orden constitucional al no elegir el nuevo Directorio legislativo. Luis Gerardo Villanueva (centro, sentado), del PLN, intentó que la oposición no llegara a la presidencia, hecho que al final se concretó un día después, cuando Juan Carlos Mendoza (PAC) asumió las riendas de la Asamblea. | ARCHIVO.

El mal ambiente político hizo que el Gobierno la sustituyera por la ley de contingencia eléctrica.

Esa propuesta aumentaría la cogeneración de energía mediante fuentes renovables para reducir la dependencia de los combustibles fósiles que encarecen las tarifas.

Empero, la urgencia del Poder Ejecutivo por tramitar el plan no convenció a los congresistas, quienes dejaron fenecer la comisión especial que lo discutía y el proyecto fue trasladado a la Comisión de Asuntos Agropecuarios, que no lo tenía entre sus prioridades.

En medio de ese letargo, las tarifas eléctricas se duplicaron en un lapso de cinco años, según la Asociación de Grandes Consumidores de Energía (Acograce).

“Hay que reconocer que nos vamos con esa deuda con el pueblo. La reforma energética hubiera beneficiado principalmente a las familias”, recalcó Fabio Molina, exjefe de fracción del PLN.

Los nubarrones también eclipsaron, al final de este periodo, las gestiones para aprobar la reforma para hacer operativa la Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo.

Un alud de mociones de reiteración neutralizó la negociación de los jefes de fracción y dejó en el limbo la propuesta para financiar a los pequeños emprendedores.

El plan se quedará para que lo resuelvan los futuros legisladores, lo mismo que la ley para reglamentar la fecundación in vitro o el plan que busca legalizar los derechos de las parejas del mismo sexo.

Tropiezos políticos. Para los diputados Luis Fishman y Carmen Muñoz, el mal que enfrentaron esas grandes reformas tiene una raíz común: la ausencia de conducción política de parte del Poder Ejecutivo, concretamente, del Ministerio de la Presidencia.

Muñoz, jefa de fracción del PAC, consideró que el titular de esa cartera, Carlos Ricardo Benavides, no gozó del apoyo de la presidenta Chinchilla para liderar el trámite.

En tanto, el congresista independiente Fishman apuntó a que la gestión irregular del Congreso es producto de que Casa Presidencial extravió su ruta.

Villanueva respaldó el criterio de los opositores e incluso sumó la imposibilidad de reformar integralmente el Reglamento legislativo como otra causa para no concretar los principales retos que enfrentaron en estos cuatro años.

Para el actual presidente del Directorio legislativo, Luis Fernando Mendoza (PLN), esa frustrada reforma provocó la caída en la calidad del debate, pero cree que la aprobación de otras leyes, como la de tránsito, investigaciones biomédicas, antitabaco y la Red de Cuido, podría alcanzar para que la labor de los diputados salientes pueda ser calificada como “buena” por los costarricenses.

  • Comparta este artículo
Nacional

Diputados salientes dejan deuda en grandes reformas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota