Nacional

Defensoría denuncia vacíos en protección de menores ante tráfico de personas y explotación sexual

Descuidos del Gobierno exponen a los niños migrantes a abusos

Actualizado el 16 de septiembre de 2016 a las 12:00 am

PANI registró a presunta africana como hija de un primo en fronteraDefensora pide más presencia de las autoridades en zona limítrofe y albergues

Nacional

Descuidos del Gobierno exponen a los niños migrantes a abusos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La Defensoría pidió usar marcadores genéticos para tener certeza del parentesco entre los migrantes irregulares haitianos y africanos y los niños que los acompañan. | JOSÉ CORDERO

La Defensoría de los Habitantes denunció que, a causa de una serie de desatenciones del Gobierno, los niños migrantes que cruzan el país se exponen a riesgos como el tráfico de personas y la explotación sexual.

Según un informe de la institución, el Estado no cuenta con el personal suficiente ni adecuado para comunicarse y darle seguimiento a los migrantes haitianos y extracontinentales que atraviesan Costa Rica con el objeto de continuar el viaje hacia Norteamérica.

La Defensoría señaló al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) como una de las entidades que tiene que afinar la atención de los migrantes menores de edad. En ese sentido, ya se conoce de un caso que pone en duda los protocolos de seguridad que realiza la entidad, presidida por Ana Teresa León.

Se trata del error en el registro de paternidad de una niña quien dijo venir del Congo, África.

Ante una consulta de La Nación , la defensora Montserrat Solano confirmó que el viernes 2 de setiembre su institución descubrió, gracias a una denuncia, que el Patronato registró a la menor como hija de un primo cuando estaban en la frontera sur.

La denuncia del error la interpuso quien dijo ser el verdadero padre de la chiquita.

El denunciante dijo que la cedió a su primo para que este la registrara como su hija, con el propósito de obtener un cupo en un albergue de Buenos Aires destinado a niños migrantes.

En custodia. Después de percatarse de la inconsistencia en el registro, la oficina del PANI de Corredores pidió el apoyo de la Fuerza Pública para recoger a la pequeña y ponerla bajo su custodia; ahí llegaron a reclamarla quienes dijeron ser sus papás.

La defensora opinó que la ausencia de un traductor para comunicarse con la menor, así como la falta de una entrevista exhaustiva de funcionarios del Patronato facilitaron el error.

La Oficina de Prensa del PANI comunicó que la menor sigue bajo su protección. La institución no declaró nada más al alegar que no se podían referir a la situación por estar bajo pesquisa todavía.

Un equipo de la Defensoría visitó, a mediados de agosto, los albergues fronterizos.

PUBLICIDAD

Según Juan Carlos Pereira, de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Defensoría, uno de los hallazgos fue que las entrevistas del PANI a los menores de edad migrantes tardan menos de cinco minutos y se hacen sin la presencia de un traductor.

“Lo mínimo es hacer una entrevista con traductores. Es que yo no entiendo cómo hace el PANI para establecer un lazo sin traductor, con personas que hablan otro idioma; es algo de lógica (...). Lo que nos preocupa es que el Estado está certificando un lazo familiar sin que exista un mecanismo serio, exhaustivo”, criticó la defensora Solano.

La jerarca pidió al PANI y a la Dirección de Migración y Extranjería estandarizar un protocolo de atención de los niños migrantes, pues a la fecha el Patronato solo cuenta con procedimientos para atender a los niños que viajan solos.

Solano dijo que durante una reunión que tendrá con varios ministerios, la semana entrante, les solicitará a los jerarcas evaluar la posibilidad de apresurar la implementación de equipos que permitan hacer a los migrantes pruebas de marcadores genéticos para establecer con certeza el vínculo entre los niños y los adultos que ingresan al país.

Fenómeno complejo. La defensora consideró que no se puede descartar que las redes de coyotaje que operan en la región se aprovechen de los vacíos existentes para explotar a los niños migrantes, pues no se sabe con certeza quiénes son sus progenitores o familiares encargados.

El ministro de Comunicación, Mauricio Herrera, rechazó que los controles del Gobierno sean flojos.

Herrera aseguró que el PANI ha hecho un trabajo “muy cuidadoso” a la hora de determinar las relaciones entre los adultos y los niños migrantes.

“Hay que entender que la migración irregular se presta para una serie de situaciones riesgosas, que el Estado costarricense hace lo posible por mitigar.

”Las personas que están llegando vienen en muy malas condiciones y sin documentación. Hacemos un gran esfuerzo para proteger a los menores de edad, darles las mejores condiciones posibles”, recalcó Herrera.

  • Comparta este artículo
Nacional

Descuidos del Gobierno exponen a los niños migrantes a abusos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gerardo Ruiz Ramón

gerardo.ruiz@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en Política. Cursa un posgrado en Comunicación Política en la Flacso. Escribe sobre temas políticos, económicos y sociales. Cubre la Presidencia de la República.Periodista. Fuereportero del Grupo Exten temas políticos y económicos ...

Ver comentarios
Regresar a la nota