Nacional

Crece presión legislativa para anular votación

Actualizado el 20 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Nacional

Crece presión legislativa para anular votación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diputados se pronuncian en caso Fernando Cruz

La presión crece. Los ecos del enojo en el Poder Judicial, en las calles y en redes sociales llegaron ayer hasta la sede del Congreso para exigir que se anule la decisión de no reelegir a Fernando Cruz como magistrado.

Puertas adentro, en el plenario, los roces entre diputados a favor y en contra de la continuidad de Cruz subieron de tono.

De hecho, la sesión legislativa de ayer se consumió entre los encendidos discursos en torno a la decisión que tomaron, el pasado jueves, 38 diputados.

En medio de las tensiones, el presidente legislativo, Víctor Emilio Granados, aplazó para hoy una resolución sobre si la votación que impidió reelegir al magistrado de la Sala IV se apegó o no al marco legal.

Al respecto, Fabio Molina, jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), defendió la posición de su bancada y el impulso que le dio a la no reelección del magistrado.

Para Molina, la decisión sobre la legalidad de lo actuado por el plenario terminará, de una u otra manera, en la Sala IV, el mismo foro al que pertenecía Cruz.

“Cualquiera que sea la decisión, es recurrible en la Sala IV y lo que ahí se diga se debe respetar y yo soy el primero que acataré ese fallo”, aseveró el verdiblanco.

Ayer, congresistas del Partido Acción Ciudadana (PAC) y del Frente Amplio se adueñaron del micrófono para solicitar al presidente legislativo que anule la votación del jueves.

Por su parte, en las curules del PLN, el Movimiento Libertario, Renovación Costarricense, Restauración Nacional y parte del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) el llamado fue, más bien, a sostener la decisión y a no ceder antes las presiones.

Secuelas. Los choques ya tuvieron las primeras consecuencias. En el PUSC, el jefe de fracción, Luis Fishman, renunció a la bancada, molesto con sus compañeros.

Fishman recalcó que la votación en contra de Cruz es de “suma gravedad” y que la Asamblea actuó de “manera injusta” y que por eso dejó la bancada, aunque se mantiene dentro del Partido.

Al respecto, sus compañeros de bancada, Rodolfo Sotomayor y Wálter Céspedes, dijeron respetar la posición de Fishman, aunque advirtieron que sostendrán su voto contra Cruz.

PUBLICIDAD

Por otra parte, el verdiblanco Jorge Rojas reaccionó en el plenario como respuesta a la disertación del diputado del PAC, Juan Carlos Mendoza, quien criticó la falta de razones que ofreció el PLN para votar en contra de Cruz.

“No puedo justificar a mi fracción, la cual ya tomó una decisión, pero un voto no hay que justificarlo. El voto tiene que ir a razón de su pensamiento y de su análisis en cualquier momento y para lo que sea”, señaló Rojas.

Mientras tanto, las acusaciones afloraron en el plenario.

El diputado del Frente Amplio, José María Villalta, atribuyó a quienes votaron contra la continuidad de Cruz, querer “manipular la Sala Constitucional”.

“Al quitarlo no solo buscan intimidar al resto de jueces del país, sino también reabrir el caso Crucitas”, aseveró Villalta.

En medio de las hostilidades, el presidente legislativo, Víctor Emilio Granados, sostuvo varias reuniones con legisladores y asesores para preparar su resolución.

Sin embargo, la decisión de Granados puede ser apelada y terminar en la propia Sala IV.

  • Comparta este artículo
Nacional

Crece presión legislativa para anular votación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota