Nacional

Cambio en Presidencia acaba con el triángulo ‘Melvin-Morales-Mariano’

Actualizado el 18 de abril de 2015 a las 12:00 am

Nacional

Cambio en Presidencia acaba con el triángulo ‘Melvin-Morales-Mariano’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Melvin Jiménez ya no es ministro de la Presidencia; Víctor Hugo Morales Zapata sigue de diputado, pero desautorizado y sin su socio político de años; Mariano Figueres sigue leal al presidente. | DIANA MÉNDEZ / ARCHIVO

Era el grupo político más íntimo de Luis Guillermo Solís. Era un triángulo cuyos elementos tenían en común su militancia en grupos de izquierda, su lejanía con el PAC y haberse juntado en la oposición al Tratado de Libre Comercio (TLC), pero cada uno de ellos tenía características y funciones distintas.

Era el tridente de poder que formaban el diputado Víctor Hugo Morales, el jefe de la DIS, Mariano Figueres y el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez. Era un trío que ya no es.

La caída de Melvin Jiménez, 343 días después de ingresar con los brazos abiertos y traje nuevo en la toma de poderes del 8 de mayo, supone un cambio en el fondo y en las formas del gobierno de Luis Guillermo Solís, aunque este dijera que el rumbo se mantendrá invariable.

Sergio Alfaro, legislador opositor a la agenda del TLC (2007-2010) y cercano a fuerzas tradicionales del Partido Acción Ciudadana (PAC), está lejos de ser el socio político y amigo de años que era Jiménez para el congresista Morales Zapata, con quien trabajó desde varias ONG, mezcladas con la Iglesia Luterana Costarricense.

Morales Zapata ahora quedó sin su yunta y desautorizado por el mandatario Solís por adelantar, en radio y en el Congreso, la decisión ya tomada de relevar a Melvin Jiménez. “Nunca ha sido mi vocero, ni lo es ni le corresponde”, dijo.

El diputado fue más allá y se atrevió a mencionar la posibilidad de dar “otro rol” en el Gobierno a su amigo, algo que fue descartado por el presidente 20 horas después ante la prensa.

Queda en duda si Morales Zapata mantendrá su influencia sobre nombramientos secundarios en instituciones o si podrá seguir sirviendo como una voz autorizada del Ejecutivo ante legisladores de otras fracciones, como ocurrió en este primer año con Jiménez como ministro.

Primera línea. Ambos acompañaron a Solís en primera línea en la campaña electoral, luego de echar mano de sus sectores sociales y cooperativistas para que fuera candidato. Han estado en momentos clave del Gobierno con Luis Guillermo Solís, a quien conocieron en tiempos del NO al TLC (2006-2007), cuando también establecieron nexos con el Frente Amplio o cabezas del movimiento sindical, como Albino Vargas.

PUBLICIDAD

El tercer elemento de ese triángulo, ahora roto, es Mariano Figueres, quien también participó en el NO al TLC, pero su relación con Solís es más directa y antigua. Salieron juntos del Partido Liberación Nacional en el 2005, son compadres, amigos y el presidente le llama “mi hermano”. Como jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), es quien les cuida las espaldas, a él y a su gobierno. Coordinó la única encerrona de ministros hasta ahora, en enero, en Turrialba.

Este lazo directo con el gobernante hizo que Figueres acabara formando parte del triángulo junto al dúo Jiménez-Morales, aunque el grado de lealtad es muy distinto, según Rolando Araya, que también lideró con ellos el rechazo al TLC.

“Cuando ya no haya poder, el único de ellos que seguirá siendo amigo de Luis Guillermo es Mariano”, afirmó Araya, tras repetir que ambos le habían ofrecido la adhesión a su hermano Johnny, cosa que ellos niegan.

Mariano Figueres seguirá en su oficina en Zapote. Casi nunca está en la DIS, en La Sabana. Sin embargo, será ahora otro su vecino en el piso bajo del ala norte del edificio presidencial.

Las cosas cambiaron en Zapote y alguien se alegra en el Congreso. “El G-3 (grupo de los tres) está herido de muerte”, concluyó sin eufemismos el diputado y fundador del PAC, Ottón Solís.

  • Comparta este artículo
Nacional

Cambio en Presidencia acaba con el triángulo ‘Melvin-Morales-Mariano’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota