Nacional

Eduardo Ulibarri: ‘El Gobierno debe acercarse a Nicaragua’

Actualizado el 24 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Nacional

Eduardo Ulibarri: ‘El Gobierno debe acercarse a Nicaragua’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las últimas posiciones del país a nivel diplomático, así como el triunfo de Costa Rica en La Haya y decisiones polémicas como abandonar la mesa política del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) por parte del presidente Luis Guillermo Solís y del canciller Manuel González, el panorama futuro y el escenario político regional en la actualidad son elementos que trató el exembajador de Costa Rica en Naciones Unidas, Eduardo Ulibarri, en entrevista con La Nación , como parte de un balance de cierre del año que se ofrece a continuación.

¿Se veía venir el acierto en el manejo de la demanda contra Nicaragua en La Haya?

Nadie dudaba de que cualquier gobierno que sustituyera al de Laura Chinchilla le iba a dar continuidad a este caso. Es un caso fundamental para el país, de un desafío al Estado costarricense, a la nación costarricense, en una violación a la integridad territorial y ningún gobierno puede darse el lujo de abortar eso.

”Actuó con gran responsabilidad y abordó la situación en su justa dimensión. A lo que se suma que fue un acierto mantener el equipo jurídico que se había conformado, lo que le dio una gran continuidad a la logística y a la estrategia”.

¿Debe iniciar ya el Gobierno una normalización de relaciones con Nicaragua?

Debería iniciarse de inmediato un proceso de apertura de canales de comunicación. Indudablemente, debe ser un proceso que se emprenda con prudencia.

”Ha habido manifestaciones de parte de funcionarios del Gobierno nicaragüense, principalmente de parte de la primera dama, que ha asumido la comunicación del Gobierno, pero hay que ir con prudencia. El acercamiento presidencial debe ser en otra etapa. Aún se debe aclarar el tema de la libre navegación. Lo otro que debería utilizarse muy bien es tratar de redimensionar la función de la trocha fronteriza, no solo como instrumento del Estado para llegar a esa zona y consolidar su control sobre el territorio, sino como un foco de desarrollo transfronterizo, manejándolo de la forma más responsable posible, desde el punto de vista ambiental.

”El otro tema es el dragado del río, que podría ser muy difícil”.

En esta prudencia que usted señala, ¿qué papel juega el caso de los migrantes cubanos?

El caso de los migrantes tiene dos dimensiones: una es la dimensión general de la crisis, que es muy compleja, y la otra es la que ha tenido en las relaciones bilaterales entre Costa Rica y Nicaragua. Creo que el tipo de retórica y la forma agresiva que se ha empleado por parte de Nicaragua es ejemplo del tipo de riesgos permanentes de la utilización de situaciones difíciles, para escalarlas y convertirlas en factores irritantes entre ambos países. Es un tema que se debe manejar con mucho cuidado, y parte de ese cuidado es la reacción que se debe tener ante el SICA.

A propósito de eso, ¿se debe romper completamente con el SICA o fue un error el retirarse de la mesa política?

Desde mi punto de vista, Costa Rica no debería romper con el SICA bajo ninguna circunstancia, y considero que fue un error retirarse de la mesa política, por varias razones. El SICA está integrado por siete países y el reclamo de Costa Rica es a tres (Guatemala, Belice y Nicaragua). Se está reaccionando contra el todo por la acción de una parte. Creo que el país se está privando de una voz y de una participación directa en una dimensión que puede ser fundamental.

”Además, creo que aunque Nicaragua, Guatemala y Belice decidieran recibir a los cubanos, eso no arregla el problema. Tenemos crisis migratoria para rato, lo que se puede abordar desde el SICA es el manejo, pero no la solución. Un aspecto que me preocupa es que se ponga a Guatemala y Belice en el mismo canasto de Nicaragua. Belice y Guatemala han sido dos de los países más cercanos a Costa Rica, desde el seno del SICA.

¿Una de cal y otra de arena?

Se comete un error. El triunfo en La Haya es una reafirmación en la soberanía nacional, lo del SICA es un traspié que se puede enmendar. El problema es que no se enmiende.

¿Qué puede cosechar Costa Rica en la agenda internacional en lo que resta del Gobierno?

En este momento, yo creo que dos temas de agenda a los cuales el Gobierno se debería aplicar rigurosamente son los que vienen de las Naciones Unidas. Ahora viene la agenda de desarrollo y el tema de cambio climático, son dos grandes temas, y creo que Costa Rica, por el tipo de sociedad que es, por las capacidades que tiene, por el liderazgo que ha mantenido en estos temas, no solo se puede aprovechar de ellos internamente, sino que puede dar una gran contribución y consolidar su imagen y su poder blando, su soft power , que es tan importante. Creo que algo que no sería un gran aporte a la política internacional, pero sí un aporte fundamental al país es lo que ya hablamos, definir el ingreso a la Alianza del Pacífico, continuar con el proceso para ingresar a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), replantearse las estrategias en el contexto latinoamericano, con las nuevas condiciones que hay en América Latina, que considero que son más favorables y continuar desarrollando un cuerpo diplomático vigoroso y fuerte, y actuando en los ámbitos bilaterales y poner atención a relaciones que son particularmente importantes: Estados Unidos, México, Europa, China, Japón, Corea, el resto de los países de Alianza Pacífico, Argentina, Uruguay, con los que tenemos afinidades en derechos humanos.

  • Comparta este artículo
Nacional

Eduardo Ulibarri: ‘El Gobierno debe acercarse a Nicaragua’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota