Nacional

Dirigente sindical achaca al ejecutivo ‘soberbia’ y falta de diálogo

Albino Vargas: ‘El Gobierno se está quedando solo’

Actualizado el 17 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Dice hablar por 50.000 trabajadores y expresar una dosis de decepción

Nacional

Albino Vargas: ‘El Gobierno se está quedando solo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Albino Vargas y Luis Guillermo Solís en una imagen del 5 de mayo, cuando los sindicatos entregaron al entonces presidente electo una serie de planteamientos que no se han atendido, según el dirigente gremial. Dice que hay buenas intenciones, pero baches en la acción. | JONATHAN JIMÉNEZ

La voz sindical más conocida del país, Albino Vargas, criticó al Gobierno que hasta hace pocos meses celebraba y le hacía sentir “esperanzado” .

“Soberbia”, “inoperancia” y “debilidad” son solo algunas de las palabras que salen de la boca del secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) y vocero de una coalición sindical llamada Patria Justa, la cual dice agrupar a 50.000 trabajadores.

Cumplidos 10 meses de la administración de Luis Guillermo Solís, quien llegó al poder impulsado por los sectores sociales, según Vargas, las relaciones amistosas parecen haber llegado a su final o caído en bache.

Vargas mostró, incluso, en un celular un mensaje sin respuesta, escrito desde 25 de febrero al ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, a quien sigue considerando amigo suyo.

Esto quiso decir Vargas en una entrevista sobre otro tema, el jueves 5 de marzo, en la sede de ANEP, en San José. Fue antes de que el Ejecutivo anunciara dos proyectos para elevar los impuestos de ventas y de renta, con el fin de atacar un déficit fiscal que no ve tan preocupante.

“Luis Guillermo, Melvin y todos esos están dilapidando el capital político que les llegó para ser gobierno (...). Pareciera que no tienen interés en articular sectorialmente sus propuestas de política pública”, expresó.

Vargas recordó que el 3 de mayo del 2014, la semana previa al ascenso de Solís al poder, tuvieron un acto en el Club Unión, donde entregaron un documento con propuestas. “Un año después, si te vi ni me acuerdo. Nos ha pasado igual que con Laura Chinchilla”, comentó Vargas.

El tono es ahora distinto al de otra entrevista que Albino Vargas concedió a este medio en junio, cuando no se cumplía aún el primer mes del gobierno de Solís.

“Creo que hay oportunidades de materializar una agenda social en la cual ha participado Luis Guillermo. Sí hay coincidencia en algunas ideas fundamentales (...). Tenemos gente con quien hemos coincidido en muchas luchas. Tenemos un presidente que viene del No al TLC (Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos) y el presidente legislativo (Henry Mora) viene del No. Sabemos cómo piensan y conocen nuestra trayectoria de lucha y saben el poder de la democracia de la calle”, dijo en aquel momento.

PUBLICIDAD

El valor de la calle. Ahora también habla del poder de la calle, pero en otro sentido. “Creo que la movilización (protestas) en calle hoy es más urgente que nunca. Si queremos diálogo social, tendremos que pulsearlo desde la calle”.

¿Por qué pensar en la calle?, se le preguntó. “Nosotros vimos en la candidatura de Luis Guillermo Solís posibilidades de un viraje y alejarnos desde las medidas neoliberales hacia políticas de inclusión social con participación se sectores. Eso vimos en el horizonte, pero la ruta que llevan es para quedarse solos. Seguimos tan convencidos como antes sobre la importancia de la calle.

“Las prédicas no se materializaron. Muchos sectores sociales se han preparado por años para este diálogo y la filosofía del PAC era esa. No han podido o no han querido o se sienten paranoicos de que todo el mundo les quiere volar filo”, añadió Vargas.

“Yo a Melvin como persona, lo defiendo. Es muy sensible y no le niego los méritos ni su vocación social, a pesar del cerco mediático contra él. Aplaudimos que el presidente Solís lo proteja, pero de ahí a la operación política de esa buena voluntad, es donde vemos el bache gigante”, dijo.

Pocas excepciones. El secretario de ANEP hizo dos excepciones. Considera positivo que Luis Guillermo Solís haya levantado el veto a la polémica ley que reforma el Código Procesal Laboral (por el cual Vargas se envió mensajes de felicitación con jerarcas de Gobierno) y que haya reconocido la cifras de evasión fiscal “por encima del 8% del producto interno bruto (PIB)”.

No mencionó como mérito del Gobierno el intento por el “desenganche salarial”, con el cual se pretende romper el efecto automático que sobre el salario de médicos tienen los aumentos a la base de los empleados públicos no profesionales.

Vargas intenta matizar, pero sin perder su enfoque crítico. “Hay hombres con buenas intenciones, pero tienen una gran soberbia. Exhiben una gran autosuficiencia haciendo las cosas salte quien salte y no consideran el complejo entramado de este país”, agregó el representante sindical en sentido contrario de las críticas de otros sectores contra el Gobierno, al que le achacan inacción y exceso de consultas.

PUBLICIDAD

Para Vargas, el Gobierno debería apostar más por el empleo público y enfrentar al poder de sectores “capitalistas y corporativos”, como el de los autobuseros.

“¿Cómo es posible que la rebaja de combustibles y nadie rebaje los pasajes? Un gobierno con carácter ya hubiera impulsado una reforma legal urgente (...). Yo estoy convencido de que la voluntad política hace todo, pero si no hay una ofensiva política, la Aresep (Autoridad Reguladora de Servicios Públicos) funciona como ya sabemos. Mejor cierren Aresep, que pertenece a los autobuseros”, opinó Vargas.

  • Comparta este artículo
Nacional

Albino Vargas: ‘El Gobierno se está quedando solo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota