Nacional

Juicio por estafa en elecciones del 2010

Sentencia detalla las 3 'faltas a la verdad' de la jefa de los diputados del PAC

Actualizado el 01 de febrero de 2017 a las 11:51 am

Testimonios de agente del OIJ y de dos dirigentes del PAC fueron claves en el proceso

Nacional

Sentencia detalla las 3 'faltas a la verdad' de la jefa de los diputados del PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La jefa de fracción del PAC, Laura Garro. (Graciela Solís)

"Ciertamente del estudio de la prueba, el Tribunal tiene por acreditado que la testigo faltó a la verdad en tres aspectos esenciales". Así resumieron los jueces del Tribunal Penal de San José las razones por las que ordenaron al Ministerio Público abrir una investigación judicial contra la jefa de fracción del PAC, Laura Garro, por el supuesto delito de falso testimonio.

La conclusión forma parte de la sentencia 1146-2016, dada a conocer de manera completa el 16 de enero, en la que se condenó al Partido Acción Ciudadana (PAC), a su extesorero y a un colaborador por estafar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), por casi ¢353 millones, durante las elecciones del 2010.

En ese mismo juicio, los jueces aceptaron la petición de la Fiscalía de que se abriera un expediente contra la jefa de la bancada de gobierno, por la manera en que rindió testimonio durante el proceso judicial contra su partido.

En criterio de los jueces, la legisladora no dijo la verdad en tres aspectos que se le consultaron. Para los jueces  fueron claves los testimonios de un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y dos dirigentes que el PAC tenía en Puntarenas, llamados Sara Ramírez y Honorio Mena. Los tres coincidieron en sus versiones y, a la vez, contradijeron la que Garro narró en el juicio.

LEA: Tribunal ordena abrir investigación judicial contra jefa de fracción del PAC

La rojiamarilla compareció porque fue una de las personas que firmaron los 179 contratos falsos que el PAC le cobró al TSE por supuestos servicios especiales de simpatizantes que, en realidad, ayudaron en la campaña del 2010 de manera gratuita y voluntaria, que brindaron un servicio distinto o que, del todo, no participaron.

Según los jueces, Garro cambió su testimonio entre dos fases del proceso judicial: la indagatoria y el juicio.

Los tres aspectos en los que se le achacan faltar a la verdad son:

1- En cuanto a que ella sí firmó uno de los contratos por servicios especiales que aparecían como parte de las pruebas de la estafa.

2- En cuanto a quién del PAC le entregó a ella los contratos que distribuyó entre los dirigentes de la provincia de Puntarenas y que también formaron parte de la prueba.

3- En cuanto a que fue ella, precisamente, la persona que le dio a firmar los documentos a los seguidores del PAC en la provincia de Puntarenas.

No recordó todo el testimonio que le dio al oficial del OIJ

En la etapa indagatoria, en noviembre del 2013, cuando fue entrevistada por el oficial de la sección de Fraudes del OIJ, Juan Diego Bolaños, Garro aseguró que ella firmó uno de esos contratos, por ¢5 millones, que lo firmó en Puntarenas y que lo recibió de manos de uno de los dos condenados por la estafa del PAC el 5 de diciembre del 2016: Manuel Antonio Bolaños, empleado del PAC.

En ese interrogatorio, antes de resultar electa diputada para el periodo 2014-2018, ella le añadió al oficial del OIJ que se desempeñó como la jefa de la campaña del PAC en Puntarenas en el 2010, que era el contacto directo con la sede central del partido en San José, que fue la persona encargada de entregarle los contratos a los demás colaboradores de la provincia y que esos convenios se los envió Bolaños.

El agente Bolaños sostuvo ese testimonio cuando compareció, el año pasado, ante los jueces William Serrano, Maribel Bustillo y Raúl Madrigal. Dijo que Garro se mostró evasiva la primera vez que la contactó en noviembre del 2013, en su casa en Puntarenas. Detalló, incluso, que en una ocasión visitó una casa en busca de la hija de Garro y quien salió fue la hoy diputada, pero esta alegó desconocer a su pariente, quien también habían firmado uno de los polémicos contratos. En una segunda visita, se mostró menos evasiva y dio la entrevista.

Y el año pasado, cuando la diputada acudió al Tribunal a dar testimonio, dijo que no recordaba mucho de lo que había manifestado tres años atrás. No supo decir quién le entregó el contrato, ni dónde y ante quién lo firmó. Además, negó que ella hubiese repartido otros contratos a colaboradores del PAC en Puntarenas.

"Jamás voy a venir aquí a mentir, yo tengo 65 años y eso me da mucha sabiduría en la vida. No recuerdo si a los del OIJ les dije que alguien en particular me había entregado los contratos", enfatizó Garro en el juicio.

DEL ARCHIVO: Fiscalía pide a Tribunal abrir causa contra jefa de fracción del PAC por falso testimonio

Dos dirigentes confirmaron que ella les dio los contratos

No obstante, la hoy jefa de fracción del PAC no contaba con que los dirigentes Ramírez y Mena confirmaron, en la sala de juicio, que fue ella quien les entregó los contratos de servicios especiales.

Sobre Honorio Mena, los jueces reseñaron: "Recuerda haber firmado documentación y firmaba siempre por confianza al PAC y en Puntarenas firmó un contrato para ayudar al partido. Fue la dirigencia de Puntarenas, en la persona de la señora Laura Garro, quien le facilitó esos documentos y ella le dijo que los firmara para ayudar al partido, él dijo entender bien la política y por eso procedió a firmar".

En esa campaña, Mena fungió como promotor general cantonal, mientras que Sara Ramírez cocinó y entregó almuerzos el día de las elecciones.

Se contradijo consigo misma o ella se entregó a sí misma los contratos

A juicio del Tribunal, las contradicciones de Garro no son solo frente a terceros, sino que también cambió su propia versión varias veces.

Los jueces consideraron que ella cayó en otra contradicción durante su relato: "La testigo Laura Garro Sánchez dijo que fue el Comité Cantonal quien les suministró (a los dirigentes)  los contratos para que los firmaran pero dijo no recordar quién, lo que no recordó la señora es que, hacía pocos minutos, había indicado en juicio que ella era la presidenta del Comité Ejecutivo de su cantón —por lo que debe entenderse de manera ilógica y según su dicho, que ella se entregó a sí misma los documentos para firmar—, y también afirmó categóricamente que ella no le facilitó contratos a sus compañeros de partido para que los firmaran".

En espera. Sobre la sentencia completa, Laura Garro dijo a La Nación estar tranquila, pero que no ha sido notificada. Por ende, alegó que no puede opinar sobre lo que dijeron las tres personas que la contradijeron.

"Todavía no tengo ninguna noticia, lo único que he oído es lo que salió en la prensa. Yo creo que lo lógico es que yo espere una notificación. No he podido todavía obtener la copia de la Fiscalía, del juicio, y no puedo opinar sobre algo que yo no he podido obtener aún", declaró la diputada.

"Yo estoy totalmente tranquila, soy consiente de que no he hecho algún acto del que me tenga que arrepentir y esperaré con tranquilidad a que sea ya el Juzgado el que notifique si va a llevar mi caso a juicio", agregó.

  • Comparta este artículo
Nacional

Sentencia detalla las 3 'faltas a la verdad' de la jefa de los diputados del PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natasha Cambronero

natasha.cambronero@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Escribe sobre el quehacer de los partidos políticos y el financiamiento electoral, entre otros temas.

Ver comentarios
Regresar a la nota