Nacional

Río Azul reabierto durante un año más

Actualizado el 16 de mayo de 1995 a las 12:01 am

Comunidades aceptaron sin condiciones y sin compromisos

Nacional

Río Azul reabierto durante un año más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Apatía o tomados por sorpresa. Esa fue la reacción ayer de una veintena de vecinos de Río Azul, en el cantón de La Unión, Cartago, ante decenas de policías -algunos fuertemente armados- que tomaron las instalaciones del relleno sanitario para facilitar la reapertura, negociada la semana pasada entre el Gobierno y diversas comunidades.

El polémico botadero de basura, clausurado el 12 de mayo, fue nuevamente habilitado ayer, a las 6:36 a.m., con el ingreso de un recolector de la Municipalidad de Goicoechea.

Para proceder así, las autoridades echaron mano a la Ley General de Salud y a un decreto ejecutivo que empezó a regir el 12 de este mes, suscrito por el presidente de la República, José María Figueres, y los ministros de Salud, Herman Weinstok, y de Recursos Naturales, Energía y Minas, René Castro.

El decreto fue elaborado el 20 de abril, y negociado y discutido con las diferentes asociaciones comunales entre esa fecha y el 8 de mayo, cuando se logró que vecinos de Río Azul suscribieran la prórroga. Incluso contó con la rúbrica de Bosco Vargas, presidente de esa Asociación de Desarrollo Comunal, quien -no obstante- negó el viernes haber firmado un acuerdo con el Gobierno.

A la normalidad

Los vehículos recolectores fueron ingresando, poco a poco, con grandes cantidades de basura ante el estupor de unos pocos quejosos. Efectivos de Seguridad Pública, muchos vestidos con uniformes negros, brindaron protección.

En contraste, la basura fue recibida con aplausos por siete "buzos", hombres desaliñados que sobreviven tomando del vertedero artículos de bronce, aluminio y hasta comida.

"La gente debe ser comprensiva; nosotros y nuestros hijos comen del basurero, de esto vivimos y no nos pueden dejar sin la basura", exclamó Rónald Alberto Valerio.

Al igual que él, otros seis hombres, todos flacos y vistiendo harapos, hurgaban con sus manos, desde las 6:40 a.m. de ayer, en busca de pedazos de pan y trozos de fruta con los que saciaron el hambre, en una constante lucha contra centenares de zopilotes.

La intervención policial transcurrió sin contratiempos pues los pocos lugareños, que se apostaron frente a la entrada principal del relleno, no intentaron realizar ningún acto de represalia.

PUBLICIDAD

A las 8:15 a.m., luego de que conversaran con el diputado socialcristiano Rafael Villalta, los manifestantes, la mayoría con caras largas y criticando en voz baja a las autoridades, se retiraron del lugar.

El legislador les recomendó no emprender ninguna acción que pusiera en peligro la integridad física de los vecinos, y anunció que acudirá a la Sala Cuarta para reclamar lo que calificó como "una violación del Poder Ejecutivo contra la voluntad ciudadana".

Varios lugareños plantearon -el 11 de mayo- un recurso de amparo ante la Sala Constitucional en un intento por garantizar el cierre definitivo del relleno sanitario de Río Azul. Ayer, esa acción no había recibido trámite.

Sin condiciones, sin compromisos

Dos horas después, el ministro Herman Weinstok informó de que el pacto se logró con las asociaciones comunales de San Antonio de Desamparados, Tirrases arriba y Tirrases centro (Curridabat); calle Churuca (San Antonio de Desamparados) y Río Azul de La Unión.

Admitió que la información se manejó con mucha prudencia por parte de los distintos actores, dado que existía la oposición de un pequeño grupo, empeñado en el cierre del vertedero.

El decreto ejecutivo suscrito por Figueres establece la prórroga del uso del relleno sin ninguna condición y sin ningún tipo de compromiso por parte del Gobierno. Lo único que se negoció fue continuar con los trabajos hechos hasta ahora, los cuales incluyen una inversión cercana a los 435 millones de colones.

Simultáneamente a este anuncio, el encargado del cierre técnico de Río Azul, Víctor Ojeda, destacó que se está trabajando con el propósito de lograr un reordenamiento del citado relleno y lograr la clausura. Hasta la fecha -precisó-, ha sido inhabilitado un 50 por ciento de los terrenos y en los próximos dos meses se calcula que el 88 por ciento -de las 40 hectáreas que constituyen el relleno- ya estará cerrado

. También se coordina con la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) pues, de acuerdo con estudios preliminares, se determinó la existencia de gas metano, que se utilizará en la iluminación de un parque ecológico allí. El excedente, según Ojeda, se empleará para otras necesidades del país.

Esta versión fue corroborada por el gerente de Recope, Oscar Chacón, quien explicó que ya se hicieron pruebas y hay mucha posibilidad de extraer el gas que generará energía por medio de turbinas. Dijo que hace 15 días se tuvieron los primeros resultados y son bastante alentadores.

PUBLICIDAD

Las opciones

Actualmente, el Gobierno analiza varias opciones para manejar los desechos.

La primera opción es cerrar Río Azul en el plazo de un año y construir allí un parque ecológico.

Se sigue con la idea de abrir un relleno en la finca Jateo, ubicada en Cordel de Mora, pues a la fecha el Gobierno no tiene otro sitio estudiado. Se han interpuesto siete recursos de amparo contra este proyecto.

Con la agencia alemana GTZ se está analizando la posibilidad de construir microrrellenos sanitarios. También se estudia la opción de constituir microempresas dedicadas al manejo de la basura.

Con la asesoría técnica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud analiza la posibilidad de iniciar un programa educativo dirigido a la población, con el propósito de que la gente aprenda cómo se debe manejar la basura.

Contrapunto

Diversas reacciones se produjeron ayer ante la reapertura del relleno sanitario de Río Azul: unos avalaron la decisión; otros la criticaron. A continuación, un resumen de esas versiones.

Rafael Villalta. Diputado del PUSC"Era previsible que el Gobierno hiciera un operativo para abrir el relleno; lo que lamento es que no se mandara a un interlocutor a hablar con la comunidad de Río Azul. Quiero ver cuándo se firmaron esos documentos y en qué condiciones. Me han dicho que Bosco Vargas firmó y eso es muy doloroso porque lo hizo sin ningún consentimiento ni participación del pueblo."

German Cordero. Tesorero de la Asociación de Río Azul"Me sorprendí a las 6 a.m., cuando vimos que el relleno lo abrieron y me causó admiración. No sé ni cómo, ni quién lo autorizó, pero esas decisiones son del Gobierno y esas son las que imperan. No tengo ningún conocimiento. Bosco no nos ha hablado nada de esto. Del decreto no me he dado cuenta; uno que ha tenido el problema encima y no me había enterado de nada." Ricardo Muñoz. Presidente de Asociación Churuca"Ese señor Lobo que ha hecho todo el alboroto no es de aquí, ni siquiera vive en Río Azul, lo que pasa es que está por intereses políticos. Nosotros estamos satisfechos y molestos por esos comunistas que están tratando de echar abajo el proyecto del parque que nos beneficiará a todos."

Marta Gutiérrez. Presidenta de Asociación de Desarrollo de San Antonio"Ese es un arreglo obvio, somos la mayoría los que queríamos. Todos damos la prórroga de 12 meses con la salvedad de que en esos meses tenemos que ver la realización del parque y la policía montada. Hay que dejar algo muy claro, el relleno nunca se cerró; solo porque llegó un regidor y lo hizo no es válido. Tenía que hacerlo el Poder Ejecutivo."

  • Comparta este artículo
Nacional

Río Azul reabierto durante un año más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota