Nacional

"Sin disputa no habría acuerdo"

Actualizado el 08 de mayo de 1995 a las 11:43 am

Para el presidente de la República, José María Figueres, los conflictos que ha afrontado más bien fortalecen el acuerdo nacional de concertación

Nacional

"Sin disputa no habría acuerdo"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tras un año de accidentada gestión, el presidente José María Figueres racionaliza lo ocurrido y sostiene que el acuerdo de concertación, anunciado con la oposición el 28 de abril, hubiera sido imposible antes.

Entrabamientos, acusaciones y reproches fueron parte del menú político de los últimos 12 meses que, según él, alimentaron la convicción de concertar soluciones duraderas.

Durante una entrevista de 45 minutos otorgada al director de La Nación, Eduardo Ulibarri, y a los periodistas Mauricio Herrera y Luis Arturo Alvarez, Figueres negó que su administración se haya sometido a los designios de los organismos financieros internacionales, y sugirió una discusión nacional en torno a la privatización de entidades públicas.

La conversación se llevó a cabo en su residencia particular --en el barrio Otoya, San José--, con la presencia de la ministra de información, Florisabel Rodríguez, minutos antes que ambos partieran a una fiesta en Casa Presidencial, donde el Gabinete celebraría su primer año de trabajo.

El siguiente es un extracto de la conversación:

-- ?Cuál es la evaluación general que hace de su primer año de gobierno?-- Se nos puede criticar o querer, pero hay acuerdo en que este es un gobierno de acción y no le teme a entrarle al fondo de los asuntos.

"Hemos avanzado en el campo social, tras una década de concentración en lo económico. Si algo hemos hecho con claridad es entrarle a las políticas sociales, a la educación, a la salud, a la vivienda, a pesar de la situación económica.

"Habiendo puesto la casa en orden y llamado la atención sobre los problemas del país, estamos ahora en el camino de un gran acuerdo nacional, para entrarle más rápido a las cosas".

-- Usted considera un logro esa percepción del accionar del gobierno, pero las encuestas coinciden en que hay una mala imagen de la actuación de su administración...-- Me parece que las dos son perfectamente conciliables y lógicas. Cuando un gobierno entra a corregir muchos problemas a la vez, crea incertidumbre en los primeros momentos. En la medida que corregimos esos errores, nos creamos un problema al inicio, pero con el tiempo la gente ve resultados y agradece.

PUBLICIDAD

-- Al asumir el poder venían de una agresiva campaña política y querían enfrentar problemas acumulados por décadas. Si conocían esos elementos, ?por qué no buscaron acuerdos desde un inicio?-- Si hubiéramos buscado un acuerdo nacional al inicio, a la larga no habría durado. No hay duda que en el primer año de gobierno nos hemos dado una buena majada de callos entre el gobierno y la oposición. Hemos tenido confrontaciones bien buenas, bien duras, a fondo. El haber pasado por ellas fortalece la convicción con la cual entramos en el gran acuerdo nacional.

"Veníamos enfrentados de la campaña más dura en este país. Los señores del gobierno (anterior) estaban muy tristes porque perdieron y nosotros (el PLN) eufóricos por un gane que nos costó muchísimo. Ahí no había ningún amor".

-- ?Pero fue responsable haberse "majado los callos", si eso agravó problemas económicos y discrepancias nacionales?-- Le estoy diciendo contundentemente que no hubiera sido posible ese acuerdo desde el principio con la solidez que ahora lo tenemos. La misma acción de determinación que este gobierno ha mostrado en todos sus actos, la vamos a llevar adelante para este acuerdo en beneficio del país.

-- ?Por qué hubo tanto secreto en torno a sus reuniones con el expresidente Rafael Angel Calderón?-- Teníamos que hablar con absoluta libertad. Si le decíamos a los allegados, corríamos peligro de tragar carbón. Si le decíamos a la prensa, nos iban a acechar, y no estábamos para presiones.

-- ?El país podría esperar otra agenda, además de la conocida?-- Lo que no hay aquí es una agenda oculta, lo que no hay es una doble agenda, pero sí la voluntad de trabajar juntos.

-- ?Cómo cree usted que se comportará la oposición ante algunos hechos que, desde el punto de vista electoral, pueden ser tentadores para ser manejados políticamente?-- Una estrategia partidaria que trate de aprovechar el descontento que cause la resolución de problemas nacionales no es duradera. La gente lo verá como una jugada politiquera.

-- En la campaña ustedes se opusieron a las medidas recomendadas por los organismos financieros internacionales, pero uno de sus principales frentes de lucha ha sido cumplir con las condiciones de esas entidades. ?Cómo explica tal contradicción?-- Si lo vemos bien, en el fondo no hay una gran contradicción. Cuando hemos tenido que recortar el gasto lo hemos hecho selectivamente, sin cortar en lo social (..) como ellos lo hubieran querido. El problema en lo económico está en el déficit fiscal. Algunos instrumentos usados los han recomendado ellos y otros no. Seguimos teniendo nuestras diferencias con ellos, pero no hay porqué hacerlas públicas. Sí hemos sido consecuentes.

PUBLICIDAD

-- El PLN anunció que prepara un replanteamiento de su carta ideológica. Se habla de respaldo a tesis a posibles privatizaciones, fusión de entidades, etc. ?Hasta dónde está el gobierno dispuesto a llegar en este sentido?-- El esfuerzo es para buscar nuevas maneras de poner en práctica los principios del partido sin traicionarlos. Los tiempos cambian y los instrumentos también.

-- En este caso concreto, ?usted avala mayor apertura en el caso de entidades como el INS, el ICE, FANAL, RECOPE?-- Esos temas requieren más discusión y análisis en el país. No es vendiendo los muebles de la casa como se resuelve el problema del déficit. Primero tenemos un problema de flujo de caja que debemos resolver, y eso servirá para que puedan bajar los intereses y controlar el costo de la vida. Necesitamos tener una discusión nacional sobre el tema.

-- ?Usted vería esa discusión nacional como una etapa siguiente a la resolución del déficit?-- Sí. El problema del flujo de caja es primero y no tiene que ver con los activos. Después le entraremos a lo otro.

-- En los primeros meses de este gobierno hubo gran actividad regional, pero ha decaído y hay elementos que muestran dispersión, sobre todo en materia arancelaria. Si todo esto sigue como va, ?peligraría el acercamiento regional logrado y las estrategias comerciales conjuntas?-- Hay más cosas en común de lo que parece. Honduras caminó con sus reformas tributarias, Guatemala está caminando con las de ellos. El aumento arancelario decidido en Guatemala y Costa Rica refleja que ante problemas parecidos tomamos medidas parecidas. Cuando corrijamos los problemas de déficit vamos a retroceder con los aranceles. A mediano y largo plazo vamos a seguir el camino de El Salvador, aunque tal vez no con su misma velocidad.

-- Usted atribuye la ingobernabilidad a la debilidad de las instituciones y a un sistema legal obsoleto. Pero, ?cuánto han influido otros factores como la interacción entre partidos políticos y la incapacidad de los dirigentes institucionales?-- Es difícil decir cuánto han influido esos otros factores, pero no cabe duda que sí lo han hecho. La forma en que los partidos políticos se han tratado y han enfocado los problemas ayuda a la ingobernabilidad. Bastante de eso se comienza a corregir con este acuerdo nacional.

-- Diversos analistas consideran que alegar ingobernabilidad es riesgoso, pues puede causar incertidumbre en la población. ?Cree usted que esas afirmaciones pueden ser en un arma de doble filo?-- No, porque las condiciones de Costa Rica son muy diferentes. Tenemos una tradición democrática muy arraigada. Hablar de ingobernabilidad no asusta ni atemoriza, ni apunta a la dirección de Perú o Guatemala, sino que llama a la reflexión. La verdad es que todos lo ticos tenemos un sentimiento de frustración de lo lerdo que se mueven las cosas en el gobierno.

-- ?Al entrar en este proceso de concertación se vislumbran más cambios en el Gabinete?-- Pienso que no. Más bien el trabajo se duplica bajo un esquema de acuerdo nacional, porque nos permitirá avanzar con más rapidez en las diferentes áreas.

Palabras frontales

Algunas de las principales expresiones usadas ayer por el presidente Figueres en la entrevista con este diario:

"Se nos puede criticar o querer, pero hay acuerdo en que este es un gobierno de acción y no le teme a entrarle al fondo de los asuntos". "No hay duda que en el primer año de gobierno nos hemos dado una buena majada de callos entre el gobierno y la oposición. Hemos tenido confrontaciones bien buenas, bien duras, a fondo". "En reforma del Estado, el programa del gobierno es mucho más ambicioso que el que ellos (los organismos financieros internacionales) hubieran soñado, pero en cuanto reducción del gasto a ellos les hubiera gustado que recortáramos más en lo social, pero hemos hecho lo contrario. Seguimos teniendo nuestras diferencias con ellos, pero no hay porqué hacerlas públicas". "Hemos cerrado instituciones, clausurado programas, reacomodado y fortalecido otros. Vamos a seguir en esa línea. Eso incomoda, molesta, pero después vamos a estar todos contentos". "(En lo económico) me parece que el camino que vamos a coger todos (los países centroamericanos) es como el de El Salvador, aunque tal vez no con la misma velocidad".

  • Comparta este artículo
Nacional

"Sin disputa no habría acuerdo"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota