Nacional

Luis Guillermo Solís apoya mayor consumo del pez león que amenaza especies en Puerto Viejo

Actualizado el 30 de agosto de 2014 a las 06:30 pm

Como parte de la campaña para exterminar esta especie se organizó un torneo de pesca de peces león

Nacional

Luis Guillermo Solís apoya mayor consumo del pez león que amenaza especies en Puerto Viejo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dicen que es un pez voraz y agresivo, que se acomoda en las cuevas de las langostas y que en el estómago se le ha encontrado hasta 20 sardinitas. Dicen que llegó como un intruso y  está arrasando con especies de siempre y, por tanto, afectando a los pescadores locales.

Se llama pez león y tiene además unas espinas algo venenosas, le contaron este sábado a Luis Guillermo Solís. La ventaja es que a este pez se le puede comer su carne blanca y entonces la solución parece fácil de adivinar: "hay que comernos a este animal", acabó diciendo convencido el presidente.

Por eso apoya una campaña para difundir el mayor consumo de este invasor hasta poder, ojalá, exterminarlo, María Suárez Toro, de la asociación de pescadores locales. Solo si se demanda más, los pescadores se verán más estimulados a extraerlo del mar al que llegó, cuentan, después de un huracán en las costas de Estados Unidos.

Ahora está comiéndose especies que los humanos quisieran comerse, pero con más agresividad. Además están destruyendo arrecife y eso afecta también a los negocios turísticos de la zona. En el acto de presentación de la campaña, con Solís y su comitiva de ministros y viceministros, abundaron en razones para atacar al pez león.

Las espinas del pez león pueden ser venenosas, además se come otras especies y destruye el arrecife.
ampliar
Las espinas del pez león pueden ser venenosas, además se come otras especies y destruye el arrecife. (Archivo.)

La intensidad del combate es tal que en Gandoca están organizando un torneo de pesca del peces león, el cual consiste básicamente en quién mata más de ellos, para permitir que otros vivan. Lo bueno, insistían hoy en Puerto Viejo, es que se puede comer. Solo es cuestión de cortarle las espinas venenosas y someter su carne blanca al castigo del sartén o la olla. La sal, al gusto. 

A la comitiva presidencial pareció gustarle la muestra, justo antes del almuerzo en mitad de la segunda jornada de la gira por Limón, donde mañana participará Solís en el Grand Parade, por el Día de la Persona Negra.

  • Comparta este artículo
Nacional

Luis Guillermo Solís apoya mayor consumo del pez león que amenaza especies en Puerto Viejo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota