Nacional

De suertudo millonario a vendedor de ceviche

Actualizado el 08 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Nacional

De suertudo millonario a vendedor de ceviche

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando la tómbola de la lotería navideña del 2010 sacó como premio mayor el número 41, la suerte favoreció con ¢100 millones a Juan Luis Serrano, de Orotina.

Trabajaba como ayudante de una vendedora de lotería y como ese número no se había vendido, decidió comprarlo.

Lo que nunca esperó es que la suerte le durara pocos años.

“No estaba acostumbrado a tener tanta plata al mismo tiempo y le conté a todo el mundo que había pegado. Entonces empezaron a pedirme plata prestada y nunca me pagaron. De ese premio, ya no me queda nada”, lamentó Serrano.

Ahora este hombre de 60 años se dedica a vender ceviche por las calles de Orotina. Del jugoso premio solo queda una casa que le compró a su hija.

“Cuando uno tiene dinero, siente que nunca se le va a acabar. Luego, con la idea de que iba a volver a pegar el mayor, gasté el año pasado unos ¢20 millones en lotería navideña”, recuerda Serrano.

Él sigue jugando tiempos clandestinos, lotería y sorteos extraordinarios con la esperanza de que un día la suerte volverá a sonreírle.

“A mí nadie me asesoró. Después de que gané la plata, todo se hizo agua. Jugué mucho en casinos. Lo que puedo decir es que la ambición mata al ser humano. Perdí mucha plata y no hay vuelta atrás”.

Juan Luis Serrano es “agüizotero” a muerte y cualquier número que vea mal puesto en la calle, es motivo para apostarle.

“Uno no aprende porque sigue con la idea de que algún día volverá a ser millonario. Uno tiene que saber que es más probable que le caiga un rayo antes que convertirse en millonario”, apuntó.

Para el sorteo del próximo domingo, cada billete consta de 40 fracciones y el entero cuesta ¢60.000 El segundo premio paga ¢100 millones por entero y el tercero da ¢50 millones por billete.

“No he podido comprar lotería. Lo que yo le puedo aconsejar al futuro ganador es que se quede callado y que meta el premio al banco. En esto hay que ser inteligente y no dejarse llevar por las emociones”, expresó Serrano.

La jefa del departamento de Mercadeo de la Junta de Protección Social (JPS) , Evelyn Blanco, dijo que los ganadores pueden hacer efectivos sus premios en las sucursales de Cartago y Alajuela. “La JPS no busca exponer a nadie”, afirmó Blanco. Colaboró el corresponsal JORGE UMAÑA

  • Comparta este artículo
Nacional

De suertudo millonario a vendedor de ceviche

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota