Nacional

Algunos empresarios sí invierten en mejoras

Actualizado el 25 de marzo de 2007 a las 12:00 am

Nacional

Algunos empresarios sí invierten en mejoras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Viajar es una experiencia agradable si usted puede tomarse un cafecito mientras espera a que llegue el autobús.

También, si no le molesta el humo de los motores porque la terminal es cerrada y, de paso, puede ver TV o ir al baño sin que le cobren ¢100 por papel higiénico.

Esa es la consigna de servicio al cliente que impulsan unos cuantos empresarios de transporte público. Desafortunadamente, son los menos.

En San José, un buen escenario es la terminal de la firma Musoc, que viaja a Pérez Zeledón, a 133 kilómetros de la capital.

Aunque fue estrenada hace siete años, frente al Hospital de las Mujeres (al sur de San José), todavía ofrece mobiliario limpio y en buen estado.

Según reconoce --orgulloso-- el gerente de Musoc, Gilbert Fernández, la terminal es una de las pocas con servicios sanitarios gratuitos, circuito cerrado de vigilancia, farmacia, librería y una agencia del Banco Popular.

La inversión inicial fue de $2 millones (¢1.044 millones al tipo de cambio actual)

“Salimos de la Coca-Cola (antigua parada de buses), por la gran cantidad de choques, presas, la indigencia y el riesgo de robo. Aquí tengo salida directa a Pérez Zeledón y no compito con otras empresas para que mi bus salga primero”, agregó Fernández.

Ahora, Musoc avanza en la construcción de un hotel de 16 habitaciones dentro de la terminal. Estará listo en dos meses.

Según Fernández, la idea es proteger a los viajeros que llegan de noche a San José y no quieren aventurarse a buscar hotel. “Aquí se pueden quedar y en la mañana desayunan en la soda”, explicó.

Turrialba. Un pensamiento similar tiene Transportes Turrialba, que recientemente estrenó terminal en aquella ciudad cartaginesa.

Los pasajeros tienen cuatro restaurantes, dos minisúperes, farmacia, zapatería, tiendas de ropa, carnicería y servicios sanitarios.

Con una inversión de ¢200 millones, Ticabús también estrenó terminal 200 metros al norte de la Torre Mercedes, en el Paseo Colón.

Por primera vez, en 40 años, la empresa le ofrece una parada techada a los usuarios. Antes, ellos abordaban los buses en la calle, cerca de la iglesia de La Soledad, en el Paseo de los Estudiantes. Colaboró Marcela Rivera, corresponsal.

  • Comparta este artículo
Nacional

Algunos empresarios sí invierten en mejoras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vanessa Loaiza N.

vloaiza@nacion.com

Editora digital

Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes. Actualmente se desempeña como Editora Web. 

Ver comentarios
Regresar a la nota