Nacional

candidatos a diputado cuya experiencia está en el púlpito

Cinco hombres de fe cayeron en la tentación del Congreso

Actualizado el 07 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Dos pastores, dos sacerdotes retirados y un salmista buscan la Asamblea Legislativa

Encabezan listas de distintos partidos para San José, Limón y Guanacaste

Nacional

Cinco hombres de fe cayeron en la tentación del Congreso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cinco hombres con más experiencia en el púlpito que en la política, pelean por una silla en la Asamblea Legislativa como candidatos a diputado de distintos partidos.

Se trata de dos sacerdotes católicos, un salmista y dos pastores evangélicos.

Gerardo Vargas Varela tiene 53 años, se ordenó en diciembre de 1987 y colgó la sotana en el 2009 para unirse al Frente Amplio. Desde entonces intenta ganar un escaño por Limón para hacer suyas luchas que no puede dar desde la Iglesia.

En ese mismo partido milita el sacerdote Rónal Vargas Araya, de 46 años, y quien aspira al primer lugar por Guanacaste. Al igual que el limonense, debió retirarse de la labor pastoral, debido a las normas del derecho canónico.

Ambos comparten la idea de que desde su partido de izquierda pueden aportar más a las luchas sociales que desde el púlpito, sin tener un divorcio total con la Iglesia.

“No me parece justo que un sacerdote o pastor utilice el púlpito o el micrófono para ganar puntos para su partido. La Iglesia ha sido muy sabia al pedir a los sacerdotes que no estén en política.

”Los pastores protestantes tienen el micrófono abierto en sus cultos, mientras que nosotros la hacemos a pie, chancleteando, llevando sol y agua”, expresa el aspirante por Limón.

El artículo 136 del Código Electoral prohíbe hacer propaganda valiéndose de las creencias religiosas o invocando motivos de religión para incitar a los ciudadanos a que se adhieran o se separen de partidos o candidaturas.

“Yo le renuncié a monseñor Vittorino Girardi (obispo de Tilarán) el ejercicio del sacerdocio. Según la teología de la Iglesia, uno no puede renunciar a un sacramento. Seguiré siendo sacerdote hasta la muerte, solo que no lo voy a ejercer”, dice el candidato por Guanacaste.

Ambos son conscientes de que sus posiciones desde el Frente Amplio van en contra de lo que promulga la Iglesia, y esta es una de las razones por las que salen de las parroquias para buscar una diputación.

Están a favor de la legalización de derechos de personas del mismo sexo y de implementar la fertilización in vitro (FIV), tal y como lo señaló la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el 2012.

PUBLICIDAD

Según una encuesta realizada por la firma Unimer para La Nación , en junio, 79 de 100 personas dicen tener una religión. Del total de creyentes, 72% se denominan católicos , 15% evangélicos, 8% cristianos, 1% testigos de Jehová y un 3% de otros grupos.

Otra agenda. En la acera del frente, hablando siempre de religión, están los candidatos evangélicos, que le rezan al mismo Dios, pero tienen un pensamiento político opuesto y, de hecho, llegan con una agenda, si se quiere, contraria a las de los sacerdotes de izquierda.

En el Partido Restauración Nacional, el salmista Fabricio Alvarado Muñoz, reconocido por interpretar canciones religiosas en servicios evangélicos, afina su voz para dar discursos en el plenario.

Alvarado, de 39, considera que puede llegar a la Asamblea Legislativa a defender una agenda “provida”; es decir; en contra de la FIV.

También reclama el respeto a la familia tradicional, por lo que espera combatir cualquier proyecto que pretenda igualar los derechos de las parejas homosexuales a la figura del matrimonio.

“Ojalá que el pueblo cristiano se vuelque a apoyarnos y esa es nuestra meta, sacar más diputados, y proponer”, afirma Alvarado.

Él cree firmemente en que puede llegar a ser buen diputado y cambiar esa imagen de que todos los que ocupan ese cargo son malos.

Su pretensión, añade, es que el país no se “estanque en valores”.

Otro que aspira a ganar uno de los 19 cupos por San José es el pastor Gonzalo Ramírez Zamora, representante del Partido Renovación Costarricense, fundado por el conocido legislador, Justo Orozco.

Ramírez, de 39 años, es miembro de la Alianza Evangélica Nacional y la cabeza de Visión Empresarial, una organización cristiana que capacita a emprendedores, profesionales y empresarios.

“Estamos haciendo campaña con grupos en diferentes asociaciones religiosas y con diferentes asociaciones comunales. El tema nuestro es provida y familia.

”Estamos acercándonos a grupos de centros de atención a drogadictos, niños en abandono, nos estamos acercando mucho al mercado, a la calle, a los restaurantes, hablándoles a los evangélicos y católicos comprometidos con los temas provida.

”Creo que hay una nueva generación de cristianos que quieren llegar a la curul. Nosotros representamos una nueva generación de cristianos”, afirma.

PUBLICIDAD

Ramírez es pastor desde el 2004 y considera que presentarse como un diputado evangélico le permitirá realizar una mejor labor si alcanza el puesto.

“La fe lo que te da son principios y valores de vida y todos necesitamos estos principios y valores. Esto nos puede permitir gobernar de una forma diferente”, expresó.

También en Renovación Costarricense, Abelino Esquivel Quesada, de 49 años y 30 de ser pastor, ocupa el primer lugar por Limón.

Este profesor de Teología titulado en el Centro de Formación Ministerial de la Iglesia de Dios, asegura que hay tres cosas que los votantes quieren y que los pastores tienen: no mienten, no roban y saben escuchar.

  • Comparta este artículo
Nacional

Cinco hombres de fe cayeron en la tentación del Congreso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota