Nacional

ornicio reyes, de 48 años, ejerció su derecho al sufragio en talamanca

Un camino de ocho horas y tertulias marcaron su voto

Actualizado el 07 de abril de 2014 a las 12:00 am

Indígena insiste en la importancia del voto para exigir cambios al futuro gobierno

Nacional

Un camino de ocho horas y tertulias marcaron su voto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ornicio Reyes, en Talamanca, y Cecilia Mora, en Tibás dicen que aunque habitan en comunidades olvidadas aún creen en la importancia de ejercer el derecho al voto . | RONNY JAÉN Y VALERIA QUARTARA

La llovizna de montaña, el sonido de la selva, cruzar ríos y caminos pedregosos acompañaron a Ornicio Reyes, de 48 años, durante ocho horas de recorrido para llegar a su mesa de votación, en Talamanca.

Amigos y familiares de Reyes le cuestionaron la decisión de hacer la travesía. Según él, en el pueblo de Alto Cohehn, una mayoría rechaza la idea de ir a votar.

“Hay pueblos indígenas que seguimos en el olvido. Quizás nunca vayamos a conocer a un Presidente de la República, porque a ellos no les interesa venir acá. Nos citan mucho sus discursos políticos, pero no hacen nada. Eso es lo que nos desmotiva ”, manifestó Reyes.

Pese a la falta de interés de su comunidad por el sufragio, Reyes dice que él hace cualquier esfuerzo, para estar de primero en las urnas.

“Mis padres me enseñaron a ser fiel al Estado. Si uno nació en un país que se organiza, cada cuatro años, mediante la democracia, es un irrespeto quedarse en la casa y no ir a votar”, expresó.

Según el Censo del 2011, en Costa Rica habitan 104.143 indígenas y Limón era la provincia que ellos más habitaban.

La calidad de educación y la falta de mejores caminos son de las principales quejas de los pueblos indígenas hacia los gobernantes.

“El sistema educativo tiene que mejorar en estas zonas. Hay jóvenes que no van a la universidad y sin educación, la gente no progresa”, dijo Reyes, quien emprendió su ruta a las urnas, desde el sábado a las 10 a. m.

En educación, mientras el 97,6% de los ticos sabe leer y escribir, la tasa de alfabetización indígena llega al 89,6%.

Con café. Antes de llegar a la mesa de votación, Reyes hace varias paradas en casas de amigos y familiares, para tertuliar sobre política.

“Me quedo en unas dos o tres casas durante el recorrido. Ahí hacemos tertulias, con rosquillas y un cafecito. Hablamos de todo un poco y del nombre que vamos a marcar en la papeleta. ”, añadió.

Su concepto sobre los políticos rima con oportunismo. Pese a que cree en el voto, señala que quienes toman decisiones, se olvidan de quienes los llevaron al poder.

“La gente cuando tiene poder pierde la noción de la realidad. Yo espero que el próximo Presidente tenga los pies bien puestos sobre la tierra durante los próximos cuatro años. Porque todo es muy bonito cuando salen por la televisión, en campaña electoral. Luego, se desaparecen”, explicó Reyes.

En su caminata hacia la escuela de Sepecue, en Talamanca, saluda a conocidos y se convence de que la única forma de criticar a un gobierno es participando en la elección.

“Si uno no vota, con qué cara puede reclamar después. No importa que uno se equivoque. Lo más penoso es exigir cambios sin participar de la democracia. Yo voto y pienso en mis hijos de cuatro y ocho años”, concluyó Reyes. Colaboró ronny jaén, corresponsal.

  • Comparta este artículo
Nacional

Un camino de ocho horas y tertulias marcaron su voto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota