Nacional

El buen humor no se separó de Rodolfo Piza

Actualizado el 03 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Nacional

El buen humor no se separó de Rodolfo Piza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las frases particulares y el humor que caracterizaron la campaña del candidato socialcristiano, Rodolfo Piza, fueron ayer compañeros fieles en la jornada que vivió con su esposa, Annie Loría.

“Les agradezco estar aquí porque el día es muy ajetreado. Cuando el camino es estrecho, hasta la jeta pesa”, expresó a los periodistas que lo acompañaron en el desayuno, cerca de las 9:00 a. m.

Después, Piza saludó a personas de todas las edades y posó para decenas de fotografías. Eso lo cargó de energías para votar.

Su picardía lo acompañó minutos después de las 10 a. m., cuando el candidato del Partido Unidad Social Cristiana llegó al Colegio México, en barrio Aranjuez, para votar.

La cantidad de cámaras y periodistas hizo que su voto fuera más tumultuoso de lo que él mismo imaginó: “No estoy acostumbrado a esto. Es la primera vez que voto por mí mismo”, aseguró entre risas.

Al trasladarse a La Sabana para ser entrevistado por canal 7, hizo una parada en el Estadio Nacional con el fin de ver las elecciones infantiles. Un niño le gritó mientras sostenía una bandera de Liberación Nacional. Piza lo saludó y su esposa dijo al menor que se había equivocado de colores. “¿Y no puedo saludar a todos?”, preguntó el niño. Piza sonrió y le concedió una fotografía.

Su tarde transcurrió en medio de entrevistas, el almuerzo y en acompañar a familiares a votar, pero nunca perdió la sonrisa y las frases por las que será recordado.

  • Comparta este artículo
Nacional

El buen humor no se separó de Rodolfo Piza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota