Nacional

PLN intenta sobreponerse a peor votación en su historia

Actualizado el 27 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Mayor partido del país encara rencillas añejas y dificultad en adaptar estructura

Nacional

PLN intenta sobreponerse a peor votación en su historia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Johnny Araya en julio 2012, cuando era solo precandidato, igual que los exministros Fernando Berrocal (ahora aliado suyo) y Rodrigo Arias. | ADRIANA ARAYA

El Partido Liberación Nacional (PLN) se encamina a la segunda ronda, mortificado por la votación obtenida este 2 de febrero –la más baja desde su fundación, allá por la mitad del siglo pasado–, y por las circunstancias adversas.

El verdiblanco Johnny Araya recibió el 29,71% de los votos válidos, menos aún que el 31,1% logrado por su hermano Rolando en el 2002, quien también debió acudir a una segunda ronda y acabó derrotado por Abel Pacheco .

Aunque el candidato dijo que su partido está animado, “vivito y coleando”, nadie niega que los resultados cayeron como cubos de hielo en una agrupación que debió afrontar una campaña complicada, siendo blanco de las críticas desde diversos lados.

La campaña arrastró el desgastado por dos gobiernos continuos y no logró disimular rivalidades internas. Además, no tuvo la fuerza que en otros tiempos daban las elecciones municipales , lo que golpeó de manera especial al PLN por poseer la mayor estructura en los cantones, como admitió su gerente de campaña, Rolando González.

Araya quiso hacer autocrítica en la campaña, pero al mismo tiempo ondear la bandera verdiblanca. Se suponía que esto era eficaz para animar al “voto duro” cercano al 30% del electorado, aunque perdieron en importantes feudos como Cartago y el cantón Central josefino donde Araya fue alcalde.

“Hay 10 cantones donde detectamos serias deficiencias de organización”, reconoció el candidato, quien relativizó el mal resultado al mostrar que el PLN obtuvo la bancada legislativa más grande, con 18 miembros, aunque pretendía 29.

Con el apoyo mínimo del expresidente Óscar Arias y una exigua presencia de José María Figueres, las dos tendencias que ellos lideran participaron en la campaña, pero sin entrega máxima.

Dirigentes del comando de campaña sospechan incluso que hubo quienes celebraron el tropiezo , con cálculo electoral para el 2018.

Otro colaborador de Araya, Wálter Coto, mencionó la conveniencia de retirarse de la competencia para la segunda ronda . Así ya lo habían planteado otros militantes cercanos a Arias, quien desde el 2 de febrero ha evitado palabras públicas sobre elecciones.

El diputado Víctor Hugo Víquez, miembro del arismo y simpatizante de Araya, dijo que esta campaña dejó ver rencillas añejas . “Es obvio que se resienten algunas cosas que pasaron hace años con quienes dirigen la campaña; eso no se puede esconder”, dijo en alusión a Coto, Antonio Álvarez (jefe de campaña), Rolando Araya, al exministro Fernando Berrocal y al expresidente Luis Alberto Monge.

PUBLICIDAD

Víquez, sin embargo, aseguró que Óscar Arias y su hermano Rodrigo, ex aspirante presidencial, votarán el 6 de abril por el PLN.

Araya asegura que su partido se ha reagrupado y que sus colaboradores les reportan desde el territorio “un buen ánimo”, aspecto que Rolando González prefiere describir así: “estamos en una evolución ascendente con la idea de llegar a abril en el nivel óptimo de convicción , organización y empuje”.

El diputado Víquez es más directo: “mucha gente desinflada“.

El viernes, Araya trató de comunicar ese mensaje a los 60 alcaldes que lo apoyan . “Quien pierda su cantón tiene una situación diferente para el 2015 cuando se eligen las candidaturas (para cargos municipales)”, dijo González.

El dirigente asegura que el PLN tiene dinero para liquidar sus deudas y para encarar el 6 de abril, aunque apostarán a la austeridad y al voluntariado. “Yo diría al PAC que no se reparta nada”.

  • Comparta este artículo
Nacional

PLN intenta sobreponerse a peor votación en su historia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota