Nacional

Tensiones en Liberación tras el retiro del candidato Araya

Óscar Arias descarta intervenir en la crisis que sacude al PLN

Actualizado el 10 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Exmandatario dice que él y su hermano deben promover la ‘sangre nueva’

Advierte al próximo gobierno de lo difícil de llevar a la práctica los planes políticos

Nacional

Óscar Arias descarta intervenir en la crisis que sacude al PLN

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El expresidente Óscar Arias dice que no tiene ánimo para involucrarse de nuevo en las luchas por levantar al PLN como lo hizo en el 2004.   | ARCHIVO
ampliar
El expresidente Óscar Arias dice que no tiene ánimo para involucrarse de nuevo en las luchas por levantar al PLN como lo hizo en el 2004. | ARCHIVO

El expresidente Óscar Arias afirma que no se involucrará en la crisis política que atraviesa el Partido Liberación Nacional (PLN), luego de la renuncia a la campaña del candidato Johnny Araya.

El dos veces exgobernante (1986-1990 y 2006-2010) descartó también una participación electoral suya o de su hermano, el exministro de la Presidencia y exprecandidato Rodrigo Arias.

“No está en mi ánimo involucrarme yo de nuevo”, dijo Arias, consultado sobre si tratará de levantar al Partido como lo hizo en el 2004, cuando intervino tras la derrota de Rolando Araya (hermano de Johnny) en la segunda vuelta de las elecciones del 2002.

“En efecto, en el 2004 lo hice (intervenir) porque el clamor era casi unánime en el liberacionismo de que yo fuera su candidato y yo quería hacer las cosas que hice”, recordó Arias vía telefónica.

En aquel momento el exmandatario tomó las riendas de la agrupación y, tras una interpretación constitucional para la reelección, llegó de nuevo a la Presidencia de la República en el 2006.

Ahora Arias afirma que ya está “mayor” para volver a la arena político electoral (tiene 73 años). Además, afirma que se debe dar espacio a nuevos dirigentes.

Sobre una eventual participación de su hermano Rodrigo, el expresidente dijo que en estos momentos lo que requiere la agrupación es “sangre nueva”.

“Creo que él (Rodrigo), como lo he dicho muchas veces..., se requiere sangre nueva, y la tarea de motivar a los jóvenes de este país para que vayan a la vida pública es una tarea difícil”, afirmó.

Se intentó conocer el criterio de Rodrigo Arias, pero no contestó ayer las llamadas a su celular.

En estos comicios, Araya, de 55 años, debía enfrentarse con Luis Guillermo Solís, el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El anuncio de Araya no lo elimina como candidato presidencial, pues el artículo 138 de la Constitución Política no permite renunciar.

Sobre la posición de Arias, el presidente del Partido, Bernal Jiménez, llamó a la unión de la agrupación, y pidió tiempo para replantear las cosas.

Por su parte, el exprecandidato presidencial, Fernando Berrocal, consideró que los tres expresidentes vivos del PLN (Luis Alberto Monge, Óscar Arias y José María Figueres), deben defender el legado del fundador de la agrupación, José Figueres Ferrer.

Hito partidario. La salida de Araya de la campaña marca la historia del PLN, fundado en 1951. Nunca antes se quedado sin candidato en medio de una contienda electoral.

La decisión del verdiblanco le abre la puerta del triunfo a Solís, para que gane la elección presidencial del próximo 6 de abril.

Arias afirma que la salida de Araya no es lo que él hubiera deseado y dijo que si le hubiesen preguntado, habría aconsejado no abandonar la lucha.

El expresidente también aclaró que él había advertido a Araya de que el resultado le iba a ser adverso: “Yo se lo manifesté al mismo Johnny hace tan solo unos pocos días, la opinión pública no quiere que Liberación continúe en el Gobierno (...). El pueblo costarricense quiere un cambio, y eso es precisamente lo que reflejó la elección del 2 de febrero”, dijo el expresidente, que además ha criticado fuerte al actual gobierno de Laura Chinchilla.

Ante la posibilidad de que el PAC llegue por primera vez al Gobierno, Arias opinó: “Ahora viene un nuevo gobierno con ideas diferentes. Vamos a ver si estas ideas diferentes las va a poder llevar a la práctica y ser ejecutadas, porque la tarea de convertir sueños en realidades no es fácil”.

El exmandatario hizo énfasis en la atomización legislativa que enfrentará Solís en caso de llegar a Casa Presidencial, pues habrá nueve partidos en el Congreso.

El nuevo Congreso tendrá 18 diputados del PLN , 13 del PAC, nueve de Frente Amplio y 8 de la Unidad Social Cristiana (PUSC), además de cuatro de Movimiento Libertario, dos de Renovación Costarricense. Uno cada uno tendrán Alianza Demócrata Cristiana, Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y Restauración Nacional.

  • Comparta este artículo
Nacional

Óscar Arias descarta intervenir en la crisis que sacude al PLN

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota