| José María Villalta

José María Villalta: ‘No vamos a continuar con la privatización’

Últimas noticias

El candidato del Frente Amplio, José María Villalta, afirmó ayer en entrevista con La Nación que su agrupación no pretende nacionalizar actividades económicas, pero sí detener lo que califica como privatizaciones de servicios públicos en áreas como carreteras, agua y salud. El aspirante de izquierda, uno de los tres con mayor intención de voto, según Unimer, agregó que pretende fijar salarios mínimos que cubran la canasta básica.

En su plan de gobierno se propone una ley de salario mínimo vital que garantice la cobertura de la canasta básica. ¿De cuánto sería hoy ese salario mínimo vital?

Eso tiene que definirse técnicamente. Hay que revisar los criterios de cálculo de los salarios mínimos, sobre todo de las categorías peor pagadas, trabajadoras domésticas, trabajadores agrícolas, por ejemplo, para garantizar que el salario mínimo que se pague permita cubrir las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias.

”Los salarios mínimos, en una sociedad democrática, tienen que satisfacer las necesidades básicas de las familias trabajadoras. Queremos actualizar las fórmulas de cálculo para garantizar eso. Hay categorías donde hay explotación. Si queremos combatir la pobreza, es una situación que discutir”.

¿Cómo hacer para que eso no impacte el empleo?

La revisión tiene que contemplar todas las variables, cuál es el nivel de ingreso y las posibilidades reales de poder hacer o no una modificación salarial. Lo que debe garantizarse en toda actividad productiva es que el salario garantice el mínimo vital, sin impedir que la actividad económica sea viable.

¿Aprueba todos los beneficios de las convenciones colectivas?

Creo que esto se ha regulado mucho, ha habido un discurso engañoso porque es un derecho de los trabajadores buscar mejoramiento de sus condiciones. Si se ha dado un beneficio excesivo, ha sido responsabilidad de los jerarcas politiqueros, de los mismos gobernantes de Liberación Nacional que empezaron a repartir lo que no era de ellos. La Sala IV ha dicho cuáles cláusulas han sido abusivas.

Independientemente de lo que la Sala haya dicho, usted puede tener criterio sobre si son abusivas...

No creo que todas sean abusivas. Creo que los trabajadores tienen derecho a un mejoramiento. Hay casos en los que el problema es que al resto de los trabajadores no se le permite buscar ese mejoramiento.

Pero hay funcionarios de instituciones que ganan más que un ministro, sin tener un cargo alto...

Por eso, no podemos generalizar. Los trabajadores tienen derecho a mejorar sus condiciones de trabajo a través de la negociación, pero los jerarcas tienen la obligación de hacer negociaciones que sean acordes a las finanzas públicas.

Su plan de gobierno no dice qué hacer con el dólar. Dice que van a monitorear el sistema de bandas, que les preocupan los exportadores, pero también les preocupa el valor del colón. ¿Qué harían?

No pretendemos hacer ajustes violentos que generen inestabilidad económica, cambios abruptos. Creemos que hay que dar un seguimiento al sistema de bandas y, paulatinamente, hacer ajustes para evitar que se siga castigando a los pequeños empresarios turísticos, a las pequeñas y medianas empresas exportadoras con un colón excesivamente apreciado.

Pero, por otro lado, quiere un colón apreciado, el plan lo decía...

Tiene que haber un equilibrio entre el control de la inflación, la generación de empleo y la reactivación de la producción; y no una posición tan dogmática como la que han defendido hasta ahora los economistas monetaristas neoliberales. Vamos a monitorear el sistema de bandas, pero no descartamos hacer ajustes para buscar un poco más ese equilibrio, sin descuidar el control de la inflación.

Se habla de inflación inferior a dos dígitos, ¿cómo la manejarían?

No pensamos, como se ha dicho irresponsablemente, aplicar políticas irresponsables en la parte monetaria o de emisión de moneda que disparen la inflación. Pensamos mantener políticas que mantengan baja la inflación, pero dedicarle tiempo a la reactivación de la producción. Los últimos gobiernos han permitido prácticas oligopólicas en los mercados de productos de primera necesidad, como la medicina, que están generando distorsiones en los precios.

¿Hasta dónde le gustaría que el Estado participe en las actividades económicas? ¿Nacionalizaría actividades privadas?

No hemos planteado nacionalizar actividades económicas. Hemos planteado defender bienes públicos que algunos quieren privatizar, es un objetivo claro. Creemos que los servicios públicos estratégicos, los que son esenciales para el desarrollo social del país, no deben salir de manos del Estado.

”Pero también creemos que hay que impulsar otro tipo de alternativas, como la comunitaria, las cooperativas, los proyectos de la economía social, ese llamado tercer sector que es una alternativa entre la privatización y la estatización.

”No vamos a continuar con los procesos de privatización de bienes públicos, bienes que van desde el agua, desde las playas, la biodiversidad, las semillas, el conocimiento, hasta servicios como la salud, la electricidad, las carreteras”.

Mayela López
Mayela López ampliar

Su gobierno no sería, precisamente, una carta de invitación para las transnacionales, las que se dedican a participar en actividades económicas de mucho capital.

En ningún momento atacamos o amenazamos a la inversión extranjera que genera empleo de calidad, que respeta la legislación laboral, la ambiental, la seguridad social. A la inversión extranjera hay que darle transparencia, seguridad jurídica, reglas claras, pero que también el país debe ir variando su estrategia.

”Nuestra estrategia de atracción de inversión extranjera propone vincular los incentivos a programas de encadenamientos productivos con la industria local, transferencia de tecnología para desarrollar una industria local fuerte. Y que los incentivos vayan migrando de únicamente exoneraciones tributaria todo hacia otro tipo de incentivos que generen mayor contribución con el financiamiento de los servicios públicos. Ningún sector productivo que quiera trabajar honestamente tiene por qué sentirse amenazado”.

¿Cómo controlaría lo que usted llama especulación de precios?

Tenemos una ley de la Comisión para Promover la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor que no se aplica en todo su potencial. Hay mercados, como el de las medicinas, donde se están dando prácticas monopolísticas, donde hay un único importador. Aquí lo que ha pasado es una cuestión ideológica. Los últimos gobiernos se han creído ese cuento de que el Estado tiene que ser observador de la ley de la jungla y no intervenir para proteger los derechos de los ciudadanos. La Comisión para promover la competencia puede tener un papel más activo para frenar esos abusos, esas prácticas monopólicas, esas distorsiones que están afectando a los consumidores y a los pequeños comerciantes que están siendo exterminados.

¿Usted otorgaría más contratos de generación privada?

Creo que la distribución actual del mercado es suficiente. Hay un mercado distribuido donde no hay una práctica monopólica.

¿No pasaría de ahí?

No creemos que sea necesario pasar de ese tope.

Su plan de gobierno propone que las instituciones públicas y municipalidades, en un concurso, tengan que dar prioridad a cooperativas y empresas comunitarias. ¿Sería así si una empresa privada presenta un precio más bajo?

Instituciones como el ICE le dan puntos extra a empresas locales para dinamizar la economía local. Las compras públicas pueden usarse más como un factor de desarrollo local. Es posible establecer un sistema donde, sin sacrificar la calidad, se le den puntos extra o alguna prioridad o preferencia a empresas locales, obviamente que no pueden ser condiciones leoninas para la institución pública. Hay que ver cada caso.

¿Cuál es su posición con respecto a la función de la prensa?

Creo que la libertad de prensa es esencial en una sociedad democrática. El gobierno tiene que atender a la prensa, a todos los medios, sin importar su línea editorial. Creo que el gobierno y los políticos en general cometen un error cuando intentan culpar a la prensa de su mala imagen o de las tortas que se jalan. Creo que no se puede generalizar, la prensa también tiene que una obligación de responsabilidad, de informar equilibradamente, de respetar el derecho a la información de la ciudadanía. Pero cometen un error quienes quieren ponerle una mordaza a la prensa.

¿Qué aspectos renegociaría del TLC con Estados Unidos?

Bueno empezaríamos, con el capítulo de propiedad intelectual, planteando que se haga una renegociación similar a la que ya hicieron Colombia, Perú y Panamá, (...) eliminando varias de las normas que más afectan el acceso a las medicinas y ponen en peligro la salud pública y fortaleciendo las normas para los derechos laborales y el ambiente.

Ustedes proponen extender la licencia de maternidad, e incluso el cuido para la paternidad, pero sin cargar a pequeñas y medianas empresas. ¿Cuál sería la fórmula?

Permitirle a la CCSS hacer una redistribución interna de las cargas de manera que se le aumente un poquito más a empresas grandes el seguro de forma tal que el costo de ese aumento de la licencia de maternidad no perjudique a las pequeñas y medianas empresas, tomando en cuenta que, como ha venido disminuyendo la cantidad de embarazos, la presión va a ser menor.

También se habla de que bancos, aseguradoras y empresas de comunicaciones aporten un porcentaje de sus utilidades al sistema solidario de pensiones. ¿De cuánto sería ese porcentaje?

La Ley de Protección al Trabajador le puso la obligación a empresas públicas, como el ICE, el INS, los Bancos del Estado, de aportar hasta un 15% de sus utilidades para financiar la seguridad social. Eso se hizo antes de que esas empresas estuvieran en régimen de competencia. Hoy, que están en régimen de competencia, si a los bancos del Estado se les exigen esa obligación, o al INS, pues debería exigírseles también a los bancos privados o a las aseguradoras privadas.

¿Hay un exceso de planilla en el Estado?

Yo creo que, más que exceso de gente, hay una pésima distribución de la gente y una total ineficiencia. Hay áreas donde uno ve que hay mucha burocracia, muchos puestos administrativos, en la CCSS por ejemplo, pero hace falta personal de atención directa al usuario, hacen falta médicos especialistas en Ebais.

¿Usted estaría dispuesto a poner el dedo en ese asunto?

Creo que es necesario para modernizar el Estado, más que recortar planilla es necesario reorganizar, reorientar. Que más trabajadores vayan a atender funciones sustantivas, de prestación directa de los servicios y reducir al máximo de la burocracia. Hacer una reorganización interna.

¿Apoya la ley de empleo público?

Creo que hay que revisarla, así como está no la apoyo. Creo que hay que hacer mejoras en el régimen de empleo público, por ejemplo.

Los incentivos hay que mejorarlos más, deben vincularse más un desempeño eficiente. Creo que hay trámites muy engorrosos para sancionar a un funcionario corrupto. Me parece una barbaridad que a un funcionario que lo agarraron robando, que lo suspendan con goce de salario y que se la tira riquísimo de vacaciones, cuando se demostró una actuación ilegal, deberían de haber procesos más expeditos.

Debería ser más fácil incrementar los salarios de los trabajadores peor pagados, los policías, los misceláneos; sin que eso genere un aumento en cadena de todas las demás categorías. Es decir, hay que hacer ajustes, pero tampoco comparto el enfoque de este Gobierno que de pronto pretende echarle la culpa a todos los trabajadores del sector público del malestar de las finanzas del Estado, cuando hay un montón de abusos en los jerarcas.

Cualquier reforma en el tema de empleo debe empezar por los jerarcas, frenando esos salarios de lujo, poniéndole topes a las pensiones de lujo, nombrando gente en las instituciones autónomas que se comprometan a rebajar los salarios de los gerentes de los bancos, de instituciones como el INS.

¿Qué tanto pueden esperar las industrias que suban sus tarifas eléctricas si se eliminan los subsidios, como ustedes proponen?

Nosotros creemos que no deben seguir subiendo las tarifas eléctricas y que las acciones de eliminar subsidios a los grandes tienen que ir acompañadas de otras acciones. Necesitamos un ICE que funcione más eficientemente. En el ICE, producto de la politización, se están cometiendo graves errores.

Si logramos un funcionamiento más eficiente del ICE, si impulsamos una política más agresiva de generación a través de fuentes renovables, verdaderos incentivos para el ahorro de energía. Si esa política de un rebalanceo tarifario justo viene acompañada de esas acciones, esperamos que no sigan subiendo las tarifas eléctricas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: José María Villalta: ‘No vamos a continuar con la privatización’