Nacional

Cantones de alto abstencionismo

Decepción hace de la zona sur la región donde menos votan

Actualizado el 22 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Región es la más pobre del país, según Encuesta de Hogares de INEC

Desempleo y proyectos nunca realizados alejan de las urnas a la gente

Nacional

Decepción hace de la zona sur la región donde menos votan

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ana Lorena Araya, vecina de Golfito, cree que las promesas de los políticos se han quedado en el aire en esa zona. (Mayela López)

Golfito. El termómetro marca 33 grados Celsius. Son las 10: 30 a. m. del 12 de diciembre y, aunque aquí el calor se respira en cada piedra, palo y bote del golfo, la campaña política sigue fría.

Cantones indiferentes
ampliar
Cantones indiferentes (Infografía GN)
Golfito, uno de los cinco cantones del llamado sur-sur del país, fue el segundo con mayor abstencionismo en el 2010. Un 45,7% de sus electores le dio la espalda a las papeletas, según el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Para la elección presidencial del próximo 2 de febrero, el panorama no pareciera distinto. Todo apunta a que el enojo con los políticos aleja, de nuevo, a los votantes, y eso tiene una explicación para el director del Instituto de Formación y Educación en Democracia (IFED), Hugo Picado.

“Existe una relación entre la participación política y factores sociodemográficos en sectores olvidados por el Gobierno”, dijo.

Golfito, además, es una porción de la región Brunca, la más pobre del país, según la última Encuesta de Hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

A esta también pertenecen los cantones de Osa, Corredores, Coto Brus y Buenos Aires, todos en la lista de los menos votantes del país.

Corredores es el primero, con un 45,8% de abstencionismo en el 2010. El porcentaje nacional es del 31%.

Los pobladores de Golfito ponen su malestar en palabras llanas: “Yo espero que hagan algo (los políticos) porque todo queda en que yo fui y yo no fui, y se vuelve puro cuento”, declaró Rosa Corrales González, de 82 años.

Corrales habla algo agitada, luego de subir la docena de gradas de concreto carcomido del ruinoso atracadero público.

Su descontento se repite en otros niveles.

Emileth Barrantes, vicepresidente de la Cámara Nacional de Marinas y Atracaderos Turísticos, está convencido de que esta es una de las zonas donde más estudios y planes se proponen, pero siguen sin concretarse.

El mercado regional, la aduana de Paso Canoas para sustituir la actual —que llaman “aduana de la vergüenza”— y la reparación del muelle Nacional, en Golfito, son ejemplos de proyectos que aún no ven concretarse los sureños. Lo mismo ocurre con el tan sonado aeropuerto en la zona sur, en Osa.

PUBLICIDAD

Pobreza y enojo. A esto se le suma la demanda en infraestructura vial, mejores servicios de salud y una queja generalizada por corrupción política, en una zona donde aún el 17% de los habitantes no tienen acceso a agua potable y el 35% de hogares vive en condición de pobreza, según datos del INEC.

Ana Lorena Araya sostiene a su hija Alison Bojorge.
ampliar
Ana Lorena Araya sostiene a su hija Alison Bojorge.

“Yo nací en 1970. Soy hijo de Constantino Barrantes, un combatiente del 48, pero los políticos me tienen harto. Hoy vengo de pagar los impuestos al Ministerio de Hacienda, pero hay otros que los esquivan, como el exministro de Hacienda pasado (Fernando Herrero). No tengo ganas de votar”, se queja el ebanista Eliécer Barrantes.

El desencanto se repite en los demás cantones de la zona sur, todos pertenecientes a la provincia de Puntarenas.

Un recorrido por Ciudad Neily, en el cantón de Corredores, dio resultados similares en cuanto a la decepción y la apatía de cara a los próximos comicios.

El desempleo, que según el INEC es del 9,5% en la región Brunca, es uno de los factores que más molesta a los ciudadanos y que les hace ver las promesas políticas con escepticismo e indiferencia.

“Aquí, en la zona sur, está duro el trabajo. A mí nadie me mantiene. Aquí no nos dejan trabajar. Yo me dedico a comprar los saldos de tarjetas (del depósito libre de Golfito) para revender. Es duro; ya los guardas nos tienen a monte y no nos dejan trabajar”, se quejó Wilson López, de 18 años.

Esta será la primera elección en la que López podrá votar, pero todavía no sabe por quién.

“De política no estoy en nada porque yo trabajo aquí de 7 a. m. a 6 p. m.”, aseguró López.

  • Comparta este artículo
Nacional

Decepción hace de la zona sur la región donde menos votan

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota