Nacional

Balance al cierre de gestión

Comunicación e infraestructura, mayores lunares del Gobierno

Actualizado el 22 de abril de 2014 a las 12:00 am

Desde anuncios, como el apoyo al alza salarial de diputados, hasta la trocha y OAS

Carlos Roverssi culpa a la prensa y acepta fallas al afrontar problemas

Nacional

Comunicación e infraestructura, mayores lunares del Gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Francisco Chacón fue el segundo ministro de Comunicación de este Gobierno. Sustituyó a Roberto Gallardo (actual ministro de Planificación). Chacón renunció tras el escándalo del jet que le prestó un empresario cuestionado al Ejecutivo, en mayo del 2013, que afectó la imagen de esta administración. Aquí junto a la Presidenta Laura Chinchilla. @Archivo (Archivo)

Los errores en comunicación e infraestructura golpearon la imagen del Gobierno, cuyo partido ganó las elecciones del 2010 con un importante respaldo popular, pero que cierra su labor con la peor calificación de los últimos seis mandatos.

Dentro y fuera del Ejecutivo, existe coincidencia en que esos factores aumentaron la percepción negativa del Gobierno y opacaron los logros de la administración.

El paso de tres ministros de Comunicación en cuatro años y las denuncias por corrupción en la construcción de la trocha fronteriza, se cuentan entre los grandes lunares del Ejecutivo.

Así lo ven el ministro de Comunicación, Carlos Roverssi, y el director interino del Programa Estado de la Nación, Jorge Vargas.

Roverssi acepta las fallas en comunicación, pero sostiene que hubo un “cerco informativo” dedicado a potenciar los errores y a minimizar los aciertos del Ejecutivo.

Los tropiezos en comunicación se remontan al primer día de trabajo del Gobierno. Apenas habían pasado tres horas y el entonces ministro de la Presidencia, Marco Vargas, anunciaba el apoyo del Ejecutivo a un proyecto para aumentar el salario de los diputados.

En menos de un mes de escándalo, la iniciativa perdió apoyo político y fue enterrada.

Sin embargo, el problema de la administración Chinchilla es más profundo. Este Gobierno inició sin un encargado de la política de divulgación. Fue hasta el 11 de de febrero del 2011, que nombró a Roberto Gallardo como titular del Ministerio de Comunicación.

En marzo del 2012, Chinchilla puso a Gallardo en el Ministerio de Planificación y nombró al diputado Francisco Chacón como vocero.

Solo un año después, en mayo del 2013, Chacón renunció, luego de que se desatara la polémica por un viaje de Chinchilla a Perú, donde voló en un avión prestado por el colombiano Gabriel Morales, cuestionado por supuestos vínculos con el narcotráfico en su país.

El reto de hacer. El otro punto débil, de donde brotaron críticas, fue en el tema de la infraestructura.

Solo en la cartera de Transportes, Chinchilla tuvo que nombrar cuatro diferentes ministros: Francisco Jiménez, Luis Llach, Rodrigo Rivera y Pedro Castro.

En esa área, Chinchilla cosechó fuertes críticas. La principal fue por las irregularidades en la construcción de la trocha fronteriza.

PUBLICIDAD

Era la más ambiciosa propuesta del Ejecutivo para defender la soberanía nacional frente a las tensiones con Nicaragua, pero terminó en un escándalo de corrupción de mandos medios, que fue denunciado por la mandataria Chinchilla, el 4 de mayo del 2012.

El proyecto, con un presupuesto cercano a los ¢23.000 millones, quedó sin terminar y con más preguntas que respuestas: “El Gobierno no supo manejar periodísticamente el tema”, aceptó Roverssi.

Otro golpe al Ejecutivo fue el conflicto con la firma OAS por el contrato para ampliar la carretera entre San José y San Ramón.

El contrato lo tenía desde el 2005 la empresa Autopistas del Valle y llegó a OAS el 11 de marzo del 2013, luego de que la Contraloría General de la República avalara el cambio de manos del proyecto.

Sin embargo, la presión social contra el plan, encabezada por el grupo denominado Foro de Occidente, hizo que la iniciativa perdiera viabilidad política.

El punto crítico en este tema se dio el 11 de abril del 2013, tras un enfrentamiento entre opositores al plan y la Fuerza Pública, en Alajuela. Al final, el contrato se liquidó y el Estado indemnizó a la brasileña con $35 millones.

Además, en este Gobierno fracasó el intento de poner fin al arreglo del puente sobre el río Virilla, en la autopista General Cañas.

Tampoco se llegó a un acuerdo con Riteve para fijar las tarifas del servicio de revisión técnica.

En el tema de la Caja Costarricense de Seguro Social no se logró evitar el uso de fondos de reserva del fondo de pensiones del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

A estos puntos se suma el que el descontento popular se hizo más que evidente. Según el último informe del Estado de la Nación, en este Gobierno se dieron más protestas callejeras, que en las últimas seis administraciones.

  • Comparta este artículo
Nacional

Comunicación e infraestructura, mayores lunares del Gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota