Nacional

Estudiante de colegio en San Ramón relata su historia

La proeza de vencer a la muerte y de llegar más lejos de lo que esperaban

Actualizado el 05 de noviembre de 2013 a las 01:54 pm

Óscar Artavia tiene 17 años de edad y este martes resolvió la última prueba de bachillerato: Educación Cívica

Nacional

La proeza de vencer a la muerte y de llegar más lejos de lo que esperaban

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Óscar Artavia es estudiante del Colegio Experimental Bilingüe de San Ramón, Alajuela. (Wanda Araya.)

San Ramón.

Óscar Artavia es un joven de 17 años que estudia en el Colegio Experimental Bilingüe de San Ramón y se une a los 42.000 estudiantes que enfrentaron las pruebas de bachillerato este año. Su realidad es muy distinta a la de los demás muchachos, pero eso no es obstáculo para dejar de soñar.

Este joven luchador nació con fibrosis quística, una enfermedad genética que afecta su digestión y pulmones deteriorando sus órganos.

Desde hace nueve años los doctores le dijeron que las expectativas de vida no superaban los 13 años de edad, pero hoy Óscar concluyó sus exámenes de bachillerato –con Educación Cívica– y cuenta su historia.

"Desde que yo tenía ocho años me dijeron que mi vida iba a ser mucho más corta, pero la verdad yo nunca lo he creído así. No creo que me vaya a morir pronto. Ahora estoy haciendo bachillerato y eso es ventaja", relató Óscar.

Los profesores cuentan que él es uno de los alumnos más responsables. Hasta la fecha nunca ha reprobado un año y sus notas son superiores a 80.

"Es increíble la lección de vida que nos da Óscar. Cuando él está en el hospital por algún problemita que tiene, nos pide que le mandemos los trabajos hasta allá y los resuelve; cuando llega a clases, viene hasta más adelantado que el resto de compañeros", mencionó Jessica Jiménez, profesora de inglés.

Según cuenta el ramonense, esta enfermedad es muy poco común hasta la fecha. En San Ramón, por ejemplo, solo hay registrados dos casos.

Luchar contra este padecimiento no es fácil; sin embargo, Óscar es un combatiendo que no se baja del ruedo y enfrenta su enfermedad con la mejor arma: el positivismo.

"Yo he salido adelante porque mi mamá es muy luchadora y ha dado todo en la vida por mí, entonces me toca a mí devolverle un poco de lo mucho que he recibido. Ella es mi apoyo incondicional", comentó el joven.

La expectativa de vida de Óscar ha aumentado significativamente, según le dicen los doctores. Ahora, él sueña con estudiar Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Costa Rica y si no pasa el examen, quiere estudiar el idioma inglés.

  • Comparta este artículo
Nacional

La proeza de vencer a la muerte y de llegar más lejos de lo que esperaban

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota