Nacional

Rezos y nervios de acero para afrontar bachillerato

Actualizado el 30 de julio de 2014 a las 12:00 am

Nacional

Rezos y nervios de acero para afrontar bachillerato

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una hora antes de comenzar ayer la prueba de Redacción y Ortografía del Ministerio de Educación Pública (MEP), los estudiantes mataron los nervios con desayunos, rezos y frases mutuas de apoyo.

“Los queremos ver en diciembre con su título de bachilleres. En unos meses ustedes serán los nuevos universitarios”, expresó Carlos Artavia, director del Liceo Mauro Fernández, en Tibás.

Antes del examen, la ansiedad estaba al tope y los colegiales revisaban las listas del Ministerio de Educación Pública para verificar en qué aula les tocaría escribir la prueba de 300 palabras.

Más lejos, en San Carlos, el sonido del río acompañó en los minutos previos a Maikel González, quien llegó lleno de barro al colegio de El Concho de Pocosol, por lo que tuvo que cambiarse el uniforme.

Este martes arrancó la recta final para los futuros bachilleres, quienes se dedican de llenos a aclarar dudas en centros de estudios.

El mejor en cada materia ayuda a sus compañeros y todos corren contra esa campana imaginaria que sonará en noviembre, cuando tendrán el resto de las pruebas.

“Estamos seguros de que vamos a alcanzar resultados positivos. Los muchachos están bien preparados y aunque ha habido que correr, la huelga no nos afectó. Hemos ajustado los contenidos”, dijo Margarita Corte, directora del Liceo Napoleón Quesada, en Zapote.

De mano en mano pasan los resúmenes, tareas y prácticas con el objetivo común de lograr el ansiado diploma de bachiller. El tiempo no corre, vuela. La Universidad es la meta. Pero antes el reto principal: superar cada prueba. Colaboró el corresponsal Carlos Hernández.

  • Comparta este artículo
Nacional

Rezos y nervios de acero para afrontar bachillerato

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota