Nacional

Llantos, frustración y risas reinaron en entrega de notas

Actualizado el 29 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Llantos, frustración y risas reinaron en entrega de notas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diego Bosque G.

Limón. Ansiedad, nervios, preocupación e incertidumbre se respiraban ayer en los pasillos del Liceo Nuevo de Limón, minutos antes de entregarse los resultados de las pruebas de bachillerato.

Una fila de unos 20 muchachos fuera de un aula dejaba ver que en ese recinto se entregarían los esperados resultados.

Uno a uno fueron pasando los jóvenes por los promedios.

Llanto y caras de frustración entre quienes se topaban con la amarga noticia de estar reprobados, y saltos, lágrimas de emoción y abrazos entre quienes aprobaron los exámenes.

“Fue un esfuerzo más allá de un año, son 11 años de estudio y gracias a Dios que veo los frutos”, expresó Andrés Retana, entre lágrimas de emoción.

Retana ganó el bachillerato y ya hace planes para estudiar Enseñanza del Inglés en la Universidad de Costa Rica (UCR).

Denmarck Salmon Rodríguez fue felicitado ayer por una profesora tras enterarse de que ganó bachillerato en el Liceo Nuevo de Limón.  | DIEGO BOSQUE
ampliar
Denmarck Salmon Rodríguez fue felicitado ayer por una profesora tras enterarse de que ganó bachillerato en el Liceo Nuevo de Limón. | DIEGO BOSQUE

No obstante, no todos corrieron la misma suerte de este joven.

Alba Obando, directora del Liceo Nuevo, manifestó que no se cumplió lo previsto en la institución pues no se llegó ni a la mitad de aprobación del total de estudiantes registrados.

“Las expectativas que teníamos no se cumplieron; nosotros manejamos, en los últimos años, un promedio de aprobación del 70% y ahorita no estamos llegando ni a la mitad”, confesó la directora Obando.

En este colegio realizaron pruebas de bachillerato 58 estudiantes.

Otra realidad. Un panorama diferente se vivió en el Colegio Científico de Limón. Allí celebraron ocho bachilleratos de excelencia y tres promedios mayores que 97.

Los estudiantes con esos promedios son: Joel Schuzter (98,26); Yeikko Valverde (97,22), y Jam Axel Angulo (97,84).

“Con base en el esfuerzo es que se logran las cosas; me siento muy satisfecho”, comentó Schuzter, quien es vecino de Moín e ingresará el próximo año a la carrera de Ingeniería en Mecatrónica en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), en Cartago.

“Lo más importante es la disciplina; uno tiene que tener un horario de estudio porque, si no, todo se va a acumular”, declaró Valverde.

Otra de las estudiantes destacadas es María Cortés, de 16 años y vecina de Talamanca. La talamanqueña obtuvo tres notas perfectas en las evaluaciones de Química, Matemáticas e Inglés.

PUBLICIDAD

“Desde muy niña me propuse la meta de estudiar y gracias a Dios lo he logrado”, contó Cortés.

La joven tuvo que mudarse dos años a la ciudad de Limón para completar la secundaria.

  • Comparta este artículo
Nacional

Llantos, frustración y risas reinaron en entrega de notas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diego Bosque G.

diego.bosque@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

Ver comentarios
Regresar a la nota