Nacional

Conflicto por aguas residuales impide usar nuevo colegio en Turrialba

Actualizado el 27 de octubre de 2014 a las 05:33 pm

Estudiantes cerraron el paso hoy en protesta frente a la municipalidad y comenzaron a mudarse

Vecinos que interpusieron recurso ante Setena dicen que su afán es proteger cuatro nacientes

Nacional

Conflicto por aguas residuales impide usar nuevo colegio en Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los estudiantes se apostaron en la vía pública y exigieron que, luego de 15 años en aulas prestadas, se les deje usar las nueva instalaciones. (Josué Hernández)

Más de 50 estudiantes del Liceo Experimental Bilingüe de Turrialba y varios padres de familia se manifestaron la mañana de este lunes frente al Palacio Municipal y la dirección regional del Ministerio de Educación Pública (MEP) para pedir que les dejen utilizar las nuevas instalaciones.

Un recurso presentando ante la Secretaria Técnica Nacional Ambiental (Setena) por Efraín Barrios y Carlos Martín Chacón, impiden al liceo utilizar la nueva edificación que se construyó contiguo al residencial Tomas Guardia entre el año anterior y este con un costo superior a los ¢1.000 millones.

"Ahí se está haciendo un daño ambiental, porque falta alcantarillado donde las aguas pluviales serán depositadas. No estamos en contra de la institución, si no que todo se haga a derecho", afirmó Efraín Barrios.

Las denuncias se iniciaron desde setiembre del 2013. 

Hay cuatro nacientes en una especie de potrero y eso motivó a Chacón y Barrios a poner denuncias ante la Setena en contra de la construcción del Liceo Experimental Bilingüe de Turrialba.

"Ellos querían pasar las aguas pluviales muy cerca de una propiedad donde hay cuatro nacientes, lo que tendría un impacto ambiental negativo, ya que no existe un canal o alcantarillado para que las aguas sean depositadas",  detalló Barrios.

Anadió que no desean oponerse al uso de las instalaciones, sino a que se haga basado en la ley y que no se ocasione el daño.

El denúnciate comentó que Setena puso una medida cautelar contra la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo del MEP y la municipalidad de Turrialba hasta que se solucionara el problema de la aguas de lluvia.

"Incluso nosotros aportamos un vídeo  a Setena sobre un problema que se dio en unas casas al lado abajo del colegio,  el lugar se inundó a consecuencia de las lluvias, ya que el agua que cayó en la estructura no tuvo donde irse", agregó.

Barrios cree que el error fue de la Municipalidad de Turrialba y el MEP, al no pedir el plano que indica adónde van las aguas pluviales.

Este lunes los estudiantes se mantuvieron en la calles de Turrialba entre las 7 y las 11 a. m., y su consiga fue poder utilizar la nueva casa.

Después de la protesta comenzó la mudanza hacia el nuevo colegio, ubicado a un kilómetro del lugar donde actualmente se imparten las clases, en la UCR.
ampliar
Después de la protesta comenzó la mudanza hacia el nuevo colegio, ubicado a un kilómetro del lugar donde actualmente se imparten las clases, en la UCR. (Josué Hernández)

"Son 15 años de lucha, ya queremos tener utilizar las nuevas instalaciones. Hoy los estudiantes pedimos a la dirección regional que nos apoye y actué más rápido, afirmó el estudiante de quinto año José Mario Achoy.

Por su parte la alcaldesa de Turrialba, María Elena Montoya, les indicó a los estudiantes que la municipalidad no se oponía al uso de las instalaciones pero que debían de respetar el debido proceso.

A media mañana hubo una reunión entre padres de familia, la directora regional, María Isabel Martínez, y la alcaldesa para buscar salidas al problema

Según confirmó Ricardo Vega miembro de la Junta a Administradora del Liceo se hará una nota solicitando la presencia del personal docente y administrativo en las nuevas instalaciones para de inmediato comenzar las lecciones en el lugar.

El Liceo Experimental Bilingüe de Turrialba fue creado en 1999 y desde entonces los estudiantes reciben lecciones en aulas prestadas por la Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica.

La nueva construcción fue financiada con dineros aportados por padres de familia, el Ministerio de Educación Publica y la Organización Suiza Edunámica.

Este lunes varios camiones recogieron los pupitres del las actuales aulas y los trasladaron a los nuevas instalaciones donde este martes los estudiantes esperan recibir clases.

  • Comparta este artículo
Nacional

Conflicto por aguas residuales impide usar nuevo colegio en Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota