Nacional

Centros en zona norte, Pérez Zeledón y Sixaola cierran comedores o reducen porciones

Atrasos del CNP dejan sin comida a escolares pobres

Actualizado el 11 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Consejo alega que proveedores dan tarde productos de la canasta básica

Hay 50 denuncias por alimentos en mal estado, tardanzas y precios caros

Nacional

Atrasos del CNP dejan sin comida a escolares pobres

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ayer, a las 10:10 a. m., los niños de la Escuela Las Palmas, en La Tigra de San Carlos, pidieron a la directora Patricia Corrales que adelantara la hora de almuerzo porque no habían comido nada en el día. Desde la semana pasada, el CNP no abastece de frutas a ese centro. | CARLOS HERNÁNDEZ

Los atrasos del Consejo Nacional de Producción (CNP) en la entrega de alimentos a los comedores escolares dejan sin ese servicio a los niños pobres.

Desde la semana pasada, los alumnos de la Escuela Las Palmas, en La Tigra de San Carlos, no comen frutas y las cocineras deben reducir las porciones que sirven para que los alimentos rindan toda la semana.

Ese mismo calvario lo sufren 89 recintos de la zona norte y centros educativos en Pérez Zeledón y Sixaola. A la fecha, el Ministerio de Educación Pública (MEP) tiene 50 denuncias por fallas en los comedores escolares atendidos por el CNP.

Para este año, el CNP tiene un presupuesto de ¢8.108 millones para velar por 391 comedores escolares del país.

Esa cifra difiere con la del MEP, que hace referencia a 416 comedores escolares a cargo del Consejo, para el 2015.

Reclamos. Las quejas más comunes de los centros educativos hacia el CNP son la tardanza en la entrega de los productos, alimentos en mal estado, precios más altos, carnes que no están frescas y falta de suministro durante la semana.

“A partir de este año, nos obligaron a comprarle al CNP y no cumplen con el tiempo de entrega de los alimentos y nos sale más caro”, manifestó Patricia Corrales, directora de la Escuela Las Palmas, en San Carlos.

Para algunos estudiantes de familias en pobreza y pobreza extrema, la comida en la escuela es la única que ingieren durante el día.

La directora Corrales también denunció que mientras que en el 2014 compraba cada kilo de costilla en ¢3.100 a un proveedor del pueblo, ahora paga ¢4.500 por kilo al CNP.

El gerente general del CNP, Édgar Vargas, dijo que los atrasos son un problema común, pero que su institución pretende resolver con rapidez cada caso.

“En la práctica, es casi imposible trabajar de manera inmaculada. Muchas veces, hay productos que no son de la zona y eso nos genera ciertos atrasos. Las tardanzas son un tema que debemos atender todas las semanas y buscamos reaccionar lo más rápido posible”, afirmó Vargas.

El gerente de CNP reconoció que la afectación en la zona norte se debe a una tardanza en la entrega de productos por parte de los proveedores de alimentos.

“Hubo un desfase en la entrega de los productos la semana pasada, pero ya se está atendiendo. Nosotros buscamos que la capacidad de reacción sea la más rápida posible, para afectar lo menos posible a los niños”, dijo Vargas.

Respecto a las 50 denuncias sobre el mal servicio del CNP a los comedores escolares, la Dirección de Programas de Equidad del MEP se comprometió a revisar que el Consejo cumpla con todas las disposiciones.

“Vamos a tomar cartas, revisar las denuncias y abrir canales para que entre ambas partes se logren acuerdos y se resuelvan los casos con prontitud”, señaló Rosa Adolio, directora de Programas de Equidad del MEP.

Para este curso lectivo, 692.911 estudiantes se benefician del servicio de 4.451 comedores.

Las fallas en la atención oportuna de un comedor escolar puede significar que un niño pobre se quede sin comer ese día.

  • Comparta este artículo
Nacional

Atrasos del CNP dejan sin comida a escolares pobres

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota