Nacional

106 escuelas y colegios participan en proyecto ‘aulas en red’

Alumnos del campo y la ciudad cruzan historias en Internet

Actualizado el 16 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Centros públicos superan limitaciones como mala conexión y falta de equipo

Nacional

Alumnos del campo y la ciudad cruzan historias en Internet

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los estudiantes de décimo año del Liceo de San Miguel de Desamparados, Jordan Reyes (izquierda) y Frayner Arguedas (derecha), trabajaron con alumnos del Liceo de Buenos Aires de Puntarenas sobre cómo celebran las tradiciones ambos pueblos. Los profesores Daniel Chinchilla y Ariel Mora (de verde) fueron los tutores de ambos colegios. | MARIO ROJAS

Con fotografías, textos y videos, estudiantes del campo y la ciudad borran las barreras geográficas que hay entre sus pueblos, para cruzar, por Internet, leyendas de sus barrios y colegios.

Para recopilar las historias, visitan parques, casas, pulperías y entrevistan a profesores, adultos mayores y personajes de su comunidad. Con el apoyo de celulares y cámaras, suben el contenido a la nube digital.

Es así como 201 kilómetros de distancia que hay entre el Liceo Luis Dobles Segreda, en La Sabana y el Liceo Académico de Buenos Aires de Puntarenas, se reducen a un clic por computadora y a llamadas por Skype.

“Los abuelos nos contaron cómo era vivir sin luz y la historia del ‘Dueño del monte’ que era un enano que le tenía miedo a la gente y se escondía entre los matorrales. Entre ambos colegios armamos este proyecto e hicimos un audiolibro”, manifestó Kendal Hurtado, estudiante de sétimo año del Liceo Luis Dobles Segreda.

La iniciativa del Ministerio de Educación Pública (MEP) lleva el nombre de “Aulas en red” y tiene inscritos a 106 escuelas y colegios de todo el país, que suman 53 proyectos, integrados por 12 estudiantes, cada uno.

“Las aulas hermanas permiten utilizar la tecnología para mejorar la convivencia, compartir tradiciones entre zonas urbanas y rurales y explotar la creatividad de los jóvenes, mediante ese gusto tan grande que hay por el mundo digital”, dijo Kathia Fallas, de la Dirección de Recursos Tecnológicos del MEP.

Proyectos de ‘Aulas en red’

1. Las prácticas curativas tradicionales de las provincias de Limón y Heredia, contadas por la Escuela Los Lados y el Centro Educativo Dindirí.

2. Las escuelas Pilas de Bijagual, de Puntarenas y la Dante Alighieri, de San Pedro de Montes de Oca, se unen mediante un blog para contar leyendas térrabas, con canciones y videos.

3. “Enredados en las leyendas” mezcla historias de Buenos Aires de Puntarenas y San Pedro de Montes de Oca.

4. “Aula 47” narra tradiciones cabécar y térraba, desde las vivencias de los colegios técnicos Isaías Retana y Orosi.

Barreras. La falta de equipo tecnológico y una baja velocidad de conexión a Internet en el 55% de los centros educativos (2.400 escuelas y colegios tienen menos de 2 megas por segundo) son algunas de las barreras con que topan los estudiantes y profesores en este tipo de iniciativas.

“El problema es serio, pero estamos trabajando en dotar de más equipo de cómputo a estas instituciones, así como mejorar la conectividad junto con el Fondo Nacional de Telecomunicaciones”, añadió Fallas.

Los profesores son tutores en el proyecto y afirman que pese a las limitaciones, se trabaja con recursos propios y con horas extra para sacar provecho a las aulas en red.

“Hay limitaciones, pero si uno como profesor se lamenta, no avanza y frena toda la motivación de los estudiantes. Yo pongo mi tableta y mi computadora para que ellos desarrollen sus proyectos. Es satisfactorio ver el avance y las historias”, afirmó Ariel Mora, docente del Liceo de Buenos Aires de Puntarenas.

En el Liceo de San Miguel de Desamparados, en San José, los estudiantes crearon un sitio para compartir la forma en que se viven las tradiciones religiosas en su pueblo, con fotografías que acompañan sus textos.

“Mientras nosotros celebramos el Día de San Miguel con misas, mascaradas y pólvora, en Buenos Aires hay tradiciones donde los estudiantes celebran con chicha y sin necesidad de viajar hasta allá, nos enseñaron lo que representa eso para la cultura”, expresó Jordan Reyes, estudiante de décimo año del Liceo San Miguel de Desamparados.

Para poner en marcha el proyecto, cada institución llena un formulario al arrancar el curso lectivo, donde se compromete a elaborar y cumplir con un cronograma anual de actividades y a trabajar con otra institución mediante videoconferencias, Facebook y correos electrónicos.

“Estamos en una era donde las tecnologías son un juego para aprender. No se le puede limitar al estudiante el acceso a estos recursos, sino explotar su creatividad al máximo”, expresó Andrea Anfossi, especialista en uso de tecnologías en el aula.

Con las aulas en red, el campo y la ciudad se unen en un mismo espacio: Internet.

  • Comparta este artículo
Nacional

Alumnos del campo y la ciudad cruzan historias en Internet

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota