Nacional

Hospital de Niños asegura que recursos para atender agresiones infantiles son limitados

Actualizado el 31 de octubre de 2014 a las 03:03 pm

Negligencia es el principal tipo de violencia que sufren los niños

Nacional

Hospital de Niños asegura que recursos para atender agresiones infantiles son limitados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Hospital Nacional de Niños ha recibido este año un promedio de 197 casos de agresión a menores cada mes (siete diarios en promedio); sin embargo, el equipo de trabajo social de ese centro médico lo conforman solo 15 personas, que además deben atender los casos clínicos.

Ana Virginia Quesada, jefa del Servicio de Trabajo Social del Hospital de Niños, reconoció que esta es una de las principales limitantes para enfrentar el problema del maltrato infantil, pues dicho servicio no recibe recursos nuevos desde 1980.

"Ya no es posible dar sostenibilidad a la situación que se está enfrentando con los recursos que tenemos", enfatizó Quesada.

La especialista, quien también es la coordinadora del Comité del Niño Agredido, aseguró que también hay vacíos en las medidas de protección que se establecen.

"Trabajamos con madres muy jóvenes que tienen tres o cuatro hijos, si no se dan medidas radicales, por lo menos debería haber una vigilancia especial para prevenir nuevos embarazos en un periodo tan seguido, pues eso hace que la mamá se sobrecargue en sus funciones y la calidad de atención disminuye o en muchos casos termina en agresión".

Según las cifras de ese hospital,  la mayor cantidad de agresiones se dan por la negligencia. Cerca del 40% están dentro de este grupo expresó la trabajadora social.

En ese apartado se incluyen los casos de menores que llegan al servicio de emergencias víctimas de quemaduras, intoxicaciones y traumas.

La cifra de niños agredidos en lo que va del 2014, supera en un 28% la totalidad de casos atendidos el año pasado.
ampliar
La cifra de niños agredidos en lo que va del 2014, supera en un 28% la totalidad de casos atendidos el año pasado.

"Acabamos de tener un niño que se tomó un medicamento para hongos de las uñas que ni siquiera está legalizado en el país, el menor se quemó el esófago y permanece bajo atención", ejemplificó Quesada.

El segundo tipo de maltrato son las agresiones físicas, dentro de las cuales se encuentan desde los fajazos hasta las más brutales como las sufridas por la menor de tres meses que falleció esta semana tras recibir una golpiza presuntamente de su padre.

A esto se suman los casos de abuso sexual.

Procesos. 

Los procesos que se siguen ante la presencia de un caso de maltrato infantil varían según lo determine la investigación hecha por las autoridades que intervienen.

PUBLICIDAD

Estas medidas van desde el retiro temporal de menor, hasta la obligación a los padres a asistir a escuelas de crianza, programas del IAFA o incluso denuncias penales.

En el caso del Hospital de Niños, el proceso se sigue en coordinación con el PANI y se realiza un estudio social para ver aspectos de la dinámica familiar que estén ocasionando el problema de maltrato.

Rodolfo Menéses, abogado del Patronato, explicó que el primer paso que se sigue tras recibir la denuncia es determinar la gravedad del hecho, después de este análisis se realiza una investigación preliminar, que puede incluir visitas y entrevistas a los padres.

En el proceso intervienen trabajadores sociales, psicólogos y abogados.

"Acabamos de tener un niño que se tomó un medicamento para hongos de las uñas que ni siquiera está legalizado en el país, el menor se quemó el esófago y permanece bajo atención", ejemplificó Ana Virginia Quesada, HNN.

Posteriormente se dicta la medida de proteccción, la cual puede ser una medida de orientación a los padres a no agredir a los hijos o indicarles que deben incorporarse a los programas de crianza o de manejo de adicciones según la causa del problema.

"Si es muy grave, el PANI tiene que resolver el retiro provisional, si hay una situación de vulnerabilidad tienen que analizarse todas las variables a fin de resolver el retiro del niño".

Según los datos de esa institución, cerca de 150 papás acuden semanalmente a la academia de crianza en San José.

En estos casos el menor puede ser ubicado en un albergue temporal o con un familiar cercano, hasta que se determine que no existe un riesgo para el niño.

El proceso de intervención  puede ser hasta de seis meses. Una vez transcurrido este plazo si la situación de maltrato persiste, el PANI debe presentar la denuncia ante un Juzgado de Familia ya sea para declarar en abandono los niños o definir una situción legal a cargo de una tercera persona o albergue.

Según Menéses, afortunamente la cifra de casos que llegan a este extremo es muy reducida.

Fanny Cordero, vocera del PANI, aseguró que de los cerca de 40.000 casos que generan amenaza o violación de derechos a menores de edad, solo unos 100 al año se ubican en adopción o en un albergue. 

  • Comparta este artículo
Nacional

Hospital de Niños asegura que recursos para atender agresiones infantiles son limitados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Recio

arecio@nacion.com

Periodista digital

Periodista en la sección digital de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

Ver comentarios
Regresar a la nota