Nacional

Leonardo Garnier

‘Es la reforma más impopular’

Actualizado el 27 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Leonardo Garnier Ministro de educación

El jerarca del MEP refuta que el adelantamiento aumente la deserción; sin embargo, reconoce que hay que dar más opciones a los alumnos desocupados.

Nacional

‘Es la reforma más impopular’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | ADRIANA ARAYA
ampliar
| ADRIANA ARAYA

Persisten los reclamos por el adelantamiento. ¿Le preocupa?

No es un problema tan grande. He estado revisando el número con algunos directores y no son tantos. Con las cuatro pruebas de ampliación, más la última oportunidad para los que perdieron una sola materia, los que, aun así, se quedan, no son un porcentaje alto. Estamos hablando de un 10%, no la mitad del colegio.

Pero siguen siendo estudiantes que deambulan por los pasillos. ¿Qué se puede hacer?

Hay generar más opciones para que los estudiantes estén ocupados. Por ejemplo, estamos fortaleciendo las bibliotecas, aumentando espacios de recreación, etc. Necesitamos dejar de entender el colegio como aulas y asignaturas; es un espacio educativo donde hay campo para hacer otras cosas.

Algunos directores plantean que el adelantamiento dificulta el arraigo de los alumnos.

Eso era mayor antes porque si te quedabas, perdías a tu grupo entero y pasabas a otro. También es falso que hay más sobreedad. Matemáticamente es imposible porque antes la regla era muy simple: si se pierde la asignatura, repite todas. Ese es el máximo nivel de fracaso.

¿Y la deserción? Los críticos aseguran que los alumnos se aburren y se salen del colegio.

Más deserción no hay y los datos lo demuestran. ¿Tienen más tiempo libre? Sí. Antes se les obligaba a llevar algo que ya pasaron, ocupando un pupitre. Los teníamos escondidos en los aulas pero el fenómeno era el mismo.

”¿Que genera molestias? Sí. Es la reforma más impopular que he hecho. Hicimos una encuesta y fue divertidísimo: todas eran bien vistas menos esta; un 90% estaba en contra. Me parece una buena reforma y hay que seguir, pero tienen que haber teles, juegos, deportes y apoyo para los rezagados.

Entonces, ¿no se va a echar para atrás?

No, pero no puede quedar donde está. Es una reforma a medias.

¿Hacia dónde vamos?

Hacia un esquema parecido al de los países europeos, que tenga promoción social con los apoyos requeridos: que los alumnos con tiempo libre tengan cosas que hacer, y dos, que cada vez sean menos.

¿Cuál sería un plazo razonable para lograr esto?

No sé. ¿De qué depende? Del presupuesto para tener recursos para estas cosas. Por eso, alcanzar el 8% de PIB es tan importante.

  • Comparta este artículo
Nacional

‘Es la reforma más impopular’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota