Nacional

Reforma del 2005 permite retiro temprano desde los 60 años

10.000 pensionados ‘jóvenes’ le costaron al IVM ¢60.000 millones

Actualizado el 10 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Hay casos de pensión con mitad de cuotas, pero se paga 100% de lo cotizado

Gerente de Caja y superintendente coinciden en eliminar norma en corto plazo

Nacional

10.000 pensionados ‘jóvenes’ le costaron al IVM ¢60.000 millones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La reforma del 2005 a las pensiones del IVM ha permitido que 9.484 personas se jubilaran de manera anticipada; es decir, antes de los 65 años de edad, y esto le ha costado a la CCSS una erogación de casi ¢60.000 millones.

La pensión anticipada está estipulada en el artículo 24 del Reglamento del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Esa norma establece que, cumpliendo ciertos requisitos y aceptando una “penalización” sobre el monto de la pensión, un trabajador se puede retirar a los 60 años de edad.

En el primer año de aplicación de la reforma, fueron seis las personas que se jubilaron tempranamente; para el 2012, la cifra subió a 2.712 trabajadores. Ocho años después de los cambios, los beneficiarios ya suman 9.484.

¿Cómo se le ‘castiga’ a quien decide jubilarse antes? El reglamento establece que se le rebajará un 1,75% del monto de la pensión “por cada trimestre que se anticipe”.

Aunque pareciera que una pensión proporcional es lo justo para el sistema y para el cotizante, en el análisis de los datos se evidencia que ese tipo de jubilaciones va en detrimento del IVM, reconoció el gerente de pensiones, José Luis Quesada Martínez.

Según dijo el gerente, más de la mitad de los subsidios anticipados otorgados hasta el momento son por el pago de pensión mínima (unos ¢120.000 por mes).

Y esa situación tiene un impacto negativo en el IVM por varias razones.

Por un lado, vía reglamento, el castigo máximo por la anticipación no puede superar el 21% del monto de la pensión. También se establece que a cualquier cotizante se le debe garantizar el pago mínimo del beneficio.

“Resulta, por ejemplo, que la pensión reducida de alguien podía ser de ¢80.000 o ¢100.000 por motivo del castigo, pero por reglamento se le debe pagar ¢120.000. Se están llevando hasta el 130% de lo que les corresponde”, explicó Quesada.

¿Qué entra en juego? Una pensión completa del IVM se logra con 480 cuotas (40 años de trabajo cotizando) y 65 años de edad.

En la modalidad anticipada, “tenemos gente laborando 20 años, con 180 cuotas, y pensionándose a los 61 años y 11 meses”, explicó el gerente Martínez.

Por situaciones como la anterior, la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) analizará posibles reformas de corto plazo al IVM, en las próximas semanas.

PUBLICIDAD

Pensiones y la Dirección Actuarial de la CCSS realizan un estudio a corto plazo del IVM, pero desde ya el gerente dice que la pensión anticipada debe ser suprimida.

En eso coincide el superintendente de Pensiones, Édgar Robles, quien urge una reforma que elimine el retiro adelantado para darle un respiro al IVM, un régimen para el cual cotizan 1,4 millones de trabajadores.

Pese a las modificaciones que se puedan impulsar, los casi 10.000 pensionados de forma anticipada seguirán gozando de su pensión.

  • Comparta este artículo
Nacional

10.000 pensionados ‘jóvenes’ le costaron al IVM ¢60.000 millones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota