Nacional

Tres familias todavía esperan casa prometida

Actualizado el 06 de mayo de 2012 a las 12:00 am

Nacional

Tres familias todavía esperan casa prometida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los Chiles. Alajuela. Cedieron sus casas para que el Gobierno construyera un camino cercano a la frontera con Nicaragua.

A cambio, las autoridades les prometieron dinero o materiales de construcción para que tuvieran una nueva vivienda.

Sin embargo, han pasado por lo menos seis meses y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) aún no cumple ese compromiso.

Esto tiene a tres familias de Los Chiles pasando penurias.

Reina Isabel Martínez López es una de las afectadas.

Ella dejó el poblado de Cuatro Estrellas porque su vivienda quedó en media trocha y se mudó a Isla Chica, donde alquila una pequeña casa en la que vive junto a su esposo e hijo.

Marta López, madre de Martínez, manifestó ayer su molestia por lo que considera un engaño.

“A mi hija la vacilaron, se burlaron de ella, hicieron lo más innoble. Nosotros no esperábamos ese comportamiento, la han dejado sin casa y ahora no hay ni esperanza de que le vayan a ayudar”, se quejó López.

Lo mismo le sucedió a Ángela Mendoza Quintero, quien vivía en Isla Chica.

Ella se marchó pero los vecinos desconocen hacia dónde.

El otro caso es el de Ángela Amador García, quien vive en un cuarto que unos vecinos le ayudaron a levantar.

Al lado, tiene los materiales de lo que fue su humilde vivienda.

“Aquí estuvo el representante de la empresa y el director del proyecto y me garantizaron que me iban a ayudar y nunca lo hicieron. Le agradezco al Gobierno la apertura de esta vía, pero me hicieron una grosería”, aseguró Amador.

Según los vecinos, ningún funcionario del Conavi o del Gobierno se volvió a acercar a la zona para hablar de las promesas hechas. Colaboró en esta información: Jairo Villegas S., redactor.

  • Comparta este artículo
Nacional

Tres familias todavía esperan casa prometida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota