Nacional

¿Es el agua la culpable de las enfermedades renales?

Actualizado el 16 de junio de 2013 a las 12:00 am

Nacional

¿Es el agua la culpable de las enfermedades renales?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aunque los lugareños la señalan como altamente sospechosa de enfermarlos del riñón, verificar si el agua es la responsable de esto solo depende de un estudio que está en manos de expertos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La investigación está en proceso con una muestra de 850 personas de los cantones guanacastecos con alta incidencia de enfermedad renal. Tener los resultados llevará su tiempo.

Yesenia Alfaro, especialista en Medicina Familiar y una de las investigadoras, dijo que el estudio es multicéntrico con casos de control en toda la provincia.

Alfaro explicó que buscan casos aleatorios de pacientes a los que ya se les diagnosticó el mal.

Por cada uno de ellos, estudian dos pacientes sanos, pero con condiciones muy similares a los enfermos, tanto en lugar de residencia como en sexo y edad.

La especialista confirmó que Guanacaste tiene una alta incidencia en enfermedades renales crónicas. Aclaró, a título personal, que no observa que la causa de esas enfermedades sea el consumo de agua con arsénico. “No veo asociación entre contaminación del agua con arsénico y la insuficiencia renal”, enfatizó.

Los pacientes más frecuentes que ella atiende son hombres que trabajan en el campo, expuestos al sol y acostumbrados al uso de agroquímicos.

En el Área Rectora de Salud de Bagaces, la directora Betzaida Barrantes dice que, si bien aún no se ha establecido una relación directa entre la alta incidencia de males renales con el consumo prolongado de agua con arsénico, ellos operan con el principio precautorio. “Si hay un riesgo posible, hay que buscar soluciones; hay que pensar anticipadamente”, dijo la médica.

  • Comparta este artículo
Nacional

¿Es el agua la culpable de las enfermedades renales?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota