Nacional

Serios daños en estructura obligan a cierre de iglesia colonial

Actualizado el 07 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Nacional

Serios daños en estructura obligan a cierre de iglesia colonial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La iglesia colonial de Nicoya sufrió serios daños en su estructura, que ponen en riesgo la seguridad de los feligreses. | ALONSO TENORIO
ampliar
La iglesia colonial de Nicoya sufrió serios daños en su estructura, que ponen en riesgo la seguridad de los feligreses. | ALONSO TENORIO

Luego de una visita realizada ayer a la iglesia colonial de San Blas de Nicoya, en Guanacaste, un equipo de expertos del Centro de Patrimonio, del Ministerio de Cultura, alertó del grave estado de la estructura tras el sismo de 7,6 grados ocurrido el miércoles.

Según informó el director a. í. del Centro de Patrimonio, Adrián Vindas, el templo, construido con la técnica de calicanto, presenta serios daños estructurales que ponen en riesgo la seguridad de los feligreses.

Por esa razón, tanto el Centro de Patrimonio como la Comisión Nacional de Emergencias recomendaron el cierre temporal del templo. La medida será acatada inmediamente, según confirmó el cura párroco de Nicoya, Marvin Sánchez. Vindas explicó que el edificio de la iglesia colonial se terminó de construir en 1644 por los frailes franciscanos, pero se ha desplomado y reconstruido varias veces debido a los sismos que han azotado la zona a lo largo de su historia.

“La última ‘versión’ del templo se construyó en 1820, pero el terremoto que ocurrió en Nicoya en 1950 se trajo abajo una gran parte del edificio, que debió ser reconstruida”, explicó el arquitecto Vindas.

Esa fue precisamente el área más afectada. “Los principales daños se observan en la bóveda de cañón sobre el altar y la fachada donde está el campanario. Además, se produjeron agrietamientos en las paredes y desprendimientos de repellos”, declaró Vindas.

El arquitecto subrayó que este edificio entrará en la lista de inmuebles de intervención urgente, y que el Centro destinará ¢100 millones para el reforzamiento estructural. Este monto será incluido dentro del presupuesto para el 2013.

“Ya contábamos con ¢12 millones para la pintura del edificio, pero en este caso no se trata solo de ‘maquillaje’. Se abrirá un concurso para adjudicar a alguna empresa la licitación de un proyecto de reforzamiento estructural”, aseguró Vindas. Otra edificación religiosa que sufrió las secuelas del sismo fue la de Quebrada Honda de Nicoya, pero en menor grado. En esta, solo unos bloques presentan fisuras.

Por su parte, el cura párroco de la iglesia Nuestra Señora de las Piedades en Naranjo, Enrique Cortés, dijo que su templo se mantiene clausurado a la espera de la evaluación de Patrimonio. “Se desprendieron y cayeron imágenes y adornos; hay grietas en las paredes”.

  • Comparta este artículo
Nacional

Serios daños en estructura obligan a cierre de iglesia colonial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota