Nacional

Concreto reventado, robo de barandas, grafitis y falta de pintura

Puente del Tempisque resiste pese a una década sin cuidados

Actualizado el 15 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Expertos: grietas en concreto de junta de expansión no implican riesgo

Conavi anuncia visita e intervención para el segundo trimestre del año

Nacional

Puente del Tempisque resiste pese a una década sin cuidados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En abril del 2013 cumplirá 10 años en uso. En 3.653 días no ha recibido una gota de pintura, no le han quitado los grafitis que lo afean, ni se han preocupado por darle mantenimiento a la estructura.

El nombrado puente de la Amistad –sobre el ancho río Tempisque– resiste, pese a que no parece tener amigos.

En todo este tiempo, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes reconoce que no se le ha hecho ninguna intervención, excepto sustituir las señales verticales robadas y mejorar las horizontales.

El 5 de setiembre un terremoto de 7,6 grados magnitud momento (Mw) obligó a las autoridades a echarle una mirada al gigante de 780 metros de longitud que enlaza a Abangares y Nicoya, en las planicies guanacastecas.

Ese día, José Luis Salas, director del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), descendió de un helicóptero para inspeccionar la estructura por la que pasan 4.000 vehículos al día. Los ingenieros encontraron grietas y concreto desmoronado justo en la junta de expansión que separa dos partes del paso elevado.

La Amistad es un puente con dos sistemas constructivos distintos, la parte más extensa está sobre una viga de cajón sostenida por ocho pilas (columnas) y el resto se sostiene con cables tensores (al estilo de puentes colgantes).

Las reventaduras están exactamente donde termina el sistema de pilas y continúa la estructura con cables de acero.

La semana pasada, tras consultas de La Nación , especialistas del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la UCR (Lanamme) confirmaron la existencia del daño.

Además, ratificaron que el violento sismo provocó un desajuste entre las dos partes del puente. Cuando usted está sobre la estructura, se percatará de que en el punto en el cual se quebró el concreto, la acera está corrida unos 7 centímetros con respecto a la acera al otro lado de la junta de expansión.

Rolando Castillo, especialista en puentes del Lanamme, explicó que a la hora del sismo hubo desplazamientos de las piezas y choques, que derivaron en el daño.

“Sin embargo, es un daño no estructural (no hay riesgo para los usuarios), pero el hecho de que sea no estructural no significa que no deba prestarle cuidado. En el sentido de que en el país hay que tener una cultura de darles mantenimiento a los puentes”, dijo Castillo. Eso implica reconstruir la acera que se quebró y recubrir el acero que quedó expuesto tras el sismo.

PUBLICIDAD

En esa misma línea, Salas, del Conavi, ya anunció un cartel de licitación para inspeccionar la estructura y darle mantenimiento.

La Nación también consultó en relación con este tema al Instituto Costarricense de Cemento y Concreto (ICCYC), pero indicaron que se pronunciarán cuando hagan una inspección en el sitio.

Rolando Castillo confirmó “una pérdida de alineamiento” causado por el sismo que debe seguir monitoréandose, para descartar que el desplazamiento continúe.

Vandalismo. Las marcas de los años también son evidentes en la pintura roja de la viga de cajón, que ya está descolorida. Además, las paredes de concreto están rayadas con grafitis, tres barandas de aluminio fueron robadas, una luminaria permanece quemada y una tapa de las cajas de luz, desaparecida.

Omar Segura, vocero de prensa del MOPT, confirmó que uno de los principales problemas en la zona es el vandalismo. Según indicó, es frecuente la reposición de las señales verticales, porque se las roban.

La queja la reitera Carlos Valverde, vendedor de copos que emigró de puerto Moreno de Nicoya, cuando se construyó el puente y se acabó el negocio del ferri.

“Mantenimiento no le dan (al puente), la chapea la hacemos nosotros y los baños los construimos, porque ni eso había”, relató.

  • Comparta este artículo
Nacional

Puente del Tempisque resiste pese a una década sin cuidados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vanessa Loaiza N.

vloaiza@nacion.com

Editora digital

Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes. Actualmente se desempeña como Editora Web. 

Ver comentarios
Regresar a la nota