Nacional

Concurrida marcha llegó a Zapote

Protesta sobre salario público armó bailongo con cimarrona

Actualizado el 09 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Educadores levantaron pancartas contra ‘recortes a incentivos salariales’

MEP no contabilizó ausencias de los docentes que fueron a la manifestación

Nacional

Protesta sobre salario público armó bailongo con cimarrona

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En un ambiente festivo de viernes, el sonido del timbre de entrada a clases cambió por el de una trompeta que, acompañada de mascaradas, encabezó la marcha de los educadores del sector público.

Los docentes llegaron en buses a la fuente de la Hispanidad, en Montes de Oca, para levantar pancartas contra los “recortes salariales en su anualidad y cesantía”.

Con pitos, globos y banderas, los manifestantes bailaron ayer sobre el asfalto hasta la Casa Presidencial y, en actitud pacífica, reclamaron por sus derechos laborales.

“El Gobierno nos está agrediendo nuestros derechos. No lo vamos a permitir, y, en el momento en que el tema de salarios vaya al Legislativo, iremos a huelga indefinida”, expresó Beatriz Ferreto, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).

Sin importar la provincia ni las horas de viaje, los educadores salieron de sus aulas y armaron una marea de camisetas blancas, que no generó caos vehicular, en el tramo de la ruta de Circunvalación.

“Fue una manifestación muy pacífica, que reflejó orden y respeto de parte de quienes participaron en ella”, indicó Raúl Rivera, director de la Fuerza Pública en San José.

Crítica. Aunque el Ministerio de Educación Pública (MEP) no tiene el número de los centros educativos que se unieron a la huelga, su jerarca, Leonardo Garnier, criticó la participación de los educadores.

“Es lamentable que se convoque a un fin de semana largo para protestar por un proyecto que apenas está en borrador, y que está abierto a la negociación”, dijo.

Pese a que el ministro de Trabajo, Olman Segura, afirmó que no habrá recortes salariales, hubo quienes salieron desde la madrugada del viernes, convencidos de que el Gobierno presentará un proyecto de ley que atentará contra sus beneficios salariales.

“Tenemos el riesgo de que afecten nuestros bolsillos con la supresión de anualidades”, dijo Guido Fallas, director del Liceo Jorge Volio, que viajó ocho horas desde Coto Brus, en Puntarenas.

Al llegar frente a la Casa Presidencial, en Zapote, los tambores siguieron con la fiesta, las mascaradas robaron aplausos y risas con su movimiento, y los educadores regresaron en la tarde a sus hogares.

PUBLICIDAD

Tampoco estuvieron en el aula quienes no asistieron a la marcha, en San José, convocada por los sindicatos de educadores.

Portones cerrados con candado fueron el escenario de los centros educativos de San Carlos.

En Pérez Zeledón, un grupo de docentes recorrió las calles de San Isidro de El General en contra del salario mínimo en el sector público. Mientras tanto, en Limón, aunque hubo una mayoría de escuelas y colegios que marcharon, otros decidieron impartir lecciones.

“Hoy trabajamos con la totalidad de los maestros y hay muy poca ausencia de los estudiantes”, manifestó Tracy McLean, asistente de la Dirección de la Escuela Atilia Mata Freses, en Limón.

Después de tres horas de huelga, los sindicalistas de APSE, la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) y el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC) celebraron la concurrencia de una manifestación que, desde su inicio, llevó el ritmo de festejo. Colaboraron los corresponsales Mario Guevara, Carlos Hernández y Jéssica Salazar.

  • Comparta este artículo
Nacional

Protesta sobre salario público armó bailongo con cimarrona

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota