Nacional

Comunidad confía en declaratoria de gobierno para aprovechar turismo

Promesa de nuevo humedal da esperanza a vecinos de Guatuso

Actualizado el 17 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Canal artificial que finquero abrió hace 14 años amplió laguna Caño Blanco

Área se ensanchó e inundó fincas de 50 propietarios que reclaman pago

Nacional

Promesa de nuevo humedal da esperanza a vecinos de Guatuso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guatuso. Un nuevo humedal que ampliaría el área protegida del Refugio de Vida Silvestre Caño Negro, pareciera estar a punto de nacer en la zona norte del país.

Se trata de Caño Blanco de Guatuso, un sitio donde existe una flora y fauna exuberante, con gran belleza escénica.

La creación de este nuevo humedal es la salida que plantea el Gobierno para un terreno de al menos 5.000 hectáreas inundado de manera accidental.

La historia comenzó 14 años atrás, cuando un finquero guatuseño de apellido Campos abrió un canal artificial de dos metros de ancho en su finca, con la intención de secarla y hacerla más productiva.

Este canal se fue ensanchando año con año hasta ocasionar el desvío de un 80% del cauce del río Buena Vista, que desemboca en el Río Frío, principal afluente de Caño Negro, ubicado en el vecino cantón de Los Chiles.

Con ello, no solo creció el caudal de la laguna de Caño Blanco, sino que también se inundaron fincas de unos 50 propietarios, dedicados a la agricultura y la ganadería.

Pese a que en el 2011 un tribunal condenó a Campos y obligó al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) a cerrar el canal, la orden nunca se cumplió, lo que trajo pérdidas para los finqueros.

“Es un problema muy grave, este era el sostén de nuestras familias. Era fincas ganaderas, agrícolas y madereras, ahora todo se perdió y no tenemos ni las fincas ni los incentivos que necesitamos”, manifestó Eduvina Villalobos.

Por esta razón, los afectados exigen al Gobierno hacerse responsable por los daños sufridos y reclaman el pago de servicios ambientales o la compra de sus tierras.

Tras un reciente recorrido por Caño Blanco, Alfio Piva, vicepresidente de la República, anunció la creación del nuevo humedal y dijo que esperan retribuir a los afectados por los daños sufridos.

Nuevo sustento. Aunque los propietarios reclaman un gran perjuicio, también reconocen el gran beneficio para el medio ambiente en esa zona que hoy es fuente de vida y principal pulmón de Caño Negro.

Con la fe puesta en la promesa del vicepresidente, algunos lugareños ya pusieron manos a la obra para hacer de Caño Blanco la punta de lanza del turismo en el cantón de Guatuso.

PUBLICIDAD

Atraer hasta allí a personas amantes del medio ambiente es el objetivo en el que trabajan empresarios locales, quienes exploran las alternativas para generar nuevas opciones de trabajo.

Una de las familias que se prepara para recibir visitantes es la de los Jiménez, quienes ofrecen hospedaje y alimentación a los turistas en una casa flotante.

“El Gobierno no nos ha dado una solución y tenemos que ver qué hacemos. Aquí se formó una gran belleza escénica y pensamos hacer unas cabañas para comenzar a tratar de atraer turismo y poder subsistir”, explicó Marta Jiménez.

Turistas que ya han visitado Caño Blanco aseguran que esa región es una de las más bellas de Costa Rica, gracias a la diversidad y belleza natural.

De abrirse ese flujo de visitantes hacia la zona norte, Los Chiles, Guatuso y La Fortuna (en San Carlos) se convertirían en un nuevo corredor turístico que facilitaría el desarrollo de nuevos proyectos.

Sin embargo, la apuesta al turismo también obligará a los pobladores a asumir un rol proactivo en defensa de la vida silvestre.

Desde hace décadas, Caño Negro es uno de los sitios predilectos para actividades como la caza furtiva, así como para la pesca ilegal y matanza de caimanes.

Con ese antecedente, a los pobladores de Caño Blanco les corresponderá velar para que a su región no le ocurra lo mismo.

  • Comparta este artículo
Nacional

Promesa de nuevo humedal da esperanza a vecinos de Guatuso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota