Nacional

Requisito de seguridad solicitado por la Organización de Aviación Civil Internacional

Pasajeros que van y vienen en el Santamaría ya no se cruzarán

Actualizado el 13 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Nuevas pasarelas evitan intercambio de armas, drogas y explosivos

Obra de $4,5 millones se trasladará a las tarifas que pagan los viajeros

Nacional

Pasajeros que van y vienen en el Santamaría ya no se cruzarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Estos pasajeros, procedentes de Orlando, EE. UU., utilizaron el pasillo estéril para pasar directamente a Migración. El pasillo los conduce a la primera planta con ayuda de ascensores y escaleras eléctricas. | ANEL KENJEKEEVA.
ampliar
Estos pasajeros, procedentes de Orlando, EE. UU., utilizaron el pasillo estéril para pasar directamente a Migración. El pasillo los conduce a la primera planta con ayuda de ascensores y escaleras eléctricas. | ANEL KENJEKEEVA.

Cuatro pasarelas de cristal separan desde el viernes a los pasajeros que ingresan a Costa Rica de todos aquellos que salen o están en tránsito en el aeropuerto internacional Juan Santamaría.

La nueva medida de seguridad en la terminal aérea es un requisito exigido por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que pretende reducir el intercambio de explosivos, armas y drogas entre pasajeros.

Los pasillos “estériles”, como se les conoce técnicamente, permiten que los pasajeros que ingresan al país vayan directo a Migración, sin acceso a las salas de abordaje.

Además, los viajeros que estén en tránsito deben pasar por un nuevo puesto de inspección, con cuatro máquinas de rayos X, ubicado entre las puertas de embarque 5 y 6.

Aunque la obra de $4,5 millones se estrenó el pasado viernes, ayer fue inaugurada por el viceministro de Transporte Aéreo, Luis Carlos Araya.

Según manifestó el jerarca, esa remodelación era urgente, pues la OACI podía incluir a Costa Rica en la “lista negra” de los países que presentan débiles controles de seguridad aeroportuaria.

“Los pasillos estériles (para separar a quienes entran o salen de la terminal) empezaron a recomendarse desde los atentados del 11 de setiembre del 2001 (en EE. UU.), pero el aeropuerto Juan Santamaría no los incorporó en el diseño original”, comentó Luis Carlos Araya en agosto del 2011, cuando se anunció su construcción.

Agregó que Costa Rica es el único país de la región (América Central), cuyos aeropuertos internacionales (el de Liberia y el Santamaría) cumplen con el requisito de OACI para separar a los pasajeros.

Una terminal en movimiento. Juan Belliard, director de Operaciones y Seguridad de Aeris (el gestor interesado del Santamaría), precisó que la terminal atiende 90 operaciones diarias.

Eso equivale a 90 aviones cada día y al traslado de entre 6.000 y 7.500 pasajeros diarios.

Como apenas se están estrenando los pasillos, personal de Servicio al Cliente de Aeris es el responsable de orientar a los pasajeros en el recorrido que deben realizar, agregó Belliard.

Además, en el nuevo puesto de control (para pasajeros que están en tránsito), trabajan 17 personas más de Seguridad Aeroportuaria, según señaló Glen Pacheco, jefe de esa dependencia.

PUBLICIDAD

La construcción de los pasillos corrió por cuenta de Aeris, que ahora trasladará el costo a las tarifas que pagan las aerolíneas y los pasajeros por usar la terminal aérea.

Ayer los viajeros se mostraron extrañados por los cambios: algunos reconocieron que mejorar la seguridad es vital en un aeropuerto y otros se quejaron por el exceso de controles.

  • Comparta este artículo
Nacional

Pasajeros que van y vienen en el Santamaría ya no se cruzarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vanessa Loaiza N.

vloaiza@nacion.com

Editora digital

Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes. Actualmente se desempeña como Editora Web. 

Ver comentarios
Regresar a la nota