Nacional

Paciente denuncia que CCSS, clínica y cirujanos se niegan a extraerle prótesis en mal estado

Médicos cierran puertas a mujer con implante PIP que está roto

Actualizado el 25 de enero de 2012 a las 12:00 am

Alajuelense se operó por estética en clínica privada; por ello Caja le niega servicio

Doctor que colocó las siliconas le cobra $3.500 por cambio, pero ella no los tiene

Nacional

Médicos cierran puertas a mujer con implante PIP que está roto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La mujer tiene su epicrisis, así como un ultrasonido, que confirma la ruptura del implante izquierdo. | CAMILA ZURCHER.
ampliar
La mujer tiene su epicrisis, así como un ultrasonido, que confirma la ruptura del implante izquierdo. | CAMILA ZURCHER.

Lleva consigo un ultrasonido en el que se confirma que uno de sus implantes PIP está roto, pero eso no ha sido suficiente para que ella sea atendida en la CCSS o bien por la clínica y médico privados que le hicieron la cirugía en el 2007.

Así se resumen las últimas dos semanas de una alajuelense, de 35 años de edad, en plena zozobra no solo por la alerta mundial de la mala calidad de las siliconas Poly Implant Prosthese (PIP), sino porque sabe del daño de una de las suyas.

Su caso lo conocen la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) –en donde exige atención médica por ser asegurada–, la Clínica Bíblica –centro en donde fue operada– y un cirujano plástico de apellido Chavarría –quien le practicó dicho procedimiento–.

Pero, según la mujer, solo ha encontrado despachos en los que le cierran la puerta, aunque ahora todos –Caja, clínica y médico– se dicen dispuestos a atenderla.

El caso. La mujer relata que todo se inició con un dolor en la mama izquierda a finales del año pasado, pero fue a raíz de la alerta mundial sobre los PIP que decidió practicarse un ultrasonido.

El resultado de este –del cual La Nación tiene copia, así como de la epicrisis– menciona la ruptura de la prótesis.

Con el examen en mano, la mujer fue al Ebais y consiguió una referencia para el Hospital México.

“Para ese entonces, los medios de comunicación informaron de que las mujeres con PIP serían atendidas en ese centro sin importar si se habían operado en clínicas privadas, siempre y cuando estuvieran aseguradas”, contó.

Tenía razón, pues Zeirith Rojas, gerente médico de la CCSS, había dicho eso a los medios.

Ya en el México, en la jefatura de Cirugía Reconstructiva, a cargo del doctor Carlos Pastor, a la mujer se le dijo que allí no se atenderían a “las pacientes de las privadas”.

Insistió en lo de las publicaciones, pero no logró atención y se comunicó con el Ministerio de Salud para informar de lo ocurrido –donde consta registro de las llamadas– y allí le indicaron que debía insistir. Tampoco lo logró en ese segundo intento.

PUBLICIDAD

Al día siguiente, visitó la Clínica Bíblica, pero “ahí me dijeron que ellos solo le habían alquilado el quirófano al médico”. La mujer dice que ese criterio se lo dieron en la Contraloría de Servicios.

Acudió al cirujano plástico que le hizo la cirugía, pero este, además de confirmarle la ruptura del implante, le indicó que el reemplazo de las siliconas le costaría $5.500, aunque “por ser ella” –cuenta la mujer– se lo dejaría en $3.500.

Respuestas. Ayer se intentó obtener el criterio del jefe de Cirugía Reconstructiva del México, pero no devolvió el mensaje.

El gerente médico de la Caja dijo que “la indicación es clara y sí se debe atender a la paciente, más si se sabe que tiene el implante roto”. El jerarca prometió hablar con Pastor sobre lo que indica la alajuelense.

Sobre el caso, el cirujano Chavarría reconoció que hay ruptura en el implante, pero, al igual que la Asociación de Cirujanos Plásticos, alegó que los médicos han sido víctimas de la mala calidad de los PIP y que no tiene la obligación de hacer el reemplazo de las prótesis.

Chavarría criticó la diferencia de criterios en la Caja, pues, según él, en el Colegio de Médicos, el cirujano y jefe del México manifestó, en una actividad sobre el tema de implantes, que no extraerían PIP a pacientes externas a la Caja.

Jorge Cortés, director médico de la Bíblica, señaló que le “extrañaba” el trato que la paciente dice haber recibido allí, y alegó que hay un protocolo para una “contingencia” económica, la cual es abaratar los precios de las cirugías.

  • Comparta este artículo
Nacional

Médicos cierran puertas a mujer con implante PIP que está roto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota