Nacional

Justo Orozco Diputado del Partido Renovación Costarricense

Justo Orozco: ‘Yo soy cristiano; no puedo ser homofóbico’

Actualizado el 30 de mayo de 2012 a las 12:00 am

El presidente de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos cree que los derechos de las uniones de un mismo sexo deben limitarse a lo patrimonial y que algunas de las garantías a esa población podrían ser una carga más para la Caja.

Nacional

Justo Orozco: ‘Yo soy cristiano; no puedo ser homofóbico’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Justo Orozco: ‘Yo soy cristiano; no puedo ser homofóbico’ - 1
ampliar
Justo Orozco: ‘Yo soy cristiano; no puedo ser homofóbico’ - 1

El ser matemático, abogado y notario, docente por más de 42 años y sobre todo “un ciudadano probo”, son para legislador evangélico Justo Orozco la mejor prueba de que es la persona adecuada para presidir la Comisión Legislativa de Derechos Humanos.

El legislador habló ayer con La Nación sobre su trabajo futuro en ese foro.

¿Usted pidió presidir esta comisión o es parte de los acuerdos entre el PLN el PASE y los partidos minoritarios para controlar el directorio legislativo?

Es parte de las dos cosas.

¿Es la primera comisión que preside?

Sí, pero tengo seis años de ser diputado y he estado en muchas comisiones.

¿Presidiendo es la primera?

Sí, nunca me había interesado.

¿Por qué le interesa específicamente presidir la Comisión Legislativa de Derechos Humanos?

Porque me considero un ciudadano probo que puede hacer mucho por mi país en este campo.

¿Cuál será su prioridad: los niños, los adultos mayores, los gais la fertilización in vitro?

No, no todos los proyectos que nos envíen a esta comisión van a ser atendidos con igualdad de importancia.

¿Por qué un matemático debe presidir esta Comisión?

Porque también soy abogado. Estoy capacitado y es la fortaleza mía: resolver problemas de todo tipo. Si resolvía los problemas matemáticos, con más razón sociales.

Pero los problemas sobre derechos humanos son mucho más complejos que los matemáticos. No se pueden aplicar fórmulas para resolverlos.

No se pueden aplicar pero si ayudan bastante. La experiencia de 42 años de ser educador, eso me capacita para ver el área social.

En esta comisión está el proyecto de ley de sociedades de convivencia que busca otorgarles a las uniones de personas del mismo sexo derechos, como seguro social, herencias, préstamos de vivienda. ¿Cuál es su posición?

Escucharlos a ellos con atención, oír su puntos de vista, escuchar a quienes no piensan igual y buscar consensos. Creo que en la parte patrimonial son derechos que ellos han capitalizado en forma conjunta y deben ser atendidos.

¿En qué parte de la propuesta no está de acuerdo?

Algunas preocupaciones económicas, sobre todo en el tema de la seguridad social y en la parte de salud porque ya no damos abasto.

No entiendo cuando dice que no damos abasto en salud.

Porque el Seguro Social no está atendiendo con eficiencia a los asegurados; apenas lo básico.

¿Cree que son una carga más?

Exactamente. Igual que fertilización in vitro (...) Lo que pasa es que ese mal se da más en la clase alta, no en la clase baja, donde más bien son muy fecundos, Dios hace las cosas perfectas. Sigue siendo un problema económico. La Caja no atiende bien a los asegurados y todavía metiendo laboratorios, probetas y cosas más sofisticadas, difícilmente vamos a llegar a la gente que padece cáncer de mama, de la próstata u otra enfermedad.

¿Pero estos son ciudadanos, personas con los mismos derechos que usted o yo?

Sí, pero para mí es un problema económico. Aquí nadie los persigue ni molesta; yo ni los identifico.

Me llama la atención que diga que representan una carga para la Caja porque esa población son seres humanos como usted o yo que se enferman y requieren atención.

Es un problema por discutir. Habría que pedirle criterio a la Caja; igual pasa con los extranjeros. Es un tema negociable. Eso es lo que yo pienso, pero si ellos presentan argumentos fuertes y la gente que hace los presupuestos no lo ve como un problema, va para adelante.

¿Usted dice que no se considera homofóbico?

De ninguna manera. Yo soy cristiano, no puedo ser homofóbico.

¿En su criterio la preferencia sexual por personas del mismo sexo es un pecado?

Claro que sí. Hay pecados que se pueden enderezar, pero esta clase es más difícil; es como negar la naturaleza. En este país respetamos sus derechos. No se pueden tomar posiciones extremas porque aquí ellos gozan de todos los privilegios: pueden estudiar, pueden trabajar.

Pero no habría por qué limitarles sus derechos si son ciudadanos como cualquier otro.

Sí, pero es que cada tiro van adquiriendo más cosas (...) ¿Para qué vamos a seguir dándoles conquistas y conquistas si va a existir un montón de personas infelices y de problemas?

¿Y si se logra consenso para aprobar estos proyectos?

Yo no voy a llorar. Cada país tiene lo que se merece. Voy a luchar por lo que yo creo, pero respeto a las demás posiciones.

Tiene familiares o amigos que prefieran a personas del mismo sexo?

Declarado, que yo sepa, gracias a Dios no.

  • Comparta este artículo
Nacional

Justo Orozco: ‘Yo soy cristiano; no puedo ser homofóbico’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota