Nacional

Primera generación de estudiantes becados en esa nación

Jóvenes ticos se animan a construir su sueño en China

Actualizado el 16 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Aprendieron el idioma, estudiaron, se emplearon o abrieron negocios en China

Costarricenses apuestan a Asia para crecer, pero ven difícil echar raíces aquí

Nacional

Jóvenes ticos se animan a construir su sueño en China

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Shanghái, China. Cristian Muñoz estaba prácticamente a bordo del avión que lo llevaría a cursar sus estudios a Taiwán cuando Costa Rica rompió relaciones con ese país en el 2007 para establecerlas con China.

Fue así como su vuelo dio un viraje y lo dejó en Pekín.

Hoy, junto con otros jóvenes, conforma la primera generación de becados ticos en China. A esta nación apuestan para crecer profesionalmente y hacer negocios, aunque difícilmente para echar raíces.

Una cierta “barrera” cultural hace difícil sentirse parte del país más poblado del mundo, dicen.

De aquel cambio de planes en el vuelo de Muñoz hace ya cinco años. Al igual que sus compañeros, empezó por estudiar el idioma. Un año después todos se dispersaron en distintas universidades y carreras. La de él es una especialidad en café, de la cual solo resta la tesis. Así que este oriundo de Curridabat, de 29 años, decidió emprender su propio negocio. Importa café verde desde una finca familiar en Póas de Alajuela, lo tuesta y lo vende en restaurantes y hoteles en las ciudades de Hangzhou y Dalian.

El siguiente reto, dice, es colocar el grano en Shanghái, urbe de 23 millones de personas y una especie de motor del desarrollo chino.

“Aquí primero hay que educar, dar a conocer qué es Costa Rica y que tiene un buen café”, asegura.

Comienzo difícil, si se considera que las pocas referencias de nuestro país son el partido del Mundial Corea-Japón 2002, donde los ticos derrotaron a China 2-0, y Alexánder Guimaraes, quien ahora entrena un equipo local.

De anécdotas. Este emprendedor se reunió en Shanghái con el embajador en China, Marco Vinicio Ruiz, y otros ticos durante la visita de la presidenta Laura Chinchilla a esa ciudad, a mediados de agosto.

Al lado del joven comerciante de café se ubica Gloriana Vega, una josefina de 25 años de edad, con cinco de vivir en China.

“Estudié Administración de Empresas y ahora tengo mi propia empresa dedicada a organizar fiestas de cumpleaños a niños. Me va muy bien, no me puedo quejar”.

Bernal Herrera, ingeniero industrial, dejó el paradisíaco Monteverde para irse a China.

PUBLICIDAD

Ahí labora en los estándares de calidad para proyectos de fabricación de maquinaria de manufactura en una firma extranjera ubicada en Shanghái. Su estadía posiblemente se prolongue varios años más.

Igual piensa Fabiola Monge, de San José, instalada en Shanghái hace tres años; aquí administra un bar restaurante.

En la cita también se revelaron anécdotas, su visión de China y lo que más extrañan de su tierra.

“Tengo algunos problemas con los profesores chinos porque todo es memoria, no hay discusión ni análisis”, contó Stefani Sánchez, herediana con dos años en Asia.

Por su lado, Laura Oviedo confiesa extrañar el cielo azul, la familia, la comida y el fresco de cas. “Aquí se pueden comprar arroz y frijoles, pero el gallo pinto no sabe igual. Y uno no se da cuenta de lo verde y exuberante que es Costa Rica hasta que llega aquí y ve que no hay hormigas, ni cucarachas”, expresa con un dejo de nostalgia.

  • Comparta este artículo
Nacional

Jóvenes ticos se animan a construir su sueño en China

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Mercedes Agüero R.

maguero@nacion.com

Periodista

Periodista con más de 15 años de experiencia en prensa escrita. Desde junio del 2014 forma parte de la Unidad de Inteligencia de Datos de Grupo Nación donde genera contenidos periodísticos a partir del análisis de datos e investigación. Es graduada de la ...

Ver comentarios
Regresar a la nota