Nacional

Empresarios, profesionales y estudiantes aprenden idioma en institutos y centros culturales

Interés en negocios y cultura acerca a ticos al mandarín

Actualizado el 03 de junio de 2013 a las 12:00 am

Conocimiento ayuda a ganar confianza con clientes y proveedores

Pronunciación y escritura del dialecto presentan el mayor reto para los alumnos

Nacional

Interés en negocios y cultura acerca a ticos al mandarín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“La primera vez que viajé a China, yo decía que quedé como Shakira: bruto, ciego y sordomudo. Cuando uno llega, no habla, no escucha, no entiende y no se hace entender”, recordó Ernesto Araya sobre su primer viaje de negocios a ese país.

Cuando se enfermó, no pudo conseguir medicinas; deambuló por un centro comercial con desesperación durante más de 20 minutos en busca de un baño; y se vio obligado a comunicarse con los empleados de su hotel con garabatos en una hoja de papel.

Una situación similar enfrentó Margot Vázquez hace cuatro años al visitar ese país, también por razones comerciales.

“Hasta llegué al punto de llorar de frustración por no poder pedir ni un vaso de agua. Supe que tenía que aprender el idioma”, contó Vázquez.

Las experiencias bastaron para convencerlos de que no podían regresar a aquel país sin armarse con conocimiento en mandarín.

Por ello, al igual que muchos otros profesionales y estudiantes costarricenses, Araya y Vázquez hoy dedican varias horas semanales a aprender mandarín, el dialecto más hablado del idioma chino.

Impulso a la enseñanza. Kung Tse Instituto Oriental Confucio es uno de varios centros de enseñanza nacido en años recientes para dar respuesta a la creciente demanda para aprender sobre la cultura china y el mandarín.

Si bien la apertura en las relaciones diplomáticas entre Costa Rica y China en el 2007 alimentó este necesidad, la firma del Tratado de Libre Comercio en el 2011 la terminó de consolidar.

Ilien Kuo, directora ejecutiva del Instituto, explicó que la mayoría de sus alumnos son adultos que trabajan en negocios, así como estudiantes de Relaciones Internacionales y Turismo.

“Hay muchas personas haciendo importaciones y fabricantes que traen las cosas desde China. El dueño de Alyss fue uno que vino porque quería entender sin depender solo de un traductor”, recordó.

Aprender mandarín no es fácil para los hispanoparlantes: deben educar el oído para distinguir cuatro diferentes tonos y el sistema de escritura es muy complejo (tiene más de 20.000 caracteres).

“Lo fundamental en el mandarín es la pronunciación porque usar el tono equivocado puede cambiar totalmente el significado de una palabra”, explicó Kuo.

PUBLICIDAD

Según calculó, un estudiante aplicado puede alcanzar un nivel avanzado de mandarín en unos cuatro años de estudio.

Sin embargo, el esfuerzo tiene su recompensa, puesto que el manejo del idioma ayuda a entrar en confianza con los clientes.

“Uno puede ser independiente (cuando viaja a China) y en las negociaciones entiende números y colores”, aseguró Araya, quien suma tres años de estudios.

Comercio y servicios. La ministra de Comercio Exterior, Anabel González, dijo que aunque la relación diplomática y comercial entre Costa Rica y China es muy joven, es importante empezar a derribar barreras de comunicación con el gigante asiático.

“Promover la enseñanza del mandarín como forma fortalecer la relación entre ambos países y facilitar negocios es, sin duda, un elemento importante para acercarnos a ese mercado e incrementar las posibilidades de éxito de empresas interesadas en incursionar en él”, declaró González.

La directora general de la Coalición Costarricense de Iniciativas del Desarrollo (Cinde), Gabriela Llobet, añadió que en el sector de servicios la mayor demanda se concentra en inglés y portugués. No obstante, ha ido creciendo la demanda del dominio del mandarín.

“Las empresas han reclutado recurso humano que domine distintos idiomas y puedan interactuar de forma eficiente, no solo con los clientes, sino también con colegas en sedes de otras latitudes”, expresó Llobet.

Según Cinde, Intel es una de las empresas que ha contratado personal hablante de mandarín. La compañía de remesas Western Union también ha reclutado personal con estas características.

  • Comparta este artículo
Nacional

Interés en negocios y cultura acerca a ticos al mandarín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota