Nacional

Parroquia de Tibás colocó seis pantallas planas de video en las paredes del templo

Iglesia católica ‘engancha’ a sus fieles con misas multimedia

Actualizado el 14 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Sacerdote dice que los asistentes ahora participan más en la misa y la comprenden

Líderes católicos no descartan apoyar que más templos se unan a esta idea

Nacional

Iglesia católica ‘engancha’ a sus fieles con misas multimedia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde hace unos meses, las imágenes del Corazón de Jesús, san Juan Bautista y la Virgen María comparten espacio, en las paredes de la iglesia de Tibás, con seis pantallas planas de video de 40 pulgadas.

Las escenas bíblicas que, por lo general, son inmóviles en los templos católicos, toman movimiento y sonido en esa iglesia y se usan para cumplir el mismo fin: llevar el evangelio a los fieles.

Lo anterior es parte de la tendencia que trata de introducir la Iglesia católica del país en varias parroquias para “sintonizar la frecuencia” de la sociedad actual.

Los fines de semana, los devotos que asisten a la iglesia de Tibás son recibidos con un video sobre el evangelio del día, que hace la introducción a lo que será la misa.

Una cámara de video proyecta en las pantallas al sacerdote y a los lectores cuando hacen uso de la palabra. De este modo, hasta quienes toman asiento en las últimas bancas ven y escuchan claramente la celebración de la misa.

Cuando llega el momento de la homilía, cada frase y cada punto importante que explica el sacerdote se refleja en las pantallas. A la hora de cantar, nadie puede alegar que no se sabe la canción pues la letra de ella avanza al ritmo del piano en los monitores.

Los niños ya no corrían por los pasillos, varios se sentaron al estilo “indio” cerca de las pantallas a ver la misa por “tele”, tal y como pasó durante la misa de la 1 p. m. del domingo anterior.

“Hay más participación de la gente durante las canciones y cuando deben responder al salmo, sobre todo porque hay frases un poco largas; pero, como las ven en las pantallas, pueden responder con toda seguridad”, explicó el sacerdote Luis Alfonso Mora, vicario parroquial de Tibás.

Al final, y luego de la bendición, se anuncia el sitio de Internet de la parroquia. Quien desee tener la homilía la recibe por correo electrónico por la red social Facebook.

“La gente viene con la expectativa de qué nuevo verá en la misa. Tratamos de no repetir los videos y las frases durante el mes”, indicó el párroco de Tibás.

PUBLICIDAD

El uso de pantallas tiene la venia de la Curia Metropolitana, que incluso procura que se extienda.

“Creo que vamos caminando hacia el futuro, y no hay una prohibición del uso de estos equipos, que son un apoyo para animar al católico”, manifestó el vicario general de la Arquidiócesis de San José, Guido Villalta.

Arduo trabajo. El costo económico y de horas de trabajo es alto, lo reconoce el sacerdote Mora, pero la respuesta de los fieles lo vale, añade.

“Cada dos meses nos reunimos con la pastoral de la liturgia y definimos la eucaristía, las frases y los videos, e incluso ponemos a interactuar a los fieles. Por ejemplo, un día, jóvenes de las pastorales entrevistaron a otros con video y les preguntaron quién era Jesús; luego se proyectó el video en la misa que hacía referencia a ello”, explicó.

En cuanto al costo económico, el sacerdote indicó que, para la parroquia, significó un gran esfuerzo la compra de las pantallas, pero que los resultados se reflejan en la mayor afluencia de personas.

“Me parece muy bien este esfuerzo; me gustan las pantallas porque así puedo seguir mejor los cantos”, comentó Anías Castro Chaves, quien ocupó un lugar en la misa de las 4 p. m. de ayer, sábado.

La iglesia de Tibás paga a un ingeniero en informática para que maneje el computador donde se visualizan los videos, las frases y las canciones en las misas de cada fin de semana.

“Tenemos los planes de colocar dos pantallas más, para la gente del final. Es un gran esfuerzo que se hace”, agregó el sacerdote Mora.

Las pantallas solo se usan los días sábado y domingo; entre semana se guardan por seguridad. Durante las misas hay personal que las vigila. Colaboró la periodista Marcela Cantero V.

  • Comparta este artículo
Nacional

Iglesia católica ‘engancha’ a sus fieles con misas multimedia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota