No todos los guanacastecos tienen acceso a servicios de calidad

Hospitales de Liberia y Nicoya, un claro ejemplo de disparidad

Los liberianos reciben atención en edificios amplios y agradables a la vista

En Nicoya reinan las fallas de todo tipo; la Caja intervino ayer el centro médico

Últimas noticias

Liberia y Nicoya, Guanacaste. La diferencia en calidad de infraestructura y servicios entre los hospitales guanacastecos de Liberia y Nicoya es tan amplia como los 81 kilómetros que los separan.

En esta provincia, una de las de mayor extensión del país, la atención en salud la sostienen los centros La Anexión, en Nicoya, y Enrique Baltodano, en Liberia.

Este último es un hospital amplio y que prácticamente no tiene problemas estructurales, arquitectónicos ni eléctricos.

No ocurre lo mismo en Nicoya, cuya atención en salud se realiza en unas instalaciones obsoletas e insuficientes para la población que atiende.

Por si fuera poco, justo ayer la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) decidió intervenir el hospital nicoyano, por “debilidades en la gestión”.

Los atributos de uno y las fallas del otro fueron corroboradas por un equipo de este diario, que recorrió ambos hospitales el pasado mes de junio.

Alerta. El Hospital La Anexión presentaba fallas estructurales desde antes del terremoto del 5 de setiembre, con epicentro en Sámara, zona costera ubicada a solo 36 kilómetros de distancia.

De todo el edificio, la única área sin problemas era el Servicio de Emergencias, el cual había sido remodelado dos años atrás.

Juan José Li Kam, director-médico de La Anexión y quien ocupará el cargo hasta el próximo jueves –debido a la intervención–, reconoció, en junio, las fallas en la mayor parte del centro médico.

Paredes agrietadas y sin pintura, equipos viejos y hacinamiento son parte del pan de cada día para los asegurados de Nicoya.

Estas deficiencias se ven incluso en servicios como Neonatología, donde los recién nacidos están junto a paredes a las que se les desprende la pintura con facilidad.

Según informó la Caja hace una semana, el Hospital La Anexión será ampliado y reforzado con una partida de $35 millones.

El proceso de licitación para las obras ya está en etapa de consultas y recepción de ofertas.

El proyecto incluye una torre de hospitalización de cinco pisos.

Cara opuesta. Mientras en Nicoya los asegurados lidian con debilidades en la atención y la infraestructura, en Liberia la realidad es otra.

Eso se debe a que este último ha recibido reforzamientos y remodelaciones en los últimos cuatro años, precisamente porque el hospital presentaba condiciones similares al nicoyano.

Áreas como Nutrición, Lavandería, Hospitalización, Pediatría e incluso el auditorio, son prácticamente iguales a los de otros centros recién construidos, como es el caso del Hospital de Heredia.

Gabriela Murillo, gerente de Infraestructura de la Caja, señaló que modelos hospitalarios como el liberiano o el de Ciudad Cortés, en Osa, serán desarrollados por la institución en aquellos lugares que se caracterizan por las altas temperaturas. Uno de esos casos sería el del nuevo hospital de Puntarenas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Hospitales de Liberia y Nicoya, un claro ejemplo de disparidad