Nacional

Extracción de oro en Miramar está suspendida desde el 2007

Firma canadiense trabaja en reapertura de mina Bellavista

Actualizado el 23 de mayo de 2011 a las 12:00 am

B2 Gold estudia trasladar la planta de procesamiento a 7 kilómetros de ladera

Minaet y Setena confirman primer acercamiento, ‘pero nada formal’

Nacional

Firma canadiense trabaja en reapertura de mina Bellavista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

79654600374815110
Inlinemedia - GN
                         La antigua pila de lixiviación con cianuro en Bellavista. Donald Brown, actual gerente de la mina, sostiene que los deslizamientos cerca de este punto se controlaron y los estudios en aguas descartan contaminación. | JORGE CASTILLO
ampliar
La antigua pila de lixiviación con cianuro en Bellavista. Donald Brown, actual gerente de la mina, sostiene que los deslizamientos cerca de este punto se controlaron y los estudios en aguas descartan contaminación. | JORGE CASTILLO

B2 Gold, firma canadiense que compró la mina Bellavista, busca un sitio más estable para instalar la planta de procesamiento del oro y reactivar operaciones en Montes de Oro, Puntarenas.

La producción está suspendida desde julio del 2007, cuando un alud produjo daños en la zona de extracción del oro y afectó los terrenos ubicados abajo de las pilas de lixiviación con cianuro.

Ahora B2 Gold quiere comprar varias fincas, siete kilómetros ladera abajo de la mina, para instalar allí aquella planta.

Además, sustituiría las pilas de lixiviación con cianuro (expuestas al ambiente) por tanques de agitación, que reducirían el riesgo de contaminación.

Tales planes los confirmó Donald Brown, gerente de la mina Bellavista y representante de Metales Procesados M. R. W., la socia costarricense de B2 Gold.

Agregó que la empresa ya identificó las tierras que le interesan: son al menos 75 hectáreas de terreno “en una zona geológica estable”. Aunque dijo que ya están en proceso de comprarlas, no precisó el monto.

La posible reapertura del yacimiento ya genera criterios opuestos en Miramar. Hay quienes ven la minería como fuente de empleo, mientras otros, incluido el alcalde municipal, Álvaro Jiménez, advierten que la rechazarán con “palos y piedras”, si es necesario.

Ya es conocido. José Francisco Castro, director de Geología y Minas del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet), expresó que esa propuesta de B2 Gold de reubicar la planta de procesamiento no es nueva.

Desde antes de que la mina empezara a procesar oro, en abril del 2005, la anterior firma a cargo (Glencairn Gold Corporation) valoró instalar su planta industrial en un sitio lejos del punto de extracción de roca, recordó.

En el primer trimestre de ese año, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y el Ministerio de Salud dieron los permisos de operación del yacimiento.

Después, la empresa cambió de opinión y puso la planta en el pie de la ladera de la mina, donde luego ocurrieron los derrumbes, en julio del 2007, que la arrasaron.

Ahora, la nueva propuesta incluye reubicar el plantel y cambiar los métodos de extracción del oro, y se presentó en Geología y Minas desde diciembre del 2010.

PUBLICIDAD

Castro explicó que se trata de un plan conceptual, pero que no es un documento formal para pedir la reactivación de operaciones.

Para eso, indicó, se requiere un nuevo plan de estudio ambiental para la planta industrial.

Por su parte, Andrey Bourrouet, viceministro de Ambiente, confirmó que la empresa no ha presentado ningún documento formal en la Setena, en Geología y Minas o en la Dirección de Aguas del Ministerio.

“Sí han conversado con nosotros, para presentarnos el proyecto, pero todo de manera informal”, declaró el funcionario.

Brown aceptó que reabrir y reactivar la operación de Bellavista no será a corto plazo.

Aunque la onza de oro cuesta $1.508 en los mercados internacionales, B2 Gold descarta empezar a operar este año o en el 2012.

  • Comparta este artículo
Nacional

Firma canadiense trabaja en reapertura de mina Bellavista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota