Nacional

Familiares viven tensión detrás de la malla y con celulares en mano

Actualizado el 05 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Familiares viven tensión detrás de la malla y con celulares en mano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se enciende el motor del carro y, mientras el conductor siente la tensión de los músculos y el sudor en sus manos, del otro lado de la malla se nota la misma adrenalina e incertidumbre.

Familiares e instructores de las escuelas de manejo están a la espera del resultado, conversando sobre la suerte y el mal carácter de algunos inspectores, al mismo tiempo que graban con sus celulares cada uno de los movimientos del vehículo que está sobre la pista de conos.

“Si le toca hacer el examen con ‘limón agrio’ ahí si que le fue mal, ese se levanta de mal humor y si tiene que dejar a todos lo que evalúa ese día, los deja; no le importa, cualquier razón dará para que no pasen la prueba”, se quejó Orlando Núñez, quien reparte volantes de clases de manejo en el plantel del MOPT, en San José.

Reacciones. De acuerdo con el evaluador, José Luis Mora, el perfil de la mayoría de quienes hacen la prueba es de jóvenes entre los 18 y 25 años, en donde un 60% son mujeres y el resto, hombres.

Cuando pierden la prueba, casi todos se resignan a devolverse a la casa, pero hay quienes reaccionan de forma violenta.

“Hay gente que responde de forma violenta. Nuestra compañera Ivannia va para un juicio porque cuando le dijo a un conductor que había perdido la prueba, el hombre se bajó y la agarró a patadas”, comentó Mora.

Otros salen del plantel hacia la Contraloría de Servicios para poner la queja sobre la forma en que fueron evaluados.

“Pero nunca las respuestas son satisfactorias. Puse la queja en marzo y aún espero respuesta”, reveló Evelyn Sunsín, quien ha realizado el examen cinco veces.

  • Comparta este artículo
Nacional

Familiares viven tensión detrás de la malla y con celulares en mano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota