Nacional

Precios bajos allá estimulan mercado negro aquí

Contrabando de fármacos desde Nicaragua se disparó este 2013

Actualizado el 27 de mayo de 2013 a las 12:00 am

En cuatro meses se decomisó 100 veces más de todo lo incautado en el 2012

Analgésicos y antibióticos llegan a boticas desde ese país, dice Colegio

Nacional

Contrabando de fármacos desde Nicaragua se disparó este 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Contrabando de fármacos desde Nicaragua se disparó este 2013 - 1
ampliar
Contrabando de fármacos desde Nicaragua se disparó este 2013 - 1

El bajo precio de los medicamentos en Nicaragua se convirtió en un negocio rentable. Comprar fármacos a un precio mucho menor en el país vecino, traerlos a Costa Rica y revenderlos: eso hacen personas y comercios.

Esta actividad se hace subrepticiamente, burlando controles de aduanas y del Ministerio de Salud, requisitos claves para el ingreso de un fármaco y para que pueda garantizarse su eficacia.

Este mercado negro crece de forma apabullante: solo en el primer cuatrimestre del 2013, la Fuerza Pública decomisó una cantidad de producto nueve veces más grande que todo lo incautado en el 2012.

Datos del Ministerio de Seguridad revelan que mientras en el 2010 se decomisaron 618 unidades de medicamentos ilegales en los distintos puestos fronterizos de la zona norte , en el 2011 subió a 4.315 unidades; en el 2012 a 7.323, y entre enero y abril de este año a 67.381 unidades.

La variedad es grande: antibióticos, analgésicos, medicina alternativa o macrobiótica, multivitamínicos, energizantes y anabólicos. Estos son parte de los decomisos de la Policía de Fronteras, la Policía de Control Fiscal (PCF) y el Ministerio de Salud.

“Hay muchísima medicina alternativa y macrobiótica que no tiene estudios que demuestren su eficacia. Hay otros que sí pueden ser de casas farmacéuticas reconocidas, pero en su proceso de llegada al país pueden adulterarse y no ser beneficiosos”, expresó Freddy Guillén, jefe de operaciones de la Fuerza Pública.

Esto representa un giro de 180 grados en el comportamiento del mercado negro de medicamentos entre Costa Rica y Nicaragua. Hasta hace cinco años, Costa Rica era un país que “exportaba” contrabando ilegal de medicamentos hacia Nicaragua; hoy la situación es completamente inversa.

Hasta el 2008, era cosa de todos los días hallar productos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en mercados del sur de Nicaragua. En la actualidad, se encuentran medicamentos nicaraguenses en parques públicos, comercios, y –según sospechas del Colegio de Farmacéuticos– hasta en las boticas.

La ruta. Costa Rica no es zona de paso en este mercado negro, tampoco el consumo se queda en las zonas fronterizas.

Según cálculos de Fuerza Pública, Ministerio de Salud, Policía de Control Fiscal (PCF) y Colegio de Farmacéuticos, este negocio tiene su consumidor en el Valle Central.

PUBLICIDAD

Prueba de esto es que la PCF (entidad que registra menos decomisos pues muchos fármacos no pasan de la frontera), tuvo como lugares con más incautaciones en el 2012 a Río Segundo, Alajuela; La Cruz , Guanacaste; y La Ribera, Belén, Heredia.

La mayoría de estos productos entra en autobús, donde muchas veces se pierden las condiciones ideales del producto.

“Son expuestos a los rayos del sol y a temperaturas muy altas durante horas; eso les resta seguridad y eficacia, y solo empeoraría la salud de la gente”, manifestó Lorena Quirós, directora ejecutiva del Colegio de Farmacéuticos.

En cuanto a cuál ruta toman estos productos desde que ingresan a Costa Rica hasta que son vendidos, los diferentes organismos aún no tienen clara la situación.

“Se tienen sospechas de una ruta, pero son datos sueltos. Al ser un negocio informal, cuesta mucho más identificarlo”, comentó Luis Alonso Bonilla, director de la PCF.

¿Quién los compra? Los posibles destinatarios de esta mercadería no están muy bien identificados, pero los especialistas de distintas dependencias aseguran que hay un público amplio que busca este tipo de productos.

Para el Colegio de Farmacéuticos, hay dos tipos principales de público: por un lado, el contrabando “hormiga” de personas que traen cantidades pequeñas para vender entre familiares y conocidos. Por otro, el de quienes buscan comerciar a mayor escala.

“Muchos de estos van a parar a farmacias, pero todavía no hemos determinado la forma cómo se hace”, manifestó Santiago Bonilla, vocal del Colegio y quien forma parte de una comisión encargada de investigar la entrada de productos ilegales al país.

Para Freddy Guillén, las altas cantidades de unidades decomisadas tienen que ver con el gran número de nicaraguenses que viven en Costa Rica.

“Por la misma población nicaraguense residente en el país es más fácil abrir portillos de entrada a estas medicinas”, aseguró Guillén.

Para Quirós, el principal problema radica en que esto deja abiertos portillos para la falsificación, situación que podría elevar el riesgo para la salud pública. “Es gente que se expone, sin saber, a riesgos muy altos, que pueden perjudicarla mucho”, concluyó la especialista.

  • Comparta este artículo
Nacional

Contrabando de fármacos desde Nicaragua se disparó este 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota