Nacional

Presentadores de los sorteos de la Junta de Protección Social

Quien canta la lotería va por la calle entre palmadas y reclamos

Actualizado el 14 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Jugadores tocan manos y hombros de funcionarios como amuleto de la suerte

Estricto protocolo marca dinámica de los funcionarios durante cada juego en vivo

Nacional

Quien canta la lotería va por la calle entre palmadas y reclamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
De izquierda a derecha: Jorge Rivera Chacón, Miguel García Vargas, Emanuel Montero, Milady Jiménez, Víctor Agüero Piedra, Víctor Elizondo Vega y José Macho Pérez frente al edificio de la Junta de Protección Social, en San José. Mañana se juega la lotería navideña, a partir de las 7 p. m. | PABLO MONTIEL.

Hay que tener sangre fría para cantar la lotería nacional, debido a las estrictas reglas que deben honrar los presentadores de premios.

Empero, hay que tenerla de hielo ante extraños en la calle que reclaman a estos voceros de la fortuna que “nunca sacás mi número”, y hasta volverse un poco de hierro para guardar la calma y el decoro ante la proverbial tocada de hombro “para que me traigás suerte”.

Esas ocurrencias son simples, afirmaron ayer cinco presentadores de lotería de la Junta de Protección Social (JPS), varios de los cuales cantarán mañana el gordo navideño. Otras gracias, en cambio, son actos de malabarismo emocional.

Hace 10 días, en la Feria del Agricultor de Heredia, andaba Víctor Elizondo Vega de compras cuando una vendedora de lotería le pidió “una ayudita de cinco minutos”.

“Pensé que era para cargar una caja o algo. ¡Diay! pues en eso empieza a gritar: aquí el está el muchacho de la Junta, el de la lotería... y ahí se vino todo mundo a comprarle. Cuando pagaban, me pedían tocarles los billetes para traerles buena suerte”, recordó Elizondo.

El colmo, agregó, fue una señora que pasaba por ahí y sacó de la cartera sus propios billetes para el tocamiento de rigor.

A Milady Jiménez (14 años presentando premios, incluidos ocho mayores de la navideña) le han llovido, igualmente, reclamos, incluido uno que llegó a asustarla.

Un día, saliendo del edificio de la JPS a almorzar, un desconocido se acercó demasiado solo para decirle: “usted si es bien salada; nunca me tira el número mío”. Luego dio media vuelta y se retiró.

Joviales y ruidosos, en 50 minutos de entrevista en el edificio de la JPS en San José, hicieron gala de su unión por el trabajo y amistad.

“Yo vivo en Grecia y lo que siempre me pasa, mientras voy durmiendo en el bus, es que me tocan el hombro para preguntarme cuál número salió. Yo nunca me acuerdo porque uno está concentrado en hacer el trabajo y entonces tengo que llamar a mis compañeros a preguntar”, evocó, conteniendo una carcajada, Miguel García Vargas.

Ahora sus colegas le anotan en un papelito el dato al cerrar el día.

PUBLICIDAD

Trabajo de concentración. Aunque García siempre anuncia los números favorecidos, su mente está en otra cosa cuando anuncia las cifras y por eso las olvida.

El protocolo seguido por los presentadores en los sorteos demanda toda su atención y su astucia para enfrentar imprevistos.

Siempre deben poner las manos sobre la mesa y visibles a la cámara, solo deben usar camisas de manga corta, no pueden toser, estornudar, rascarse la nariz, reír...

Todo eso es debido a quejas recibidas de jugadores desconfiados que consideran tales acciones códigos secretos para transmitir señas.

“Ahora, con el micrófono de diadema, hay que aguantar la tos o los estornudos. Antes alejabas la boca del micrófono si era necesario, pero ahora no. Nosotros seguimos un riguroso protocolo”, enfatizó José Pérez Obaldía, con 10 años cantando la lotería y varios anuncios del gordo navideño a cuestas.

Aun así, el grupo saborea con ilusión una tarea cargada de responsabilidades ocultas al público.

“Siempre esperamos que el gordo quede repartido y entre gente necesitada. Solo le pedimos a Dios dar sabiduría a esas personas para mantener sus valores y no perder la perspectiva”, cerró Jiménez.

  • Comparta este artículo
Nacional

Quien canta la lotería va por la calle entre palmadas y reclamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota