Proyecto de ley podría eliminar el “conocido como” de la cédula de identidad y reconocer la identidad de género con la que cada quien se sienta más cómoda

Por: Karen Fernández 14 noviembre
Victoria Rovira, vecina de Sabanilla de Montes de Oca y estudiante de Derecho de la Ulacit. Foto: Albert Marín.
Victoria Rovira, vecina de Sabanilla de Montes de Oca y estudiante de Derecho de la Ulacit. Foto: Albert Marín.

Victoria Rovira Hernández pasó un año preguntando en el BAC si podían darle la tarjeta con su nombre (femenino), pero en cada agencia donde hacía la gestión, nadie podía responderle, hasta que finalmente el 27 de octubre se encontró con una empleada que tuvo la disposición de ir a exponer su caso ante gerencia.

Esa milla extra dada por la empleada bancaria, le permitió a Victoria obtener una respuesta positiva y contar con una tarjeta que reconoce su identidad de género. Para usted podrá ser un detalle insignificante, pero para ella es un gran paso en la lucha por hacer valer sus derechos.

Esta es la segunda entidad que escucha su petición, la primera fue el Banco Nacional de Costa Rica, que desde el pasado 6 de julio le entregó su tarjeta de débito, convirtiéndola así en la primera cliente trans en contar con una.

"Somos respetuosos de los derechos humanos y nuestros procesos tratan siempre de velar por ellos. En 2017 firmamos el acuerdo de San José el cual establece los 10 principios contra la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género", indicó Luis Mastroeni, gerente de Sostenibilidad del Grupo Financiero BAC Credomatic.

Eso sí, la medida aplica solo a aquellas personas cuya cédula tenga especificado en el apartado de "conocida como", para respaldar legalmente el beneficio y evitar que cualquier persona se aproveche para cometer algún tipo de fraude suplantando a otra.

Por su parte, el BNCR nos respondió que con miras a acercarse a diferentes públicos de interés, se creó en este 2017 el programa BN Diálogos, donde tuvieron la oportunidad de conocer el caso de Victoria y analizar la posibilidad desde el punto de vista operativo de entregar las tarjetas a las personas trans con el nombre que ellas quisieran.

Victoria Rovira Hernández (der.) se hizo escuchar por el BNCR y desde el 6 de julio cuenta con una tarjeta de débito a su nombre femenino. En la foto junto a Jéssica Soto, directora de Relaciones Institucionales del BNCR. Foto: Cortesía
Victoria Rovira Hernández (der.) se hizo escuchar por el BNCR y desde el 6 de julio cuenta con una tarjeta de débito a su nombre femenino. En la foto junto a Jéssica Soto, directora de Relaciones Institucionales del BNCR. Foto: Cortesía

"Se realizaron las consultas legales respectivas y el resultado fue posible. En adelante estas personas para cuando requieran una tarjeta, pueden presentarse, explicar la situación y especificar el nombre que desea que aparezca contra su cédula de identidad, –con el conocido como- para que pueda ejecutarse", explicó Jéssica Soto, directora de Relaciones Institucionales del BNCR.

La medida se basa en el artículo 41 del capítulo III del Código de Gobierno Corporativo que en resumen indica que respetarán los derechos y libertades de las personas, sin importar su raza, religión, sexo o posición social, entre otros aspectos.

¿Adiós al conocido como?

El fin de semana anterior La Teja conversó con Natalia Porras, Jimena Franco y Gabriela Sanabria sobre cómo es la vida de ellas en una sociedad donde no se les comprende y, entre los principales reclamos que nos dijeron, estaba el hecho de que el Registro Civil no les reconoce su nombre como el único y en vez de ello siga saliendo el "conocido como".

"Ya es hora de que el Gobierno nos quite el 'conocido como' en la cédula y nos deje solo nuestro nombre (de mujer) para evitar ser tan humilladas en la mayoría de instituciones del Estado. El ‘conocido como’ es una burla para nosotras”, indicó Jimena.

Ante esta contundente afirmación consultamos al Registro Civil sobre si había alguna posibilidad de lograr eso y el oficial mayor del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Guillermo Chinchilla nos indicó que en la Asamblea Legislativa está el proyecto 19.841 (Ley de reconocimiento de los derechos a la identidad de género e igualdad ante la ley en el que se plantea que dicha comunidad se pueda cambiar el nombre a acuerdo al que desee, sin tener que incurrir en todo un proceso legal que involucra la asistencia a un juzgado civil.

"Actualmente existe un impedimento legal de cambiar el nombre de acuerdo a su género, pero cuando la Asamblea hizo la consulta ante TSE para ver la viabilidad de dicho proyecto, en la institución indicaron que sí tiene la posibilidad de conceder el derecho a la identidad con la que la persona se sienta más cómoda. No nos oponemos a dicho cambio, creemos que resulta concordante con la política de identidad de género", explicó Chinchilla.

De este modo, si la ley llega a ser aprobada por los diputados, las personas que lo deseen pueden acudir a pedir el cambio de nombre, sin tener que ir a un juzgado.

Natalia Porras obtuvo su cédula con apariencia femenina desde setiembre del 2009, luego de una larga lucha para que se le reconociera su identidad de género. Archivo Nación
Natalia Porras obtuvo su cédula con apariencia femenina desde setiembre del 2009, luego de una larga lucha para que se le reconociera su identidad de género. Archivo Nación

Otro aspecto que se contempla en la ley es el de modificar también el sexo; sin embargo, este requiere mayor cuidado, pues debe estar armonizado con otras leyes a fin de evitar que se presenten situaciones como la ocurrida con Jazmín Elizondo Arias y Laura Flórez-Estrada donde un error en el que la primera fue registrada como hombre desde pequeña, les permitió unir sus vidas en matrimonio, pese a que la boda entre personas del mismo sexo está prohibida en nuestro país.

"Son dos extremos del mismo proyecto, pero el del sexo debe ser analizado con lupa", agregó el Oficial Mayor.