Nacional

Anegados de arena, los vecinos de playa Caldera viven en un limbo

Actualizado el 19 de julio de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Anegados de arena, los vecinos de playa Caldera viven en un limbo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diego Arguedas

Puntarenas.- Hasta hace un año, a la casa de Mercedes Rosales la separaban otras dos viviendas del mar. Ahora solo hay ruinas.

La mujer, de 73 años, alza pausadamente su mano hasta un punto en la pared, a poco más de un metro de altura, y dice: “Hasta aquí llegó la arena; lo perdí todo”.

Cuando dice que quedó sin nada, se refiere al televisor, la lavadora, la refrigeradora y la ropa. Abre la puerta verde y se asoma un muchacho alto y un cachorro. Al fondo se ve una nevera nueva que le regaló un amigo. Rosales ha ido reconstruyendo poco a poco su patrimonio.

Aquella madrugada de agosto, una tormenta batió la costa con tanta intensidad que todavía resuena en documentos de la Municipalidad de Esparza, el IMAS y en los vecinos que quedan.

Con más de 57 años de vivir en playa Caldera, entre el mar y la ruta 23 –que conecta esta localidad con Puntarenas–, Rosales no recuerda haber visto nunca algo parecido a lo de ese 3 de agosto del 2012.

Sus vecinos, quienes también superan las cinco décadas de habitar la zona, están igual de perplejos ante el fenómeno.

“El mar llegó y pasó seguido hasta la calle. Dejó todo esto lleno de arena”, cuenta Francisco Mora, quien debió cerrar su negocio, el bar restaurante Los Chicos, ahora otra ruina más de la lengua de tierra donde antes vivían.

El problema para ellos es que no quieren abandonar el sitio que ha sido su hogar por medio siglo.

Viven en una zona que el Gobierno no considera apta para residir; las 37 casas fueron declaradas inhabitables por el Ministerio de Salud. Algunos de los vecinos recibieron subsidios del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) para alquilar una vivienda por seis meses y muchas prefirieron cambiarse de localidad a Esparza u Orotina. Pero no todos lo hicieron. “¿Adónde vamos a irnos? Hemos estado aquí toda nuestra vida”, dice Nuria Vargas, otra vecina afectada.

  • Comparta este artículo
Nacional

Anegados de arena, los vecinos de playa Caldera viven en un limbo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota